lunes, 21 de abril de 2014

“Es una burla: nos aumentaron $ 9 por día”

21/04/14 - 00:27 – www.clarin.com

Sí, realmente los jubilados somos los ignorados. No tenemos gremio que nos defienda, por lo tanto no tenemos paritarias, palabrita de moda en estos momentos. Vivimos pendientes de los caprichos de un funcionario para calcular el aumento que, por ley, nos corresponde cada seis meses.
En marzo acabamos de cobrar el último ¿aumento? de haberes. Y fuimos burlados con el porcentaje del mismo, 11%, o sea $ 9 por día. Si consideramos que en los dos primeros meses del año la inflación medida por el Estado fue de el 8%, nos sentimos burlados ya que ahora debemos esperar seis meses para que nuevamente, con bombos y platillos, y con el asentimiento de los aplaudidores subsidiados de siempre, nos comuniquen la nueva burla que se nos hace.
¿Dónde están nuestros representantes en el Congreso? Deberían pedir, exigir que se termine con este abuso al que somos sometidos. Los hijos o parientes cercanos nos ofrecen ayuda para continuar sobreviviendo, pero eso no es agradable para la dignidad de personas que hemos aportado durante más de 40 años para tener una vejez tranquila. ¿Dónde están los gremios anunciando un paro, una marcha, algo, en defensa de los jubilados, que en definitiva fuimos afiliados a los mismos?

Hay movimientos de hijos, de nietos, de madres, de abuelas, pero a favor de otras causas. No hay hijos nietos, parientes jóvenes que acompañen, no con ayuda monetaria, sino con un movimiento, que por ejemplo podría llamarse “Hijos y parientes de jubilados”, una especie en extinción por el alegre abandono al que los somete cada gobierno de turno.
Nos obligan a hacer juicios para reclamar lo que por ley nos corresponde, demorándolos con argucias legales a los efectos de no pagarlos. En fin, los funcionarios creen que con $ 2.700 se puede vivir, mientras los dineros de la ANSeS se reparten para otros fines.

Roberto Vitale
rovitale@ymail.com

Voces, reclamos y esperas de jubilados
Señor director de la ANSeS, Diego Bossio, a fin de que se efectivice la ejecución de la sentencia firme del reajuste del 82% móvil de mi haber previsional, se me exige acompañar planillas actualizadas con el sueldo del personal docente en actividad cada vez que se produce un aumento para el mismo.
A fin de cumplir ese cometido -a mis 80 años- debo presentarme ante la Dirección Administrativa Docente y solicitar que se me entreguen las planillas, trámite que puede llevar más de 3 meses. Una vez obtenida la planilla debo presentarla en la ANSeS, Departamento de Unidad de Atención de Trámites de Alta Complejidad. Mi primera presentación para obtener el reajuste demoró 6 meses. ¿Le parece justo a mi edad y en la era de la informática semejante trámite burocrático?

Susana María Promet
pipiberto@gmail.com


Porque no quiero convertirme en un “caso Schvartzman” más, el jubilado que pese a tener 103 años la ANSeS le seguía demorando el reajuste ordenado por la Justicia. Dado que el tiempo de los jubilados transcurre más rápido que el de las soluciones de los funcionarios, reitero una propuesta realizada hace un año. La creación de un bono previsional que permita saldar la deuda que la ANSeS mantiene de los juicios con sentencia judicial. Según datos de este organismo, durante el pasado año, el pago de éstas representó el 10% de las que están en trámite. Una simple cuenta, sin entrar en detalles, nos indica que a valores constantes, el último décimo de jubilados cobrará dentro de 10 años. Porque aún mantengo las facultades físicas y biológicas en condiciones, considero un acto de estricta justicia que aquellos que aportaron durante toda la vida activa puedan vivir con dignidad el tiempo restante, que nadie sabe cuánto mide.

Juan José de Guzmán
jjdeguz@gmail.com

Los docentes, a costa de tener a nuestros hijos sin clases semanas, consiguieron un 30% de aumento. Convengamos que un sueldo docente es bastante digno en la actualidad, además de poder jubilarse pasados los 50 años de edad, lo hacen con el 82% móvil, cosa que no sucede con un trabajador que aporta a la ANSeS, quien debe trabajar hasta los 65 años, luego del cual recibe miserables $ 2.700. Un jubilado docente, puede seguir manteniendo su autito, un jubilado nacional (ANSeS) se debe conformar con una bicicleta. ¡Qué país desigual es la Argentina” Además, hay que considerar que en marzo recibieron un 11,3%.

Darío Rosa
dario_rosa@yahoo.com.ar

Algunas declaraciones del señor Florencio Randazzo en relación a los maquinistas del ferrocarril que ganan $ 22.000 por mes y que apoyaron el paro de la CGT del 10 de abril han provocado malestar. De ellas surge que el ministro no entiende como ganando esa suma fueron igualmente al paro.
Ante todo tienen libertad para decidir lo que es más conveniente y no tiene nada que ver con lo que ganan, si están de acuerdo con sus objetivos es razonable que se plieguen a la medida.
En cambio, Randazzo perdió una gran oportunidad para referirse a los $ 2.775 por mes que ganan los jubilados, incluidos los ferroviarios. De ese tema guardó estricto silencio. Tampoco habló de sus ingresos como ministro, por lo que sus críticas caen por su propio peso.

Mario Parafati
malepara@yahoo.com.ar

Cuando cumplí la edad jubilatoria para iniciar el trámite, se me informó en la ANSeS que al ser pensionada debía abonar toda la deuda de moratoria para poder jubilarme. Así lo hice, con gran esfuerzo, e inicié el trámite. Como tenía unos meses de servicio doméstico y pese a que los mismos estaban depositados en tiempo y forma y que la verificación la hizo la ANSeS a mi empleadora, se rechazó el trámite.
Decidí volver a iniciarlo el 25 de marzo de 2013, pero sin contar con esos servicios, sólo mis aportes autónomos y moratoria, porque me dijeron que de esa forma el trámite sería mas rápido. Pero pese a ello desde el 17 de abril de 2013 se encuentra en cómputos y liquidación. Llevo casi un año de espera. Tengo que asistir a una hermana enferma en la provincia de Salta y ya creo que esperé el tiempo suficiente.

Elvira Nolasco
mcdimotta@tutopia.com

El arduo trabajo de ser juez y enfrentarse al poderoso Estado

aaja

ASOCIACION CIVIL SIN FINES DE LUCRO CON PERSONERIA JURIDICA  Nº 941/2006

Por una justicia independiente

En un acto oficial (ver min. 34:45, link: http://www.youtube.com/watch?v=rmiCvJy1fjA) la Sra. Presidenta preguntó, en referencia a mi padre: ¿Dónde estaba [ese juez] cuando las jubilaciones estaban congeladas, cuando había 25% de desempleo? ¿Dónde estaban cuando millones de viejos no podían jubilarse porque les habían robado los aportes? No estaban allí para defender los derechos de nadie…” Luego, repitió algunas acusaciones mientras el público, desconocedor, y a la vez leal, arengaba sus banderas y hacía rugir sus  bombos, como traduciendo en ruidos sus inquisiciones.

En primer lugar, que la Sra. Presidenta se dirija personal y directamente a mi padre, que ya es un tema. Pero que se ponga en tela de juicio –parcializando la información- el trabajo de alguien que siempre tomó cargo como un desafío, y sus principios como dirigentes de todas sus decisiones, aún cuando ello significara incomodarlo, es otro.
Desde mi juventud siempre leí, vi y escuché hablar de él en el diario, en la televisión y en la radio. Todo el tiempo supe que ello fue porque siempre, en los países donde falta plata, los Gobiernos se ven tentados a usar la plata de las cajas jubilatorias para otros fines diferentes que para el pago de las jubilaciones. Es mucha, pero mucha caja. Siempre pasó, este gobierno no es el primero. A veces se usa para fines loables y a veces no. A veces, el efecto pernicioso se sufre en el corto plazo y a veces, quienes sufrirán ese saqueo es la clase trabajadora, la que no se jubiló aún. En cualquier caso son fines distintos a los que ordena la ley, y a la justicia le corresponde corregir este uso indebido. Y mi padre, nunca miró para otro lado frente a su deber.

Pero como pasa en todos los ámbitos judiciales, cuanto más tarda la justicia en llegar, más tiempo tiene disponible el deudor para usar el dinero. Y no hay que ser muy versado para saber que para los jubilados, el tiempo es especialmente crucial.

Por ello, ya en el año 1992 (la Cámara Federal de Apelaciones de la Seguridad Social se creó en 1989), la Sala II declaró la procedencia de la vía del silencio de la administración contra la demora en resolver las peticiones de los jubilados. Fue en el Fallo “Galbusera, Dante”. ¿Qué hizo la ANSeS ante la decisión de la Justicia? Apeló y apeló, hasta que recién, la veloz “corte” de los noventa convalidó dicha doctrina en el año 1.999, en el fallo “Villarreal, Clara Baudilla”. Era claro que si la ANSeS dormía los expedientes, era viable la vía del silencio de la administración para que la justicia diga lo que la ANSeS se negaba a decir.

El gobierno menemista siempre quiso recortar el gasto que significaban los abuelos. Así fue que dictó uno de los decretos de necesidad y urgencia más injustos que un gobierno democrático puede dictar. Como si los jubilados tuviesen mucho tiempo para litigar, el presidente Menem –en su primer DNU después de la Reforma Constitucional de 1994- suspendió el trámite de los procesos previsionales durante 6 meses y pretendió prohibir a los jueces dictar sentencia en dicho lapso. Por suerte, no hubo hesitación y la misma Sala II, integrada por los mismos jueces, declaró la nulidad absoluta e insanable de aquél DNU. Algunos dirán “que bien la Justicia, cuanta independencia del poder político” –recuerden que era 1995-. Pero no, la sociedad debe saber que la Sala II fue el único Tribunal que declaró inconstitucional esta norma, que alcanzaba a cinco fueros (incluida la Corte Suprema). El fallo fue dictado en el juicio “Elkan, Tomás Tiberio”.

¿Todo quedó allí? No, claro que no. La Ley de Solidaridad Previsional del año 1995 (uno de los caballitos de batalla del ministro Cavallo para disminuir el gasto público) ordenaba adecuar las causas radicadas en la Cámara de Seguridad Social a un nuevo procedimiento establecido (uno más lento, claro), sin importar el estado del trámite en el que se encontraban y el tiempo que se perdería. Otra vez, la Sala II, el dolor de cabeza para Cavallo y su plan de ajuste hacia los más débiles, volvía a declarar la inconstitucionalidad a través del fallo “Hussar, Otto”

Pero la intención de no pagar era clara. Y una vez más el más débil debió sufrir las consecuencias de su fragilidad. Increíblemente se pretendió decirle a un jubilado “No tengo plata para pagarte”. Así como suena. Esto que parece chabacano y burdo, en los hechos, pretendió argumentarse en la Ley de Solidaridad Previsional que estableció la arbitraria excepción de “falta de recursos” que podía oponer la ANSeS ante los pedidos de reajustes de los jubilados. O sea que, como defensa a su falta de pago como la ley lo ordenaba, la ANSeS podía decir, justificado por ley, “No tengo plata”. Imagínense el daño que ese argumento amparado por ley podría hacer en el ámbito empresarial, y luego piensen sus consecuencias ante un reclamo para pagar la vivienda, la comida o los remedios. La Sala II por medio del fallo “Ciampagna, R.” declaró inconstitucional ese ilógico argumento.

Ahora bien, claro que poco hubiese podido hacer el Estado sin la connivencia de los otros poderes. De ahí surge la famosa corte adicta. Esa “corte” (con minúscula), dictó el fallo “Chocobar, Sixto Celestino”, por el que se dijo que “la obligación estatal de satisfacer el contenido económico de la movilidad jubilatoria encuentra el límite en las concretas posibilidades de cada Estado”. ¿Qué es la movilidad? Básicamente una garantía constitucional que obliga al Estado a respetar una razonable proporcionalidad entre las jubilaciones y el salario de los trabajadores activos. Eso que parece una verdad de Perogrullo, si se analiza un poco se vislumbra su injusticia con claridad (modificá las partidas, pero no dejes de pagarle a un jubilado que no tiene otro ingreso). ¿Qué pasó? Con coraje y convicción, la Sala II, en la causa “González, Herminia” se apartó de dicha doctrina. Por supuesto que  la corte revocó la sentencia de la Sala II y “Chocobar” siguió siendo la doctrina aplicable por 7 años más hasta que la Corte –en su composición actual- dicto el fallo “Sánchez, María del Carmen”.

Ahora bien, otro de los métodos que tiene el Estado para ahorrar plata para las prestaciones jubilatorias, es aumentando la edad jubilatoria. Menos gente se jubila, menos plata tiene que pagar.

Ya durante el gobierno de la Alianza, se intentó eliminar por decreto la prestación básica universal e incrementar la edad jubilatoria de la mujer. Una vez más, a través de una medida de no innovar dictada en el fallo “Carrió, Elisa y otros”, la Sala II suspendió los efectos de ese decreto. Con la caída del gobierno de la Alianza, esta protección cautelar se convirtió en definitiva.

No es una cuestión política. Se trata solamente de proteger los derechos amparados por la Constitución Nacional. Es sólo cuestión de, como justicia, proteger al más débil frente a los avances del poderoso Estado.

Creo que en esa época escuché por primera vez una frase que mi padre repite siempre, ya que la toma como principio rector del ejercicio de la magistratura: “No pretendas ser juez si no te hayas con valor de hacer frente a las injusticias…”. Es verdad que en esa época el poderoso podría no ser el Estado, sino un poder que ordenaba los actos de un gobierno lisa y llanamente fundido. Pero como sea, ese poder hablaba a través del Estado y era la justicia la que debía detener su avance.

También en esos años, la Sala II, en uno de los fallos quizá más trascendentes por el contexto político, y por la injusticia y arbitrariedad de la medida, aceptó el reclamo del Defensor del Pueblo y declaró inconstitucional el descuento del 13% a los jubilados. Por suerte, y sorpresivamente (tal vez por la reacción pública que tuvo la medida –hasta Mirtha Legrand interpeló a Patricia Bullrich en su programa-), este fallo fue cumplido y a los tres días se dictó el Decreto 1.819/02, por el que se dispuso el cese del descuento y la devolución de lo retenido en títulos públicos. Ahí estaba la trampa, ¿En títulos Públicos? ¿En el 2001? Rápidamente, la Sala II declaró la inconstitucionalidad del Decreto 1.819/02 y dispuso la devolución en efectivo. Los títulos, se convirtieron en basura al poco tiempo.

En ambos casos, quien demandó fue el Defensor del Pueblo de la Nación, y en ambos casos, otra vez esa “corte” adicta, rechazó la facultad del Defensor del Pueblo para representar a los jubilados.

Fueron tiempos muy difíciles, no debe ser fácil ser juez y tener como partes litigantes dos antinomias en el 98% de los juicios a su cargo. No debe ser fácil, y menos cuando las cuestiones en juego son prestaciones alimentarias que necesitan respuestas inmediatas y que no pueden quedar libradas a la voluntad de ningún gobierno de turno.

Pero no hay peor justicia que la que no es respetada ¿Para qué tendrá un país un régimen republicano, si el control efectivo por parte de los poderes del estado no se ejerce? ¿Cuánto valor tiene un juez que aparta sus convicciones para que no lo quiten de su cómodo sillón?

La ANSeS, nadie lo puede negar, obligó siempre a los jubilados a litigar. Si éstos no litigan, no ven reajustados sus haberes y no cobran justamente. Es ridículo, pero es así. ¿Qué debe hacer un juez frente a ello? ¿Es natural ese proceso para percibir las jubilaciones? Claro que no, debe cambiar porque es injusto y es el juez el que debe hacer frente a las injusticias. El hombre justo no es el que no comete injusticias, sino el que pudiendo ser injusto, no quiere serlo. Y así debe pensar un juez.

Por ello, esta Sala II, con los votos de los Dres. Fernández y Herrero (mi padre), hizo lugar a una medida cautelar para que se le pague a un jubilado la movilidad ya decidida por la Corte en el fallo “Badaro, Adolfo Valentín”, bajo apercibimiento de una multa personal en cabeza de los funcionarios en caso de incumplimiento. Con esta medida cautelar, se lograba evitar que el jubilado litigue por 7 años para poder gozar de un derecho ya reconocido por la Corte Suprema y que, sin lugar a dudas, 7 años después se le iba a reconocer. El fallo fue “Capa, Néstor”, del año 2009.

Sin quererlo, se abrió la caja de Pandora, y con la intervención de la jueza que votó en disidencia, con denuncias infundadas e incluso violando principios constitucionales, comenzó el intento de acabar con esos jueces irreverentes e irrespetuosos del poderoso Estado.

Hoy estamos en el final. La Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura, por “mayoría”, dictó una resolución en la que imputa “mal desempeño” a los Jueces Herrero y Fernández –¡Pero qué casualidad!- y los citó para ejercer la defensa el 25 de abril de 2014 al mediodía. O sea que mientras se retrasa el juzgamiento del Juez Oyarbide, se cita a declarar a los Jueces miembros de la Sala II.

Antes de la citación, se llegó demasiado lejos con las recusaciones infundadas, que fueron rechazadas finalmente –aunque muy tarde, ya que más de 10.000 juicios quedaron a la espera de que se resuelva- por la Corte Suprema. Sólo estuvieron a favor de las recusaciones el Procurador interino (Dr. Gonzalez Warcalde) y el Dr. Zaffaroni. Cuando leí las opiniones, recordé el dicho que dice que es más importante que un Juez sea buena persona, antes que un erudito del derecho.

Hoy, se culpa de la parálisis de la Sala II a los dos jueces. La Dra. Dorado, quien votó en disidencia en el fallo “Capa”, jamás fue recusada ni denunciada, claro está. Nada se dice de los más de tres años de parálisis que sufrió la Sala II a raíz de las recusaciones de ANSeS. Con una desfachatez inaudita se inventa que el servicio de justicia en la Sala II se vio afectado por un conflicto personal, pero se soslaya la actitud de la jueza Dorado, que le dio trámite a miles de recusaciones arbitrarias y maliciosas planteadas por la ANSeS por la causal de “prejuzgamiento”, contra el tribunal que había rechazado unánimemente, a su vez, la recusación de ANSeS contra mi padre. No se prejuzga en una resolución, sino cuando se adelanta una opinión antes de ella. Por eso debió rechazar de plano esa recusación, y no darle cabida –como hizo la Dra. Dorado- para que, en definitiva, muchos miles y miles de expedientes, no puedan ser resueltos en un tiempo prudencial. Eso afecto verdaderamente el servicio de justicia, y no las mentiras que se invocan en las acusaciones. 

Se cuestiona también las opiniones de mi padre en una nota que concedió al periodista del diario Página 12, David Cufré (http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-209399-2012-12-07.html), cuyo título malicioso le permitió a la Sra. Presidenta en un acto político afirmar que para mi padre “la Asignación Universal por Hijo estaba mal”. Nada más alejado de la realidad; solo basta con leer la nota entera para persuadirse de tal mentira.

En dicha nota, se publicó lo que opina un juez que vive en carne propia los problemas de la administración de justicia de la que forma parte, por ejemplo el colapso del fuero, el incumplimiento de las sentencias, el uso de los fondos del sistema previsional para fines ajenos al pago de las prestaciones, la necesidad de litigar 7 o más años para obtener un derecho que la Corte Suprema ya declaró en varias causas como “Sánchez, María del Carmen” ¿Está mal opinar de hechos públicos y notorios, y denunciarlos para que cambien?¿No es eso un real compromiso?  

Además, se acusó a los jueces Fernández y Herrero desobedecer el art. 195, último párrafo del Código Procesal que prohíbe a los jueces “decretar medidas cautelares que […] de cualquier forma perturben los recursos propios del Estado, ni imponer a los funcionarios cargas personales pecuniarias” (claro, sin tener en cuenta que la Corte Suprema señaló en 2009 en el fallo “Reguera Sara c/ ANSeS s/ejecución previsional”, que esta norma no era aplicable a los procesos previsionales). Pero lo peligroso en este punto es que un órgano de naturaleza “administrativa” y no “jurisdiccional” pretenda revisar la legalidad de una decisión jurisdiccional, arrogándose las facultades que en tal sentido le corresponden a la Corte Suprema como órgano superior. Los varios casos como “Capa, Néstor”, aún esperan que ésta se pronuncie al respecto.

El Tribunal que juzgo las recusaciones, así como los Señores Senadores y Diputados, de distintos espacios, divisaron la actitud de la ANSeS en cuanto ejerce una “…deliberada política institucional adoptada […] para apartar a uno de sus jueces del conocimiento de los expedientes sometidos a su decisión, en lo que puede calificarse como abuso del derecho  (art. 1071 del Código Civil) [...]” (doctrina confirmada por la Corte Suprema en la causa “Aguilera Grueso”, del 2012). Esta “deliberada política institucional” a la que se refiere dicho tribunal,  se ha potenciado –en lugar de desaparecer- con la citación efectuada a los jueces Emilio L. Fernández y Luis R. Herrero, para el próximo 25 de abril del corriente año, al mediodía.

Soy hijo del Dr. Herrero. Pero no es ésta sólo una simple preocupación personal. No escribo esta reseña para que se conozca el dolor de la familia o la sensación de impotencia que genera el hecho de ver como penosos seres sin dignidad, sin otra convicción más que la de servir a intereses personales, pueden poner en jaque toda una vida de trabajo. 

Escribí estas palabras para responder a la Sra. Presidenta y a todos los que se preguntaron lo mismo. Ese juez siempre estuvo en el mismo lugar, ejerciendo la magistratura con firmeza, luchando sin otras armas que sus convicciones, para honrar la investidura que constitucionalmente se le otorgó.

Ser juez no es fácil, y menos lo es cuando la injusticia ha envenenado el árbol. Y la injusticia y la ilegalidad no tienen mayor activo que la clandestinidad.

El 25 de abril de 2014 no se juzgará la conducta de dos jueces, se pondrá en jaque la independencia del poder judicial y las garantías de los ciudadanos. El derecho de todos de tener una justicia que, sin importar los tres gobiernos democráticamente elegidos que pasaron desde que fue creada, honre el mandato que siempre fue el mismo: Dar a cada uno lo suyo.

La clandestinidad y el silencio es el mayor activo de la ilegalidad. Por favor, pasa este mensaje. No es al Juez Herrero o al Juez Fernández a los que hay que proteger, sino que es a la injusticia a la que hay que combatir.

José Ignacio Herrero

Abogado – Hijo

nachoherrero22@gmail.com

lunes, 14 de abril de 2014

“Debió esperar 15 días para su remedio oncológico”

“Debió esperar 15 días para su remedio oncológico”

14/04/14 – Clarin

Mi marido, Gunter Bruno Bieber (DNI N° 93.746.829) padece de un cáncer de estómago y fue en su momento gracias a una carta publicada en Clarín que pudimos conseguir de PAMI las medicinas para realizar la quimioterapia indicada. Esta vez escribo porque ha surgido una nueva situación conflictiva.

Para evitar dolores, mi marido debe tomar una medicina, Metadona, cuya droga es la morfina y requiere por lo tanto dos recetas, la estándar y una especial prescripta por ley. El costo de esta droga es muy elevado por lo cual gestionamos la provisión por medio de PAMI, que la autorizó.

El oncólogo que lo atiende en el Hospital Francés le dijo que por esa única vez le daba la receta ordinaria conjuntamente con la específica correspondiente a drogas. Le indicó que en lo sucesivo debía solicitar dichas recetas a su médico de cabecera.

El jueves 20 de marzo concurrí a lo del médico de cabecera para retirar las recetas que me permitirían efectuar la compra, pero para mi sorpresa una secretaria, de muy mal modo, me informó que el doctor no las hizo y que mi marido tenía que concurrir personalmente.

El 26 de marzo, con mucha dificultad, y haciendo un esfuerzo que no debería, mi marido concurrió al citado lugar y se entrevistó con el doctor. Este le manifestó ignorar que existía una receta de ley para drogas que emite el Ministerio de Salud y le pidió a mi marido que él la consiguiera.

¿Cómo es posible que existan profesionales que manejan la salud de la gente e ignoran lo más elemental de su profesión?

Ante esta situación, el jueves 27, mi marido tuvo que concurrir al Hospital Francés y pedirle a su oncólogo la receta que, finalmente, y después de tanto tramiterío inútil, obtuvo.

Resumiendo, obtener un medicamento que es para calmar dolores llevó 15 días, yo tuve que ir dos veces al médico de cabecera y mi marido enfermo, una vez al médico de cabecera y otra vez al oncólogo La pregunta es: ¿cómo sigue esto? Y si cada vez que haya que obtener una receta deberemos pasar por esta burocracia dilatoria.

Olga Copello ocopello2001@gmail.com

Voces, reclamos y esperas de jubilados
Viendo las cartas de los jubilados me he puesto a pensar que probablemente se les pueda hacer juicios penales a los funcionarios que utilizan los fondos de la ANSeS para otros fines.

Yo no soy abogado, pero el sentido común así me lo indica.

Tendrían que juntarse algunos grupos de jubilados, con sus abogados y la participación de especialistas penales y previsionales y estudiar el tema.

Si se procesa penalmente a estos “malos tipos” por ahí se asustan y pagan lo que corresponde.

Rafael Madero rafamadero@hotmail.com.ar

Por segunda vez debo contarles que los problemas del PAMI son cada vez más graves.

Hace unos días tuve que ir a un médico especialista en Capital, y al presentarme me dijo que lamentablemente debía cobrarme $ 100 si lo visitaba por PAMI. Esto es debido al deficiente pago por sus servicios. Les abonan apenas $ 35 por paciente y tarde. Como soy ciudadano y jubilado, esto ya lo sé y pagué pues es mi salud la que tengo en riesgo. Pero esto no es lo único, sino que debo recibir una medicación oncológica y cada mes se retrasa llegando ya a los 30 días de retraso.

Quiero dejar aclarado que esta carta de protesta es sin bandería política, sino en defensa de mi salud. He pagado regularmente más de 30 años y no para esto.

Horacio Scoppa horacio.scoppa@gmail.com

Soy jubilada docente de la provincia de Buenos Aires y desde que tengo la tarjeta SUBE, con la sola presentación de mi carnet, me realizaban el descuento correspondiente.

Pero algo cambio y por supuesto sin previo aviso, ni respuestas o explicaciones coherentes.

Ahora es necesario registrarse nuevamente con el recibo mensual, DNI y la tarjeta en un centro SUBE que hará el trámite. Por supuesto, esos centros están colmados de jubilados que se enteraron por el boca a boca o por la explicación del colectivero que el sistema anterior había caducado.

Y ahí surgen las preguntas: ¿es necesario que debamos volver a hacer el trámite cuándo ya estamos acreditados con nuestro carnet jubilatorio? ¿Creen que podemos estafar con nuestra condición de jubilados? Están los jubilados en condiciones saludables para estar haciendo trámites desde tempranas horas? No alcanza ya con lo maltratados cotidianos que también debemos soportar que desconfíen de nosotros?

Graciela Tacconi grata49@hotmail.com

Me pregunto ¿dónde quedó mi risa? Sí, siento que tengo muy pocos motivos para reírme, con una pensión no contributiva de menos de $ 1.900 me tengo que manejar sola todo un mes. Me gustaría que me dieran la receta para hacerlo.

Tengo mi casa propia, pero con los ladrillos no como, y lamentablemente se deteriora día a día. Arreglarla, ¿con qué? Tengo una hija casada y dos maravillosos nietos. Al más grande siempre he podido llevarle aunque sea unas golosinas cuando lo visitaba, ahora debo privarme de ese gusto. Y ver la carita de él cuando me dice: “¿Abue, me trajiste cosas ricas? Al bebé de 7 meses no pude comprarle ni un chiche. Me pregunto si esto es justo.

Y para mí recorro y miro la ropa y todo lo lindo desde la vidriera. Tengo 63 años, vivo en Caseros y cuido abuelos o niños, pero no consigo nada de trabajo. Si alguien lee esta carta y necesita de mis servicios, bienvenido sea.

Liliana Marchesini razzaprincesa@hotmail.com

Miren el hoy, no el 2015. Amparados por un seguro sueldo a fin de mes gobernadores y legisladores prometen para el año que viene y se olvidan que nosotros vivimos el día a día. Para ellos parece que el hoy no existe. Pese a aprobar la ley de leyes, el Presupuesto nacional 2014, enviado por la Presidenta, el primer mes, enero, llegó una mega devaluación que no figuraba en línea alguna de lo votado, alterando la vida de todo el país. Los jubilados no hacemos huelga, pero estamos vivos.

Patricio Avellaneda patoave48@gmail.com

lunes, 31 de marzo de 2014

45%

El 45% logró la jubilación por la moratoria previsional

ETIQUETAS

29/03/14 – Clarin

Las jubilaciones vigentes por moratoria suman 2.701.342 y representan el 45,5% del total de beneficios del sistema.

Equivalen al 34,8% del gasto previsional ya que esos jubilados perciben montos más bajos, iguales o cercanos al haber mínimo.

En total la ANSES está pagando 5.938.952 jubilaciones y pensiones por casi $ 20.000 millones por mes. Eso arroja un haber promedio de $ 3.350 por mes. Pero por el cobro de pensiones el haber promedio en febrero fue de $ 4.030.

Según el ANSeS, de las jubilaciones por moratoria de 2013 surge que los beneficiarios justificaron o regularizaron por este sistema 17,3 años. El resto, para completar los 30 años que se requieren como mínimo para la jubilación, fue cubierto con aportes previos y aportes como trabajador independiente posteriores a septiembre de 1993. Los años anteriores a esta fecha son los que pueden ser regularizados a través de la moratoria.

De aquí se desprende que, sin la moratoria, todo este universo de gente no hubiera podido jubilarse porque, además de la edad (60 años las mujeres con opción a los 65, y 65 los varones), está el requisito de los 30 años de servicios con aportes. En una gran proporción se trata de gente que total o parcialmente se desempeñó “en negro”. Aún hoy el trabajo no registrado o informal alcanza al 33,5% de los asalariados (más de 4.000.000 de personas), de acuerdo al último informe del IV trimestre de 2013 del INDEC.

Igual, es sabido que mucha gente de buenos recursos pudo jubilarse o está haciendo el trámite a través de la moratoria aunque nunca trabajaron. En especial mujeres que declaran años trabajados como personal doméstico.

Por esta razón, el titular del ANSeS, Diego Bossio le dijo a Clarín que “la totalidad de las altas que presentan servicios como trabajadores de casas particulares son verificadas previamente al otorgamiento del beneficio. Y en forma adicional al conjunto de verificaciones internas, se realiza una inspección en el domicilio de quien solicita el beneficio y del dador de trabajo declarado en la solicitud del beneficio.

Ismael Bermúdez

domingo, 30 de marzo de 2014

El 45% logró la jubilación por la moratoria previsional

ETIQUETAS

29/03/14 – Clarin

Las jubilaciones vigentes por moratoria suman 2.701.342 y representan el 45,5% del total de beneficios del sistema.

Equivalen al 34,8% del gasto previsional ya que esos jubilados perciben montos más bajos, iguales o cercanos al haber mínimo.

En total la ANSES está pagando 5.938.952 jubilaciones y pensiones por casi $ 20.000 millones por mes. Eso arroja un haber promedio de $ 3.350 por mes. Pero por el cobro de pensiones el haber promedio en febrero fue de $ 4.030.

Según el ANSeS, de las jubilaciones por moratoria de 2013 surge que los beneficiarios justificaron o regularizaron por este sistema 17,3 años. El resto, para completar los 30 años que se requieren como mínimo para la jubilación, fue cubierto con aportes previos y aportes como trabajador independiente posteriores a septiembre de 1993. Los años anteriores a esta fecha son los que pueden ser regularizados a través de la moratoria.

De aquí se desprende que, sin la moratoria, todo este universo de gente no hubiera podido jubilarse porque, además de la edad (60 años las mujeres con opción a los 65, y 65 los varones), está el requisito de los 30 años de servicios con aportes. En una gran proporción se trata de gente que total o parcialmente se desempeñó “en negro”. Aún hoy el trabajo no registrado o informal alcanza al 33,5% de los asalariados (más de 4.000.000 de personas), de acuerdo al último informe del IV trimestre de 2013 del INDEC.

Igual, es sabido que mucha gente de buenos recursos pudo jubilarse o está haciendo el trámite a través de la moratoria aunque nunca trabajaron. En especial mujeres que declaran años trabajados como personal doméstico.

Por esta razón, el titular del ANSeS, Diego Bossio le dijo a Clarín que “la totalidad de las altas que presentan servicios como trabajadores de casas particulares son verificadas previamente al otorgamiento del beneficio. Y en forma adicional al conjunto de verificaciones internas, se realiza una inspección en el domicilio de quien solicita el beneficio y del dador de trabajo declarado en la solicitud del beneficio.

Ismael Bermúdez

domingo, 23 de marzo de 2014

Juicios

Seguridad Social: la AFIP ya genera más juicios que los jubilados

POR ISMAEL BERMÚDEZ-CLARIN
El organismo presenta más de la mitad de las demandas.IMÁGENES

Pilas. Hay 325.000 expedientes de jubilados en trámite./EMILIANA MIGUELEZ

23/03/14

Con 41.661 demandas, la AFIP se transformó en el principal demandante de los nuevos juicios que ingresaron a la Cámara Federal de la Seguridad Social durante 2013. Los reclamos de la AFIP representaron el 54,9% de las 75.893 nuevas presentaciones. Así superan a los 22.448 nuevos juicios iniciados por los jubilados que, en casi su totalidad, reclaman una correcta liquidación de sus haberes.

Las cifras de la Cámara Federal marcan un fuerte crecimiento de las demandas de la AFIP a partir de 2008, cuando se presentaron apenas 8.406 demandas. En 2009 los reclamos más que se duplicaron y luego entre 2010 y 2013 volvieron a duplicarse.

En parte eso obedece a que, con la estatización de las AFJP, muchos de sus empleados fueron transferidos a la AFIP, que así fortaleció su departamento de inspección. También, según fuentes del organismo, a que mejoró la calidad de la fiscalización con tecnología y el cruce de datos. Esas mismas fuentes dijeron que el mayor número de demandas obedece a que muchas empresas presentaron la declaración jurada con las contribuciones y aportes devengados sobre los salarios de sus trabajadores, pero luego no depositaron el monto declarado. Lógicamente, aseguran en la AFIP, los jueces luego confirman la ejecución fiscal reclamada. “En un 83% de los casos las empresas luego regularizaron los incumplimientos que surgen de la propia declaración jurada”, dijeron.

Además hubo más demandas porque en los casos de controversia “de oficio” la AFIP determina las contribuciones y aportes adeudados, en tanto cuando se detecta evasión directamente se realiza la denuncia en los juzgados penales.

Por su parte, se sumaron casi 7.000 demandas del Ministerio de Trabajo y del Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios contra los empleadores por mora o incumplimientos en aportes y contribuciones. También fueron importantes las 4.684 demandas de los retirados y pensionados de las Fuerzas Armadas y de Seguridad contra sus respectivas cajas jubilatorias con reclamos de reajuste de los haberes.

En cambio, y aunque todavía el número es importante (22.448), las demandas de los jubilados fueron disminuyendo. Eso se debe a que la mayoría de las demandas corresponden a los casos Badaro y Elliff. Por la falta de actualización de los haberes durante los gobiernos de Eduardo Duhalde y de Néstor Kirchner (hubo aumentos del haber mínimo y el resto quedó semicongelado) en esas causas la Corte Suprema ordenó reajustar los haberes de los jubilados por el período enero 2002 a diciembre de 2006 de acuerdo a la evolución de los salarios y ajustar por las subas salariales el cálculo del sueldo de referencia para determinar el haber inicial, lo que implicaba jubilaciones más altas. En base a esos fallos entre 2007 y 2012 hubo una avalancha de juicios.

Por esa razón los tribunales previsionales están abarrotados de expedientes: hay 325.000 causas en trámite. En base a estos números, a través de una Acordada, los jueces de la Cámara pidieron a la Corte Suprema la creación de cinco nuevos juzgados para agilizar las demandas y resolver los problemas edilicios que origina la gran cantidad de expedientes.

miércoles, 12 de marzo de 2014

Juicios

Juicios de jubilados: pagarían 45.000 sentencias este año

POR ISMAEL BERMÚDEZ
Es 12,5% más que en 2013. Hay aún 325.000 juicios pendientes y tribunales colapsados.

11/03/14 – Clarin

El Gobierno proyecta pagar este año 45.000 sentencias a favor de los jubilados. Así, intentará reducir la cantidad acumulada de juicios (stock), que ronda los 325.000. Para lograr este objetivo, la ANSeS tiene a su favor que está decreciendo la cantidad de demandas nuevas presentadas por jubilados. Pero aún así, a este ritmo, le insumiría 7 años cancelar la actual cantidad de juicios en trámite, descontando que la gran mayoría sería favorable al reclamo de los jubilados.

El año pasado la ANSeS canceló 39.448 sentencias. Por eso, las 45.000 prometidas para 2014 equivalente a un incremento del 12,5%. Para este año están presupuestados $ 6.500 millones con los que podría hacer frente a las sentencias. Igual, por la mayor inflación e incrementos de la tasa de interés, no se descarta que para cumplir con esa meta, el Gobierno s e vea obligado a ampliar la partida de dinero incluida en el Presupuesto. También porque la Justicia está dictando más sentencias.

De todas maneras, los tribunales previsionales están abarrotados de expedientes. Las 325.000 causas en trámite son las que registran movimientos en los últimos 2 años, pero muchas de las que exceden ese plazo se reactivan cuando se inician trámites sucesorios o por otras razones.

A esto se suman las demandas de los retirados y pensionados de las Fuerzas Armadas y de Seguridad contra sus respectivas cajas jubilatorias. Y se agregan también las demandas y ejecuciones de la AFIP y del Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA) contra los empleadores con mora o incumplimientos en los pagos de aportes y contribuciones a la Seguridad Social.

Por esta razón, a través de una Acordada, los jueces de la Cámara pidieron a la Corte Suprema la creación de cinco nuevos juzgadospara agilizar los expedientes y resolver los problemas edilicios.

Para los jubilados la agilidad del juicio no es menor. A la menor expectativa de vida, se suma que, por los tiempos que insumen los juicios el pago de la retroactividad es importante. Por ejemplo, según datos de la ANSeS, en promedio, en diciembre pasado el monto medio de las retroactividades fue de $ 227.000. Y los casos reajustadosgeneraron un reajuste del haber del 90% (ver infografía).

El titular de la ANSeS, Diego Bossio, dijo que el crecimiento de la litigiosidad previsional tiene una próxima “fecha de vencimiento”porque son muy pocos los nuevos jubilados que tienen razones para iniciar un juicio contra el Estado: fueron apenas 574 en 2013 sobre 321.817 casos.

Eso se debe a que la mayoría de las demandas corresponden a los casos Badaro y Elliff. Por la falta de actualización de los haberes durante los gobiernos de Eduardo Duhalde y de Néstor Kirchner (hubo aumentos del haber mínimo y el resto quedó semicongelado) en esas causas la Corte Suprema ordenó reajustar los haberes de los jubilados por el período enero 2002 a diciembre de 2006 un 88,3%, de acuerdo a la evolución de los salarios y ajustar por las subas salariales el cálculo del sueldo de referencia para determinar el haber inicial, lo que implicaba jubilaciones más altas. En base a esos fallos hubo a partir de 2007 una avalancha de juicios.

A partir de 2009 empezó a regir la “movilidad jubilatoria”, corrigiendo los motivos que habían llevado a la Corte a dictaminar a favor de los jubilados. De todas maneras, aun está pendiente la demanda de la Defensoría del Pueblo de extender Badaro a todos los jubilados que no hicieron juicio – el tema está demorado en la Corte Suprema—y aparecen nuevas demandas por la falta de proporcionalidad entre la jubilación y el sueldo activo de la misma actividad.

sábado, 1 de marzo de 2014

Cartas al Pais de Clarin

“Estoy cesante desde la dictadura militar”

IMÁGENES

“Estoy cesante desde la dictadura militar”

01/03/14 – Clarin

Yo quedé viudo con cuatro pequeños hijos, el mayor todavía no había cumplido 9 años, una nena de 7 años, la tercera cumplió 5 años a los cinco días de morir su mamá, y el cuarto tenía 3 años y medio. Soy maestro mayor de obras, estaba empleado en la Dirección Nacional de Arquitectura, en la ciudad de Rosario, y a los 8 meses me dejaron cesante en la dictadura militar. Todavía estoy esperando que un Gobierno democrático me reconozca los años de servicio para jubilarme.

En estos momentos tengo 75 años y sigo trabajando como docente en una Escuela Técnica, hace ya 13 años. Y con la mínima no me voy a jubilar, porque hay muchos casos, inclusive a jueces que le han reconocido años de servicios para retirarse, ¿y por qué no a mí?

Espero que esta carta sea publicada para que el Gobierno se dé cuenta de que debe respetar las leyes nacionales sobre el empleado público, que al no tener sumario o sancionado, no se lo puede dejar cesante.

Juan C. Tobares j.carlostobares@hotmail.com

Voces, reclamos y esperas de jubilados
Soy el abuelo que se indignó porque la ANSeS le regaló a mi nieta una netbook con dinero que debió destinar a aumentar mi jubilación.

Ahora, la niña que dispone de más información y quiere saber más, me preguntó: ¿qué es la inflación?

Y debí contestarle la verdad. Que la inflación se produce cuando el Estado gasta mal y más de lo que recauda, y tiene que pedir plata prestada. Si consigue que le presten, se endeuda. Si no puede endeudarse, devalúa la moneda. Y con esa devaluación el déficit del Estado lo pagará de inmediato la parte de la sociedad que tiene menos dinero, que es la más débil, porque los que tienen más dinero siempre podrán defenderse mejor ante cualquier dificultad.

Ricardo Cammi ricardocammi@yahoo.com.ar

Siento una desilusión y una indignación terrible con el Gobierno. Trabajé más de veinte años en relación de dependencia, y el resto, a partir de 1986, por cuenta personal. Los aportes previsionales están registrados como corresponde en la ANSeS. El 2 de agosto de 2012 cumplí los 65 años, y aún espero que el Estado comience a pagarme la jubilación ordinaria. Mi expediente es el 024-23-06072937-9-974-1, y desde 2009 se encuentra en Buenos Aires esperando que un milagro lo traiga a la oficina de la entidad homónima de Rosario.

¿Cómo no voy a sentir indignación, si a miles de personas que jamás aportaron un centavo a la Caja de Jubilaciones, se les ha otorgado por cuestiones políticas clientelares el beneficio?

Están haciendo trizas los sueños de muchísimos ingenuos argentinos que siguen creyendo que este estado de calamidad en el cual vivimos se encuentra dentro de los límites democráticos.

Felipe Demauro felipedemauro47@gmail.com

Nosotros, los eternos postergados, llamados mefistofélicamente jubilados, los que recibimos la enorme suma de $ 2.400 (a partir de marzo $ 2.757), es decir la mínima y lo mínimo para pretender subsistir, estamos desamparados.

He visto que la Presidenta ha decidido entregar a los jóvenes “ni ni” $ 600 para que estudien. Y si bien estoy de acuerdo en este subsidio, ¿qué gremio, qué partido político se ha preocupado por defendernos a los jubilados sometidos a este lento morirnos de hambre? ¿Cuánto más deberemos esperar para que alguien se digne a apoyarnos?

Raquel Poltorak rivkapolto12@Hotmail.com

En muchas de las cosas que dice o hace la señora Presidenta no estoy de acuerdo, pero sí cuenta con mi apoyo por lo que manifestó en una red social y es que “nadie puede estar de acuerdo en que se saquee a los argentinos”.

Basado en sus dichos, y con el mayor de los respetos, deseo preguntarle, Presidenta, si usted ha tomado conciencia de que los jubilados también somos argentinos y que usted está saqueando la caja de la ANSeS, derivándolos a proyectos que nada tienen que ver y que deberían ser cubiertos por fondos del tesoro nacional, los que son usados en propaganda se su mal Gobierno. Si en ésto estamos de acuerdo, tenga la plena seguridad de que todos los jubilados y sus familiares le estaremos agradecidos y piense que somos cuarenta millones de argentinos.

Amílcar Balmaceda rambalamil74@yahoo.es

Se suspendieron las prestaciones a sus afiliados en todos los hospitales por falta de pago. ¿Qué piensan hacer las autoridades en lugar de Fútbol para Todos y otros gastos innecesarios?

¿No sería mejor atender las necesidades de la enorme cantidad de ancianos que están sin atención médica? En los centros de atención de PAMI informan que el sistema esta colapsado debido a la gran cantidad de personas que el Gobierno jubiló indiscriminadamente. Sería bueno que haya menos subsidios y más atención a los abuelos.

Osvaldo Mórtola omortola@yahoo.com.ar

Leí hace unos días la carta que publicó Clarín sobre la línea 140, cuyos choferes te dicen que la empresa no respeta el convenio del boleto para jubilados. La solución es llamar a la CNRT, al 0800-333 0300 (es gratuito hasta desde un celular). Hay que pasarle los números de los internos que han cobrado incorrectamente (se entra en la página Web de la SUBE y se puede ver los movimientos de la tarjeta) y sólo con esa información te reciben la denuncia.

Yo he llamado varias veces y he visto los resultados. “No te quejes si no te quejás”, decía una viejísima propaganda.

Gabriela Soto lasotogaby@yahoo.com.ar

sábado, 22 de febrero de 2014

“Una se siente atropellada y estafada”

“Una se siente atropellada y estafada”

22/02/14-CLARIN

Soy jubilada y puedo recorrer los diferentes súper de la zona (los cuatro más importantes), pero además de tener que ir de uno en uno viendo qué producto está más económico, ahora descubrí que, si uno no se detiene 5 minutos a controlar el ticket antes de salir del negocio, los precios de la góndola no coinciden para nada con lo facturado.

El sábado pasado, después de un ratito de discusión, (en DIA) me devolvieron $ 16,30 de diferencia en dos compras. ¡Por suerte salvé el Clarín del domingo!

Otro día compré apio en Wallmart, que en góndola decía $ 9,80 y cuando controlé en casa descubre que me lo habían cobrado $ 14. Todavía no pude ir a reclamar.

Claro dirán, y bueno ... debería quedarse a controlar. Y sí, pero vengo de una época donde la confianza era uno de los valores más apreciados. Que tonta que soy. Ahora nada es igual.

No siempre me acuerdo ni me termino de acostumbrar. Calculo que a mucha gente grande le ocurre lo mismo. Y no pasa por los pesos indebidamente retenidos (buehh, robados) sino porque una se siente atropellada y estafada.

¡La cara de “póker” de los empleados es increíble! Sé que ellos tienen que defender su puesto de trabajo, pero no deberían discutir cuando saben que uno tiene la verdad, demostrado con los tickets vs. comparación con los precios de las góndolas.

En fin, espero que esto se publique para que las personas miren y controlen sus tickets antes de salir de cada negocio, principalmente los jubilados. Es un alerta para esta época donde hoy compramos y mañana ya no sabemos si podremos.

Diana Antonioli daisyalvarez13@hotmail.com.ar

Voces, reclamos y esperas de jubilados
¿Qué significa el aumento del 11,3% a jubilados? ¿Es una broma, una humillación, una limosna? ¿Esto es justicia social? Presidenta, no sé si se da cuenta de que muchas personas esperábamos ansiosamente este cálculo para pagar deudas y otras tantas para comprarse los remedios y llegar a fin de mes con algo en el plato. Sí, porque el tiempo pasa y con él llegan los achaques. Y en esta carrera entre la liebre y la tortuga, donde siempre gana la inflación, existe gente que no lo pasa bien. Le pido reconsidere la situación.

Angela Martínez martanri@yahoo.com.ar

Señora Presidenta, en unos días voy a cumplir 75 años y le digo que no quiero comprar dólares, tampoco me interesa. Sólo le pido, ya que no me pagan lo que realmente debería estar cobrando como jubilado, que la ANSeS, que presta mi dinero, y cobra intereses por ello, me incorpore mensualmente la parte de intereses que me corresponde sobre los seis mil pesos que aproximadamente me retiene injustamente después de más de cuarenta años de trabajo y de los aportes correspondientes. El 11,3% de aumento que anunció, no hace más que depreciar nuestra calidad de vida.

Roque Soria lossoria7@hotmail.com

Gracias señora Presidenta por los $ 9 más que por día voy a cobrar a partir de marzo. Usted en uno de sus discursos dijo que no le gustaba que la tomen por estúpida, a mí tampoco. ¿Sabe?, este aumento lo tomo como una limosna, un 11,3% de aumento contra un 30% de inflación. ¿Le parece justo? ¿Usted podría vivir con $ 2.750 por mes? Apelo a su sensibilidad como ser humano, no nos margine, somos más de 4 millones en esta situación. ¡Escúchenos por favor!

Ruben Diez Trechuelo rubengruta@hotmail.com

Presidenta, le llamó la atención que muchos empleados pudieran comprar unos 300 dólares con sus sueldos y su indignación fue tal que prometió quitarles los subsidios de luz y gas. No importa que otros, como la mayoría de los jóvenes de “La Cámpora”, puedan comprar con sus sueldos entre 2.000 a 10.000 dólares por mes y otros, como algunos jubilados, haciendo alarde de solvencia económica llegan a comprar hasta media docena de medialunas domingo por medio. Para que la justicia sea más equitativa habría que investigar a los que compran medialunas.

Teodoro Cervo tcervo@live.com

Un día decidí jubilarme, 58 años, docente y antigüedad. Inicio el trámite con la alegría de que rápidamente me dieron el turno, claro, en la UDAI de Barracas y yo vivo en Caballito. No me preocupó y hacia allí fui. En cinco meses tuve la aprobación.

Al cobrar mi primer sueldo de jubilada descubro que pertenezco a PAMI y que me dieron de baja en mi Obra Social IOSE. Por malas y dolorosas experiencias no quiero pertenecer a PAMI y por importantes razones de salud necesito IOSE.

Consecuencias: idas y venidas a la ANSeS, IOSE; papeles y notas que escribir; pagar $ 2.034 a IOSE por haberme dado de baja; continuar con el descuento de $599,92 que realiza PAMI (que no me devolverá) y esperar, esperar a que en abril sea solucionado.

Siempre necesito entender las cosas que no me gustan. ¿Dónde estuvo el error? Simplemente debí decirle al primer operador de la ANSeS que mi elección era conservar mi obra social. Yo no sabía y nadie me preguntó y decidió por mí a un costo alto (por lo material y por lo emocional).

Ana María Parise anmarparis@yahoo.com.ar

Días atrás, en un discurso, el gobernador Daniel Scioli comentó los aumentos excesivos de todas las cosas que se vienen produciendo y amonestó a los que lucran con esa situación.

Le comento que soy jubilado y vivo en la localidad de San Antonio de Padua. En 2007, cuando me jubilé, con una gratificación que me dieron compré un Citroen Berlingo, no compre dólares.

La patente anual de 2013 que pague totalmente en una cuota era de $ 625,70. La de este año vino por un total anual de $ 1.641,20 (es decir un 170% de aumento) de la cual pague la primera cuota de $ 364,60. Ahora bien. ¿Quiénes son los que lucran y aplican aumentos excesivos?

En mi condición de jubilado, tengo 71 años, no estoy en condiciones de afrontar esta suma de dinero por la patente de mi auto.

Le ruego quiera dar indicaciones a quienes corresponda para que revean este aumento que me parece excesivo para un jubilado.

Carlos Di Girolamo digirolamocarlos@hotmail.com

lunes, 10 de febrero de 2014

Negación

La negación implica una realidad que es sustituída imaginativamente por otras realidades consideradas como posibles. Jean Guitton

miércoles, 5 de febrero de 2014

11,31% de aumento desde el 1º de Marzo de 2014

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció un incremento jubilatorio a partir del 1 de marzo del 11,31 por ciento que implica un aumento anualizado del 27,35 por ciento, y que se traducirá en 2.757 pesos para la mínima, $4.804 para la media y $20.199 para las más altas. También se increntan la ayuda escolar por hijo un 200 por ciento.

Dicho aumento se traducirá en una jubilación mínima de 2.757 pesos para la mínima, 4.804 para la media y 20.199 para las más altas, según afirmó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por cadena nacional.
Según informó ANSES, a partir del 1 de marzo serán 7.360.957 titulares de derecho quienes recibirán un aumento en sus haberes,  de los que 5,9 millones son jubilados y pensionados nacionales y otros 1,4 millones son titulares de Pensiones No Contributivas (PNC) y ex combatientes de Malvinas.

jueves, 30 de enero de 2014

Pese a polémicas, Alemania aprobó la reforma jubilatoria

La reforma jubilatoria era el primer objetivo de la nueva "gran coalición" de Merkel.

El gobierno alemán aprobó la polémica reforma para reducir la edad de jubilación y subir las pensiones, primer gran proyecto de la nueva "gran coalición" de Angela Merkel que costará miles de millones de euros a las arcas públicas.
La reforma baja la edad de jubilación de 67 a 63 años para trabajadores que hayan cotizado al menos 45 años (es decir, que hayan trabajado sin interrupciones desde los 18 años).También sube las pensiones a mujeres que hayan tenido hijos antes de 1992 y mejora los subsidios por incapacidad laboral parcial. 
El proyecto diseñado por la nueva ministra de trabajo, la socialdemócrata (SPD) Andrea Nahles, entrará en vigor a partir del 1 de julio y costará unos 160.000 millones de euros (218.000 millones de dólares) adicionales hasta el año 2030, una recarga polémica en la Alemania supuestamente austera de la que presume Merkel.  
Después de que diversos líderes económicos fustigaran el aumento del gasto mientras Berlín impone recortes al resto de Europa, las voces críticas sumaron sorpresivamente la del ex canciller socialdemócrata Gerhard Schröder, que consideró la reforma "una señal absolutamente errada" a los socios europeos.  
"La decisiones no sólo cuestan miles de millones de euros de una vez, sino que también producen gastos cada año", escribió en el diario "Bild" para insistir en una pregunta: "¿Cómo se financiara todo esto?".  
La ministra Nahles defendió su plan como un modo de que "le vaya mejor a la gente". "Buscamos más justicia", dijo al presentar la reforma a la prensa. La socialdemócrata explicó que los aumentos "no son un regalo". "Esta pensión es merecida".  
La propia Merkel respaldó a la ministra. "La humanidad de una sociedad se demuestra en su trato a los más débiles, cuando son ancianos y están enfermos", dijo al presentar al Parlamento los planes de su tercer gobierno que asumió hace seis semanas.  

Fuente: http://www.ambito.com/noticia.asp?id=726439

lunes, 27 de enero de 2014

Más juicios contra la ANSeS por ajustes en los haberes

Se resolvieron más casos, pero no alcanza. Entre mayo de 2012 y diciembre de 2013 hubo 49.642 demandas nuevas. Este año el Presupuesto autoriza pagos de sentencias por $ 6.500 millones.

Por ISMAEL BERMÚDEZ-Clarin

Montaña. Expedientes apilados, con demandas de los jubilados, en los pasillos de la Cámara  de la Seguridad Social. Utilizan camiones para trasladarlos de un juzgado a otro./EMILIANA MIGUELEZ

Montaña. Expedientes apilados, con demandas de los jubilados, en los pasillos de la Cámara de la Seguridad Social. Utilizan camiones para trasladarlos de un juzgado a otro./EMILIANA MIGUELEZ

MAS INFORMACIÓN
ETIQUETAS

La ANSeS está pagando más sentencias a favor de los jubilados. Pero por las nuevas demandas, que superan esas liquidaciones, la cantidad de juicios en trámite siguió aumentando: pasaron de 266.145 en mayo de 2012 a 325.121 en diciembre de 2013.

Son 58.976 juicios más, de acuerdo a las cifras difundidas por el organismo previsional.

Como cierre de los números del año pasado, la ANSeS informó que en 2013 “resolvió la cifra récord de 39.448 casos correspondientes a sentencias previsionales”, un 55% más de los resueltos en 2012, con una erogación de $ 5.751 millones.

Y que en sus registros, “existen 325.121 causas en trámite de naturaleza previsional. De éstas, 284.339 son por reajuste de haberes y las restantes son juicios en los que está en litigio el derecho al beneficio o se cuestiona el grado de invalidez del titular o los servicios prestados, entre otros”.

Un año atrás, el 8 de enero de 2013, en un informe similar referido a 2012, la ANSeS comunicó que había entonces 295.917 causas en trámite, de las cuales 257.415 eran por reajuste de haberes. Esto significa que el último año la cantidad de juicios seincrementó en 29.204 casos, en su gran mayoría por reajuste de haberes.

A su vez, en mayo de 2012 en el Informe que brindó ante la Comisión Bicameral de control de los Fondos de la Seguridad Social, el titular de la ANSeS dijo que a esa fecha existían 266.145 juicios, de los cuales el 88% - 234.697 casos—eran por reajuste de haberes. Así, en un año y medio, el stock de juicios pasó de 266.145 a 325.121 causas: 58.976 o un 22% más. Estos números no incluyen los juicios que no registran movimiento en los dos últimos años porque suponen que, por diversas razones (entre ellas, el fallecimiento sin que se continúe el trámite en la sucesión) se desistió de seguir con el juicio.

ANSeS también aclaró que de las 39.448 sentencias resueltas durante 2013, el 21% no generó cambios en el haber y el jubilado siguió cobrando lo mismo porque los aumentos recibidos igualaron o superaron el reajuste del fallo.

Para 2014, el Presupuesto autoriza a pagar sentencias por $ 6.500 millones.

Ese monto alcanzaría para cancelar unas 45.000 sentencias, a razón un promedio de $ 150.000 por jubilado. A eso se agrega el reajuste del haber de acuerdo a los términos de la sentencia.

La mayor parte de los juicios son similares al caso Badaro, cuando la Corte ordenó un reajuste por el período enero 2002 a diciembre de 2006 del 88,3% más la movilidad jubilatoria para los años siguientes. También ordenó, en el caso Elliff, ajustar por subas salariales el cálculo del sueldo de referencia para determinar el haber inicial, lo que implica una jubilación más alta.

En base a esos fallos hubo a partir de 2007 una avalancha de juicios, que se potenciaron por la apelación de la ANSeS. A eso se agregó la demanda de la Defensoría del Pueblo de extender a todos los jubilados, hayan iniciado o no un juicio. El tema está en manos de la Corte. que solicitó informes sobre la situación de la ANSeS. Pero demora en pronunciarse.

“Se burlan de nosotros descaradamente... ”

“Se burlan de nosotros descaradamente... ”

25/01/14 – Clarin

Nosotros, los jubilados con obra social de PAMI, tenemos que ser atendidos sí o sí en hospitales públicos, pero en el caso de tenernos que hacer una cirugía de urgencia (como en mi caso, cáncer de mama), escasean los médicos anestesistas. Por lo tanto, hay que esperar indefinidamente a que nos toque el turno -si es que llegamos vivos- y ver si logramos un lugar en los quirófanos. Y ver después si hay camas de internación.

Quiero dejar en claro que los profesionales son excelentes, así como el personal administrativo, enfermería, auxiliares, maestranza, pero sus esfuerzos no alcanzan frente al deterioro del sistema de salud. Y lamentablemente son quienes reciben toda nuestra bronca.

Yo me pregunto, y les pregunto: ¿es justo la plata que gastan en el fútbol y que no haya fondos para los hospitales de la Ciudad de Buenos Aires? Hospitales que no sólo atienden a los pacientes de Capital, sino de todas las provincias. Todo esto pagado con nuestros largos años de trabajo y con los impuestos que abonamos religiosamente para apoyar a este bendito país.

Se burlan de nosotros descaradamente todos los políticos. Total, ellos se atienden en los mejores lugares y nos miran con desprecio. Y pensar que nosotros les pagamos el sueldo a todas y todos. No tienen vergüenza.

María Teresa de Armendi teresa130141@hotmail.com

 Voces, reclamos y esperas de jubilados
La Presidenta llevaba un buen tiempo sin utilizar la Cadena Nacional para mensajes a la población y entonces me pregunto: ¿Por qué no aprovechó la del miércoles para anunciar el aumento que nos corresponde cobrar a los jubilados en marzo?

Ya es hora de que nos digan de cuánto va a ser el mismo. Como es de conocimiento público, la Ley N° 26.417 dispone dos aumentos por año, a cobrarse en setiembre y en marzo, utilizándose para calcularlos índices mensuales de los dos semestres y entiendo que ya lo deberíamos saber pues el segundo semestre del año que pasó culminó el 31 de diciembre. Como se sabe, ya pasamos la mitad de enero. Si sabemos de cuánto será, podríamos ir gastando a cuenta. ¿O a lo mejor están de vacaciones los risueños y aplaudidores de costumbre para estos anuncios y debemos esperar?

Jorge Ayala jorge.ayala@hotmail.com.ar

Aprovechando la catarata de aumentos que se producen en enero, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires también aumentó el costo de los registros de conducir. Pero además eliminó los descuentos que antes se les daban a los jubilados.

Parece ser que el afán recaudatorio se olvida de que un jubilado no puede abonar por un registro que dura sólo dos años semejante importe ($ 282), por un documento que en el mejor de los casos utilizará para conducir un vehículo las pocas veces en que sea necesario.

De la misma manera mezquina actúa con el pase libre para viajar en los subterráneos, ya que luego de un trámite -que se realiza en una sola ubicación- se otorga a aquellos que perciben la jubilación mínima exactamente, sin considerar por ninguna causa a aquellos que perciben un importe sólo unos pesos mayor.

Espero que tanto el señor jefe de Gobierno como el jefe de Gabinete y el presidente de la Legislatura, se acuerden de que algún día ellos también serán jubilados y no gozarán de las prebendas que hoy les otorgan sus cargos (y por lo cual parece no interesarles la situación de los jubilados).

José Finkielsztain finkiel@hotmail.com

El Gobierno aportó $ 100 millones a la AFA para que el fútbol pueda financiarse y no se paren los torneos.

Acaso las necesidades económicas por las que atraviesa la AFA (que posee socios a quienes recurrir) son diferentes de las que soporta diariamente un jubilado, que no sólo ve reducir su magra jubilación por una inflación galopante, que la Presidenta no quiere admitir, sino que no cuenta con una representación de Jubilados Argentinos Agremiados que luche a su favor. Total, una huelga de jubilados, ¿a quién le importa? ¿Pelota o plato de comida?

Angela Martínez martanri@yahoo.com.ar

Me presento: jubilado de 77 años con 35 de aportes y percibo menos del 50% de la pensión otorgada a los “presos políticos”. O sea, si me hubiera sumado a la subversión que se alzó en armas durante la vigencia de los gobiernos democráticos del matrimonio Perón y de Raúl Alfonsín, además de suculentas indemnizaciones, obtendría esa pensión.

Y transitando por la vereda par de la avenida San Juan al 600, observo lo que fue una hermosa plazoleta convertida hoy en un asentamiento precario.

Me alejé meditando sobre la “década ganada”. ¿Por quienes? Si a alguien le queda alguna duda, a mí no: remítanse a las declaraciones de bienes de las máximas autoridades del país y observarán su crecimiento exponencial durante la misma. Y los “presos políticos” no cabe duda que también la ganaron.

Carlos Alberto Finkel caralfink@yahoo.com.ar

Son realidades. ¿Alguien escucha? Por ahora casi nadie. ¿Escucharán ustedes? Esperemos.

Sólo leamos las leyes. La 25.466 en su artículo 1° dice que los depósitos son considerados intangibles. El Art. 2 dice “ ... el Estado nacional en ningún caso, ... la prohibición de canjearlos por títulos de la deuda pública nacional ...” Art. 3. “ ... serán considerados derechos adquiridos y protegidos por el Art. 17 de la Constitución Nacional” Y sacamos la siguiente conclusión: A) Si lo que los trabajadores depositan en efectivo en la ANSeS, son depósitos privados.

B) Si el Estado, por la Ley 26.222, indicó que se debían repatriar los fondos invertidos en el exterior, estuvo interfiriendo en las actividades privadas, violando el Art. 1 de la ley 25.466.

C) Si ya lo hicieron antes obligando a las ex AFJP a comprar bonos del Estado, que luego no pagaron, también violaron la Constitución Nacional.

Pero como están sentados en las bancas y bajo la cobertura de los fueros, nadie les dice nada. Pero los jubilados seguimos siendo estafados. ¡No nos queda tiempo! Y lo están robando. ¿Alguien escucha? Escuchen antes de que sea demasiado tarde.

Juan Roberto Bell belljuanroberto@yahoo.com.ar

domingo, 19 de enero de 2014

“La ANSeS no está para auxiliar al Central”

19/01/14-Clarin

El vienes 10 de enero el blue rebotó a $ 10,80 y por primera vez la ANSeS salió a vender uno de los bonos en dólares que tiene en forma exclusiva en su cartera para contener la demanda de divisas del mercado. Este es un latrocinio que no tiene nombre. ¿Hasta cuándo seguirá el desfalco de la caja de los jubilados?

Los Fondos de Garantía de Sustentabilidad (FGS) son, como su nombre lo indica, una garantía para el caso de problemas económicos que pongan en riesgo el pago de jubilaciones y pensiones.

Por orden de la Presidenta son usados para auxiliar al Banco Central y frenar la suba del dólar paralelo. Anteriormente se usaron para financiar gastos exhorbitantes de propaganda política, y también llenar los bolsillos de más de un kirchnerista.

¡Qué manera de saquear a los jubilados! Como agregado les vetan la ley aprobada por el Congreso y hacen oídos sordos para lo ordenado por la Corte Suprema.

Necesito que alguien me explique si es legal y ético que la Presidenta disponga de dineros que no le son propios, con el agravante de que la mayor parte es usada en su provecho.

Necesito que alguien me explique si se puede ignorar perversamente a la clase pasiva, ahora en su vejez, que entregó más de 50 años de trabajo honesto para engrandecer a su país.

Necesito que alguien me explique si es que el Gobierno toma ventaja de la situación indefensa de una clase agobiada por los años y el maltrato a que se ve sometida.

Necesito que alguien me explique el silencio cómplice de terratenientes, industriales, profesionales e instituciones, ante el infame despojo de sus mayores. ¿Tendrán temor de que se los acuse de provocar la inestabilidad del Gobierno? ¿Aprueban el arrebato de bienes destinados a una vejez digna, para evitar la suba del dólar?

Necesito que alguien me explique por qué el país está quebrado, no necesariamente por los aumentos previsionales que, prácticamente no existen, ya que la justificación brindada por la Presidenta para vetar el 82% móvil se basó en que según su criterio, su solo criterio, pues fue aprobado por el Congreso en pleno, la aplicación de la ley provocaría la quiebra total del país.

Una vez que ese alguien, con toda sabiduría, con toda honestidad, con toda sinceridad, brinde una explicación a mis interrogantes, podré recuperar la fe perdida.

Silvio Pizarro silviopedropizarro@gmail.com

 Voces, reclamos y esperas de jubilados
El motivo de esta carta es para tratar de encontrar una solución a la situación que atraviesa mi mamá, Alicia Mabel Rodríguez (DNI N°06.507.070), quien gracias a la burocracia y la inoperancia del PAMI y la Clínica Privada Ranelagh, hace 4 años que está en silla de ruedas y a la espera de una prótesis que supuestamente estaba y ahora, como por arte de magia, ya no está.

La historia comenzó en 2010 cuando por la desidia del personal médico de la Clínica Ranelagh mi mamá quedó en silla de ruedas por una artritis séptica no tratada como correspondía.

Gracias a una carta publicada en Clarín el 26 de diciembre de 2011 logramos que mi mamá sea atendida en el Sanatorio Bernal, de los mismos dueños de la Clínica Ranelagh. Allí fue operada con éxito, pero la prótesis es un expansor con antibiótico que tiene que ser cambiado ahora.

Dicha prótesis está autorizada, sólo falta que en PAMI pongan una firma. Necesito una respuesta ya. Mi mamá no puede esperar más.

Carina López cari301080sol@hotmail.com

Soy jubilada, gano la mínima y no puedo pagar taxis para desplazarme. Por haber sufrido un accidente y estar en rehabilitación debo viajar bastante a menudo en subte. Mi condición no me permite subir escaleras y como si fuese un castigo, en casi ninguna estación de subterráneos funcionan las escaleras mecánicas ni los ascensores. Esta situación se vive en todas la líneas, especialmente en la A que, paradójicamente, cuenta con estaciones recientemente inauguradas.

Quiero hacer llegar mi queja a las autoridades de Metrovías y al Gobierno de la Ciudad que no controla.

Elena Oliveto eosmiles7@gmail.com

Sería muy bueno que entre todos pudiéramos hacer que el Congreso trate nuevamente el proyecto de ley para que nunca el haber mínimo sea inferior al salario vital y móvil y que el que aportó 30 años reciba el 82% móvil, pues ya había sido aprobado en su oportunidad, para luego ser vetado por la Presidenta aduciendo que no había fondos para ello.

Como vimos después, los fondos sobraban, pero fueron utilizados por la ANSeS para distintos menesteres, todos muy alejados del fin primordial: los jubilados. Estos hoy padecen o vegetan con jubilaciones y pensiones mínimas. Estas representan una bofetada para quienes las reciben, que poco pueden pagar con esas limosnas que les entrega un Estado que debería cuidar de los mayores y de los futuros jubilados como corresponde. Los fondos se utilizan en su mayor parte para que no se dispare el dólar paralelo, vendiendo bonos, además de otros fines non sanctos, alejados de los medicamentos y alimentos que no se brindan a los pasivos.

Tomás Amadeo t ¿Qué hacemos los jubilados? El país sigue sin rumbo, un pescador con experiencia diría “al garete”, que es una forma de dejar que el río lleve el bote mientras uno tiene el anzuelo arrastrado por el agua, y por ahí se engancha algún pez. Un escándalo tapa al otro, un robo a otro robo y la Presidenta, como la gallina clueca, protege a sus “pollitos” (Jaime, Boudou, Schoklender, Lázaro Báez y Echegaray), mientras se da el gusto, de decir “aquí mando yo” o de vetar el 82% para los jubilados, porque seguramente ella podría vivir muy bien con $ 2.400 mensuales (sin pagar el alquiler de la casa de Olivos).

A mí se me acabaron los calificativos para definir al gobierno de los Kirchner. Indigna la cara de cemento armado que tienen funcionarios, legisladores, y aplaudidores para obedecer las órdenes.

Alberto García agarciacami@yahoo.com.ar

El fondo de ANSeS le peleó a la inflación

En 2013 el FGS ganó un 34 por ciento.

19/01/14 – Clarin

La ANSeS informó que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad llegó a los $ 329.472 millones al cierre de 2013, lo que supone un aumento del 34,6% respecto a los 244.799 millones computados un año atrás. A simple vista, parece una performance bastante módica, teniendo en cuenta que la inflación rondó el 25%, que el dólar blue subió 47% y que el dólar oficial creció un 32%.

Por ejemplo: el índice Merval creció en 2013 un 88,9%. Y según el Instituto Argentina del Mercado de Capitales (IAMC) los títulos públicos subieron un 41,59% en promedio.

De lo poco que se sabe del FGS (el fondo que se formó con el dinero que estaba en poder de las AFJP hasta su renacionalización, a fines de 2008), la ANSeS informó que su cartera está compuesta en un 62,4% por Títulos Públicos Nacionales, un 13,6% en Proyectos Productivos y/o de Infraestructura, un 8,4% en Acciones y un 4,9% en Plazos Fijos.

Diego Bossio, titular de la ANSeS, aclaró que la composición de la cartera reflejó un crecimiento de la participación de los instrumentos nominados en dólares, pasando de representar el 14,3% de la cartera en 2008 al 35,2%.

Buena parte del aumento de los precios, tanto en bonos como en acciones, se explica por la disparada del dólar blue. Todos los activos se ajustaron a ese precio.

Hoy la ANSeS está en el ojo de la tormenta por su participación –no hay datos oficiales, pero el mercado lo da por cierto– en el mercado de bonos, “reventando” en el mercado papeles para influir sobre el precio del dólar Bolsa, aunque con poco éxito y muchas pérdidas..

La otra sospecha, es que los bancos o agente de Bolsa que operan por cuenta y orden de la ANSeS están haciendo jugosas gananciasgracias al volumen y a los precios a los que operan la cartera de su principal cliente. Seguramente Bossio tendrá explicaciones para todas estas dudas.

“El sueño de estar jubilado estalla ante la realidad”

 

“El sueño de estar jubilado estalla ante la realidad”

ETIQUETAS

05/10/13-Clarin

¡Ah, qué placer se siente! A partir de ahora, ¡a disfrutar de la vida! Durante muchos años se ha trabajado. Pero ahora nada de despertador, nada de levantarse con frío o lluvia. Gozar del placer de poder sacarle la lengua al reloj que nos mira desde la mesa de noche. Disfrutar y sentir un íntimo regocijo de un pensamiento de saber que otros están trabajando. Tener como obligación solamente ir a cobrar una vez por mes.

¡Qué lindo es disfrutar del placer de estar jubilado! Nos sentimos así: llenos de júbilo. Hacer realidad el sueño latino, cobrar y no trabajar. Pero hubo aquellos que tuvieron la suerte de hacer el sueño durante su vida por medio de un empleo público y/o político. Ahora todos los que superen cierta edad, podrán hacer el sueño. Pero ...

Si lo que se cobra es el mínimo, ¿dónde estamos? Un poco más abajo de la línea de Plaza Once (Miserere). Y entonces el sueño se pincha, estalla ante la realidad. Volver al trabajo, pero por otra miseria de ingreso. Es que aquellos que jamás tendrán necesidad de jubilarse, pagan miserias por un trabajo.
¿Estarán buscando que se termine la vida más rápido? Hay espacio y comida para todos, repartamos mejor.

Juan R. Bell
belljuanroberto@yahoo.com.ar

domingo, 12 de enero de 2014

“Otra vez nosotros quedamos afuera”

Fuente: www.clarin.com – 11.01.2014

Se fue el 2013 de las manos, y llegó el 2014 lleno de esperanzas, no es para menos. Pero este diciembre que acaba de irse dejó un sabor muy amargo para muchos y entre esos muchos está la clase llamada “caranchos”, en la que me incluyo, y veo que al final nos quedamos afuera.

Era previsible. Los intentos en los medios de Hugo Moyano y Pablo Micheli para acercarnos un bonito de $ 900 era una esperanza, pero no dejaba de ser una utopía. Recuerdo que cuando asumió nuestro nuevo jefe de Gabinete, dijo con énfasis: “No habrá bonos para nadie para las próximas Fiestas”.

Y el pueblo entero así lo entendió. Y comenzaron a trinar las tribunas sindicales y entonces empezaron a salir de la galera de a poco, bonos casi para todos y todas, y en algunos casos cifras no despreciables como las de los cerveceros que lograron unos $ 10.000 en cuotas. O las del personal del Banco Central de $ 9.700, etc. etc. etc.

Asumo mi condición de carancho, pero no soy ni ciego, ni sordo ni mudo y mis neuronas aún funcionan, y veo como Jorge Capitanich tuvo que tragarse el bono que negó y aceptarlo.

Estoy de acuerdo con que los sindicatos hayan pactado con las patronales, pero en el caso del Banco Central, con su estado de terapia, ¿el señor Juan Carlos Fábrega sin autorización de nadie del equipo económico lo resolvió?

¿El director de la ANSeS, Diego Bossio, no puede resolver nada solo? Y así nos quedamos afuera otra vez.

Nosotros no podemos parar las cerveceras ni podemos parar los camiones ni podemos parar los bancos. Y en algunos casos ni apenas nos podemos parar. Entonces todo vale y hasta el 28 de febrero seguiremos con nuestros ingresos de $ 2.477.

Gracias Presidenta por todo lo que nos dio esta década

Beni Cotler benicot2012@hotmail.com

Voces, reclamos y esperas de jubilados
Presidenta, quisiera como un simple jubilado que me explicara cómo un director del PAMI cobra $ 100.000 mensuales, cuando en mi caso, con más de 30 años de aportes, percibo la mínima, o sea apenas $ 2.400 mensuales.

¿No le parece que es inmoral lo que gana este señor? ¿Cómo permite tener funcionarios tan corruptos que se llevan nuestros ingresos y no hace nada? Usted dice que el 82% móvil no lo puede aplicar para los 4.000.000 de jubilados por que no le da el presupuesto, pero la plata se usa para otras cosas. Presidenta, esto es inmoral, no mire para otro lado, no nos margine, no nos robe nuestra dignidad, todos merecemos el mismo trato. ¿O es que algunos tienen “coronita”?

Ruben Diez Trechuelo rubengruta@hotmail.com

Este año los jubilados lo comenzamos huérfanos totales de un Gobierno que nos defienda, nos cuide y nos dé lo que merecemos para poder vivir tranquilos después de haber trabajado toda una vida.

Aparte de no poder comprar lo suficiente por la tremenda inflación, pasamos Nochebuena y fin de año a oscuras, como miles de argentinos. A nadie le importa que los “viejos” se sigan muriendo. Algunos aún tienen una sola fase en sus edificios y por ende no tienen ascensor ni agua. Otros, mucho peor, no tuvieron ni luz ni agua ni ascensor durante varios días.

¿Por qué en vez de enviarnos agua en botellas (cosa que agradecemos) no organizan equipos de electricistas matriculados, que junto a empleados de AYSA y Vialidad formen cuadrillas dirigidas por especialistas de Edesur y Edenor y de esta manera dar respuesta a los miles de ciudadanos indefensos que no saben qué hacer? No pueden seguir tirándose la pelota unos a otros. Presidenta, yo creo que usted quiere resolver este problema, por favor actúe.

Hugo de la Sota hugo.delasota@gmail.com Quiero felicitar y poner como ejemplo para todos los entes públicos o privados, y especialmente al resto de las delegaciones de la ANSeS, al jefe de la UDAI de Pilar, Juan West Ocampo, un verdadero ejemplo de profesionalismo y vocación por atender.

Está en el mostrador atendiendo y resolviendo los temas en forma personal. Felicitaciones y muchas gracias por su cordialidad.

Alejandro Walker walker.alejandro@gmail.com

Si alguien en este Gobierno piensa que los jubilados van a llegar vivos a marzo lamento informarles que lo dudo.

Con una inflación del 3% en diciembre, con aumentos siderales en las expensas, aumentos de todo tipo y $ 2.400 de haber es imposible. Los que no se mueran de hambre lo harán de depresión y angustia. La indiferencia del Gobierno, la oposición y la sociedad en general hacia sus mayores no tiene nombre, o sí lo tiene y se llama eutanasia.

Juicios que no se pagan, mientras se utilizan los dineros de la ANSeS -que son nuestros- como si fuesen suyos. Mi esposo, como muchos otros, murió sin poder cobrar después de ocho años un juicio que ahora es una ejecución de sentencia. ¿Por qué no se decreta el embargo a la ANSeS como debería ser? La letrada se cansa de pedirlo. ¿Por qué señora jueza no lo hace?

Qué cansancio moral y físico sentimos los que no hacemos más que luchar para reclamar lo que es nuestro, mientras otros nos roban la posibilidad de vivir dignamente los últimos años que nos quedan.

Amaya Uralde de Somoza amayauralde@yahoo.com.ar

La decisión adoptada por el ministro Florencio Randazzo de aumentar un 66% promedio los boletos de colectivos en el área metropolitana es absurda y abusiva por donde se la mire al no haberse efectuado ningún estudio de costos donde el promedio mensual que perciben los trabajadores no supera los $ 4.000.

Por ello la Justicia debe tomar la intervención que le corresponde en este tema y dictar una medida cautelar suspendiendo su vigencia hasta tanto existan estudios serios sobre el particular. Y si estos argumentos no son lo suficientemente validos frente a esta medida inconsulta; el Gobierno tampoco convocó a una audiencia pública para analizar los aumentos y sus incidencias en los bolsillos de los que menos tienen.

Además debe estudiar profundamente la situación de jubilados y otros sectores sociales alcanzados por estas tarifas usando la tarjeta SUBE porque allí tampoco hubo análisis de costos ni se tuvieron en cuenta los haberes bajísimos que perciben.

Mario Parafati malepara@yahoo.com.ar

sábado, 11 de enero de 2014

Pocas R y muchas S


El Dr. Juan Hitzig es autor del libro "Cincuenta y tantos" Cuerpo y
mente en forma aunque el tiempo siga pasando.

En la página de Gerontología de

la Universidad Maimónides se lee:

No hay duda de que el ser humano vive cada vez más.
¿Cómo hacer para que esta longevidad no sea una acumulación de dolencias y enfermedades, sino una etapa vital, plena de experiencias y desarrollo personal?
Las ideas centrales de este libro se basan en investigaciones que
demuestran que alrededor de los cincuenta años se encuentra el Punto de Inflexión Biológica que define en qué forma envejeceremos. Profesor de La Universidad Maimónides y reconocido gerontólogo dedicado a estudiar las causas de la longevidad saludable sostiene con humor que:
"El cerebro es un 'músculo' fácil de engañar; si sonríes cree que estás contento y te hace sentir mejor".
Explica que el pensamiento es un evento energético que transcurre en una realidad intangible pero que rápidamente se transforma en emoción (del griego emotion, movimiento), un movimiento de neuroquímica y hormonas que cuando es negativo hace colapsar a nuestro organismo físico en forma de malestar, enfermedades e incluso de muerte. 

Con los años, el Dr. Hitzig ha desarrollado un alfabeto emocional que conviene  memorizar.
Las conductas con R:
Resentimiento
Rabia
Reproche
Rencor
Rechazo
Resistencia
Represión...
Son generadoras de coRtisol, una potente hormona del estrés, cuya presencia prolongada en sangre es letal para las células arteriales ya que aumenta el riesgo de adquirir enfermedades
cardio-cerebro-vasculares.
Las conductas R generan actitudes D:
Depresión
Desánimo
Desesperación
Desolación
En cambio, las conductas con S:
Serenidad
Silencio
Sabiduría
Sabor
Sexo
Sueño
Sonrisa
Sociabilidad
Seducción...
Son motorizadoras de Serotonina, una hormona generadora de tranquilidad que mejora la calidad de vida, aleja la enfermedad y retarda la velocidad del envejecimiento celular.
Las conductas S generan actitudes A:
Animo
Aprecio
Amor
Amistad
Acercamiento
Fíjate que así nos enteramos de que lo que siempre se llamó "hacerse mala sangre" no es más que un exceso de cortisol y una falta de serotonina en la sangre.
Algunas reflexiones más del Dr. Hitzig:
Presta atención a tus PENSAMIENTOS pues se harán PALABRAS.
Presta atención a tus PALABRAS pues se harán ACTITUDES.
Presta atención a tus ACTITUDES porque se harán CONDUCTAS.
Presta atención a tus CONDUCTAS porque se harán CARACTER.
Presta atención a tu CARACTER porque se hará BIOLOGIA.
¡¡¡ Practiquemos !!!
Hace muchos años el poeta Rabindranath Tagore decía: "Si tiene remedio, ¿de qué te preocupas? Y si no tiene remedio, ¿de qué te preocupas?" 

Podría servirnos para aprender a dejar las quejas y los pensamientos negativos de lado y buscar en cada situación el aspecto positivo ya que hasta la peor de  ellas lo tiene. 

De esa forma nos inundaría la SEROTONINA con todas sus eses, la sonrisa se nos  grabaría en las mejillas y todo ello nos ayudaría a vivir mucho mejor ese montón de años que la ciencia nos ha agregado.  Porque, olvidaba escribirlo, el Dr. Hitzig ha comprobado con sus investigaciones  que quienes envejecen bien son las personas ACTIVAS, SOCIABLES Y SONRIENTES.
No las rezongonas, malhumoradas y avinagradas (que nadie quiere tener cerca).
Empecemos hoy practicando las eses frente al espejo para mejorar nuestro humor y cuidar nuestra salud.

¿Estás de acuerdo con el alfabeto emocional?

¿Qué abunda más en tu vida: R o S?
Suena lógico ¿verdad?
Finalmente todo es cuestión de actitud
"Un amigo, viene a tiempo; los demás, cuando tienen tiempo".
Un  Abrazo!

Reforma propuesta


From: silvia_unlugar@hotmail.com
Subject: FW: Reforma jubilatoria- NO AFLOJEMOS CON ÉSTO.ES POR EL BIEN DE TODOS NOSOTROS, LOS CONTRIBUYENTES
Date: Thu, 9 Jan 2014 18:29:06 -0300

Subject: Reforma jubilatoria- NO AFLOJEMOS CON ÉSTO.ES POR EL BIEN DE TODOS NOSOTROS, LOS CONTRIBUYENTES
Date: Wed, 8 Jan 2014 09:10:29 -0300

REFORMA JUBILATORIA

Descripción: Descripción:                                                            Descripción:  http://t2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcR_BHmXY3_LP8DXlMh-oEcAXy6VY46TmPRSu0rBK-l16UPmFonR4ADescripción: Descripción:                                                            Descripción:  http://t1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRYVGo_TchKYL01CJGSv234MLsluvEg9AJ7d4OPI0btDfVwRwmSvQ

EL TEXTO ES BREVE Y SEGURO QUE

LO APROBÁS

DIPUTADOS Y SENADORES..."SE LES VIENE LA NOCHE "

Se pide a cada destinatario que reenvíe este e-mail a un mínimo de veinte personas de su lista de contactos (utiliza CCO) y, a la vez, pida a cada uno de ellos que hagan lo mismo.

En tres días, la mayoría de las personas de este país tendrán este mensaje. Esta es una idea que realmente debe ser considerada y mejorada para el Pueblo

Propuesta de Ley de Reforma del Congreso de 2012 (principios)

1. El legislador (diputado o senador) será asalariado solamente durante su mandato. Y no tendrá jubilación proveniente exclusivamente por el mandato. (éste será un aporte mas)

2. El legislador contribuirá a la Anses. Todo legislador (pasado, presente y futuro) que actualmente contribuye al fondo de jubilación del Congreso pasará al régimen vigente de la Seguridad Social. El legislador participará de los beneficios dentro del régimen de la jubilación exactamente como todos los demás ciudadanos. El fondo de jubilación no puede ser usado para ninguna otra finalidad.

3. El legislador debe pagar su plan de jubilación, como todos los ciudadanos.

4. El legislador dejará de votar su propio aumento de salario.

5. El legislador dejará s u seguro actual de salud y participará del mismo sistema de salud que los demás ciudadanos

6 El legislador debe igualmente cumplir las mismas leyes que el resto de los ciudadanos (INCLUIDO PRINCIPALMENTE EL PAGO DE GANANCIAS)

7. Servir en el Congreso es un honor, no una carrera. Los legisladores deben cumplir sus mandatos (no más de 2 legislaturas), después irse a casa y buscar empleo.
La hora para esta reparación histórica es AHORA.

ES ASÍ COMO PUEDES CONTRIBUIR A MEJORAR EL CONGRESO

Si estás de acuerdo con lo expuesto, reenvía. Si no, borrálo.

Vos sos uno de mis 20 contactos. Por favor, mantén este mensaje CIRCULANDO

Ya que los gobiernos no lo hacen, seamos los propios ciudadanos los que impulsemos este proyecto.