lunes, 8 de febrero de 2016

Anses

Voces, reclamos y esperas de jubilados


Sería bueno que todos los jubilados que estamos en juicio contra la ANSeS por reajuste de haberes conozcamos cuál es la intención política de la actual administración con respecto al tema juicios. Hasta ahora sólo sabemos que el gobierno anterior, pese al compromiso que asumió ante organizaciones de Derechos Humanos, se dedicó en forma casi “artera” a apelar todos los fallos, tanto los de primera instancia como los de segunda.
No conforme con ello, en el caso de fallos de Cámara presentan recursos extraordinarios para seguir dilatando el pago, tal es mi caso después de casi 8 años. Espero que el actual director ejecutivo de la ANSeS se digne a contestar a mi pedido, ya que su predecesor, Diego Bossio, sólo hablaba y publicaba sobre las cosas buenas que estaba haciendo el organismo con el dinero de los jubilados. Como, por ejemplo, los créditos para la vivienda para todos, menos para los jubilados.
Oscar O. Paterno
oscarpaterno@yahoo.com.ar

Señor Presidente, es vergonzoso que se esté planeando dar a los jubilados un aumento del 15% en marzo. Estamos padeciendo una inflación escandalosa y pretenden conformarnos con un 15% para que aguantemos hasta setiembre cuando nos darán otra migaja. Hace pocos días se les dio $ 400 por única vez a quienes perciben la mínima, pero si cobraban unos pocos pesos más no les daban nada. ¿Sabe, Presidente, que esta gente aportó 11% de su sueldo por años? Además, hay cientos de juicios con sentencias favorables. Algunos hechos por personas que superan los 75 años, otros discapacitados, ¿cuándo se piensa dar curso al cobro de los mismos?
Juan H. Giannattasio
juanhgiannattasio@yahoo.com.ar

El 23 de febrero de 2015 inicié el trámite en la ANSeS (Rosario) para obtener el beneficio de Retiro Transitorio por Invalidez como consecuencia de haber sufrido una grave insuficiencia cardíaca congestiva en setiembre de 2011.
El 1° de abril fui citado por la junta médica de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo en la que se me ordenaron tres estudios complementarios a la documentación aportada, y el 22 de abril se me otorgó dicho beneficio.
Luego de casi siete meses mi expediente llegó a una instancia casi definitiva: Código 94-beneficio acordado. Es decir, sólo faltaba un paso más para comenzar a percibir el mismo. Ya pasó un año de haber iniciado el trámite. ¿Semejante y soez demora será responsabilidad del nuevo gobierno o de la impericia de los empleados de la ANSeS?
Leonardo Roia
elleoroia@gmail.com

Desde el 8 de enero se encuentra un nuevo “listado de precios cuidados” con más de 200 productos que fueron eliminados respecto al acuerdo anterior realizado hace 6 meses. Esta desregulación de los precios, impulsada por el Gobierno, produjo una fuerte alza en los productos de la canasta básica y encima ahora se conoce desde la ANSeS que a los jubilados nos darían un aumento de apenas el 15% a partir de marzo. ¿No es un chiste esto de aumentarnos un 15%? Baste decir que de octubre a la fecha existe un aumento inflacionario de más del 30%.
Humberto Carmelo Spuches
humbertocarmelospuches1@hotmail.com

Acabo de jubilarme y la ANSeS me designó el Banco Piano de Floresta para el cobro de mis haberes, a pesar de que tengo domicilio en Belgrano hace más de 15 años. Lamentable decisión
Me presenté a la citada entidad bancaria y me dieron el número 357 (iban por el 109); luego de dos horas y trece minutos exactamente me entregaron mi tarjeta de débito con lo que pude habilitar el Home Banking para realizar todo desde allí.
El siguiente inconveniente fue que dicho sitio no me permitía realizar pagos ni transferencias. Al intentar comunicarme a través del 0810 122 2770, que dispone el banco para solucionar inconvenientes, una voz repitió permanentemente: “Aguarde un momento por favor, en breve nuestros operadores lo estarán asesorando, su llamado es importante”. Tan importante que luego de 43 minutos mi paciencia se agotó esperando en vano. Pregunta obvia: ¿por qué este maltrato a las personas en un momento de la vida donde se les deberían facilitar las cosas?
Luis B. Barrionuevo
luisbrunob@hotmail.com

sábado, 6 de febrero de 2016

“Se quebró la cadera en julio de 2015 y aún no pudimos lograr que lo operen”


Escribo desde las Cataratas del Iguazú, uno de los destinos turísticos más visitados del mundo. Donde, si tenemos en cuenta el caudal de dinero que genera el turismo, los que acá vivimos deberíamos contar con niveles de servicios de lujo. Hasta acá la utopía.
Mi suegro, hijo de pioneros y ex intendente de la ciudad, que salvaguardando su honor y el de su familia renunció a cualquier jubilación de privilegio, es ahora un jubilado más afiliado al PAMI.
Como a muchos adultos mayores les ocurre, en un accidente casero se quebró la cadera en julio de 2015 y hasta hoy, a pesar de haber golpeado las puertas de quienes deben responder, no conseguimos operarlo. Las culpas rebotan al límite de la burla. Desde el doctor, al PAMI, a la falta de insumos, a la falta de turnos para radiografías, a las vacaciones por Nueva York de alguno de los intervinientes. Llegando al punto vergonzoso de internarlo y pedirnos luego regresarlo a su casa.
El es activo, a pesar de lo dolores imaginables de movilizarse con un hueso quebrado. Vive solo, sus hijas lo han provisto de una silla de ruedas para que al menos tenga la libertad de poder preparar su propio mate y salir a disfrutar del jardín. Apelo a la buena voluntad de todos para que unos de nuestros adultos mayores, lleno de energías, y proyectos de vida no baje sus brazos por una operación que en estos días ya no es cosa de otros mundos.
Ingrid Martin
ingridmartin@yahoo.com

viernes, 5 de febrero de 2016

Un fallo de la Corte beneficiaría a unos 300.000 jubilados de las AFJP

Un fallo de la Corte beneficiaría a unos 300.000 jubilados de las AFJP

LA SITUACION PREVISIONAL.Triplicó los haberes de un jubilado que recibió ajustes menores que los que dio la ANSeS. Y debe pagar la diferencia.

La Corte Suprema ordenó aplicar el fallo Badaro y la movilidad de la ANSeS al haber de un jubilado por invalidez que se jubiló a través del sistema de AFJP y estaba cobrando sus haberes (“renta vitalicia”) a través de un compañía de seguros.

Del fallo surge que ese jubilado que recibe $ 7.177 triplicará su ingreso: pasará a cobrar $ 22.730. Y además deberá cobrar la diferencia acumulada desde 2008 hasta ahora entre lo abonado por la compañía de seguros y lo que hubiera cobrado según los aumentos del sistema estatal.

Todo ese dinero deberá ser afrontado por la ANSeS porque es “al Estado a quien va dirigido el mandato constitucional de otorgar movilidad y que, además, es el responsable del diseño, regulación y control del sistema de capitalización que, en el caso, produjo resultados injustos”, dijo la Corte.

El fallo de la Corte beneficia sólo a un jubilado por invalidez, pero sienta jurisprudencia y abre las puertas para que quienes estén en la misma situación puedan reclamar el mismo reajuste, descontando que obtendrán el mismo beneficio.

Según las cifras oficiales, hay alrededor de 300.000 jubilados o pensionados por invalidez o fallecimiento del ex-sistema de capitalización o AFJP (entre 1995 y 2008) para quienes este fallo es un antecedente para reclamar lo mismo. Y se suma a otro anterior también de la Corte que fijó que ningún jubilado del sistema privado puede cobrar menos que el haber mínimo de la ANSeS.

 También por este fallo la ANSeS debe abonar la diferencia entre lo que cobra por su renta vitalicia y el importe del haber mínimo legal, hoy de $ 4.299 mensuales.
Así pasó con el caso Badaro y más de 450.000 jubilados iniciaron juicios, de los cuales más de 100.000 cobraron la retroactividad y el reajuste de haberes igual que el jubilado que ganó la demanda.

En el caso resuelto ayer por la Corte, la diferencia se explica porque el caso Badaro y los ajustes de la ANSeS suman 495,4%, mientras los aumentos dados por la compañía aseguradora desde el año 2008 hasta la actualidad fueron del 87,86%. Esos porcentajes están calculados a agosto de 2015.

Esta diferencia implica para el jubilado “una pérdida de valor de magnitud confiscatoria”, que “implicaría transformar la opción que la ley ofrecía de cobrar la jubilación a través de una aseguradora privada en una renuncia a la movilidad, supuesto que la Constitución Nacional no tolera”, dijo la Corte.

En el Congreso, y para evitar que cada jubilado o pensionado tenga que hacer un reclamo judicial, hay proyectos de ley que ordenan transferir directamente a la ANSeS los fondos de las compañías de seguros de las rentas vitalicias previsionales. De esa manera esos jubilados o pensionados que siguen cobrando sean transferidos a traves de una aseguradora pasen la ANSeS y puedan acceder al haber mínimo y a los aumentos de la movilidad.

Sin embargo, el Congreso nunca trató esos proyectos que ahora vuelven a cobrar actualidad a partir de este fallo de la Corte. Y está pendiente extender a todos los jubilados el fallo Badaro.

jueves, 4 de febrero de 2016

Gran AFANO Gran . . . ¿ donde ? . . . en el PAMI

Escándalo en el PAMI: vendían remedios a 7.500 jubilados fallecidos

Una estafa por $ 500 millones.
Lo detectó la nueva administración. Desde 2013 utilizaban sus nombres para medicamentos caros.


Desde 2013 el PAMI viene pagando la compra de medicamentos de afiliados fallecidos por $ 500 millones anuales. “Ya detectamos 7.500 personas fallecidas que aparecen con la compra de medicamentos con descuento parcial o total del PAMI. Y esto pasó porque no hubo controles internos, no se cruzaba el padrón de afiliados con el registro de fallecidos, había médicos que fraguaban las recetas o les fraguaban las recetas y en muchos casos había connivencia de las farmacias y hasta de la propia industria”. dijo ayer el titular del PAMI, Carlos Regazzoni. El funcionario describió a Clarín el circuito de la “mafia de los medicamentos”. Esos remedios eran luego revendidos en el “mercado negro” a clínicas y farmacias, en un circuito que se realimentaba y crecía mes a mes.
Regazzoni dio el ejemplo de una señora de 80 años que consumía fármacos para la hipertensión arterial a razón de 100 pesos por mes.
“En agosto de 2013, esa señora falleció y sin embargo, nadie en el PAMI reparó que a las pocas semanas empezó a recibir un alto número de recetas de insulina y de tiras reactivas que antes nunca había consumido, y por un valor 10 veces mayor a los consumos anteriores. Además, a pesar de vivir en la Capital, empezó a comprar en farmacias de Ramos Mejía y San Isidro. En total, ya fallecida, consumió fármacos por $ 150.000”.
“En otros casos personas fallecidas empezaron a recibir insulinas y tiras reactivas y dejó de consumir todo su historial de fármacos”, amplió.
También se detectaron casos de personas que aparecen con más de 20 recetas por mes de un mismo medicamento que además fueron compradas en farmacias de cinco provincias diferentes. “Las tiras reactivas eran unas de las favoritas de la mafia de los medicamentos”, enfatizó el titular del PAMI.
Regazzoni dijo que ya habían presentado la denuncia judicial para que la Justicia determine toda la red involucrada, desde las estructuras internas del PAMI, pasando por los profesionales, médicos, farmacias y la industria farmacéutica.
El titular del PAMI también señaló que estaban auditando las cuentas de la obra social, que desde 2011 no presenta balances, y que las anteriores autoridades dejaron una deuda vencida de $ 5.000 millones y un déficit operativo de $ 200 millones mensuales.
Con relación al reciente conflicto por el atraso en los pagos a las farmacias, Regazzoni dijo que habían normalizado los pagos y que todas las farmacias atendían con normalidad a los afiliados.
No obstante, anticipó que el equilibrio de las cuentas y el pago de las deudas atrasadas provendrá de cortar con el fraude y los sobreprecios porque “un tercio del gasto del PAMI se destina a medicamentos cuando en obras sociales similares no supera el 25%”.
En lo inmediato “se acentuarán los controles internos, se están cruzando los datos del PAMI con los de la ANSeS y el padrón de fallecidos, y los de consumo de medicamentos. Todo esto pasó seguramente con connivencia interna”, aseguró.

miércoles, 3 de febrero de 2016

Ganancias - No a Jubilados

Impuesto a las ganancias: Carrió pide subir el mínimo no imponible a $47.430

La diputada de la Coalición Cívica difundió un proyecto de ley que actualiza toda la tabla de deducciones. 

ACTIVA. Lo publicó en redes sociales. (Foto: archivo).
ACTIVA. Lo publicó en redes sociales. (Foto: archivo).
Elisa Carrió propuso modificar el impuesto a las ganancias y adelantó que pedirá subir el mínimo no imponible a $47.430. El proyecto de ley que difundió por redes sociales plantea excluir del pago de ganancias a las jubilaciones y a los que alquilan su vivienda.
"Necesitamos mejorar las condiciones de los millones que todavía son asfixiados por impuestos injustos. Prometí bajar los impuestos y eso vamos a hacer. Por eso les presento nuestro proyecto para aliviar a las clases medias asediadas por la no actualización del impuesto a las ganancias, el mismo proyecto que venimos presentando todos los años", dijo Carrió. Y opinó que no se puede seguir postergando la actualización de este impuesto.
El ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, había dicho en una de sus primeras conferencias de prensa que el Gobierno mandaría al Congreso un proyecto para subir el mínimo no imponible a 30 mil pesos. En Córdoba, días atrás, el Presidente ratificó que la propuesta se presentaría en marzo.
Sin embargo, la dirigente aliada de Cambiemos pidió una cifra más alta. En el proyecto que irá a Diputados en los próximos días se muestra una nueva tabla del impuesto a las Ganancias, que quedaría así:

"Nuestro sistema tributario se convirtió en una política recaudatoria altamente regresiva afectando a los sectores vulnerables y a las clases medias", dice la propuesta que llevará la firma de Carrió, Fernando Sánchez, Alicia Terada y Leonor Martínez Villada.
Y señala que el propósito de la iniciativa es disminuir los efectos nocivos que tienen la inflación y la presión fiscal que hoy llega a muchos asalariados que no deberían pagar impuesto a las ganancias, o deberían hacerlo en menor medida. Otra novedad, es que propone una actualización automática del mínimo no imponible en base a una variación del IPC elaborado por el INDEC.
El proyecto completo: 

Proyecto de Ley: Impuesto a las ganancias

martes, 2 de febrero de 2016

sábado, 30 de enero de 2016

Agradecimiento al PAMI

Cartas al país

“Los poquitos momentos de felicidad de María fueron gracias al PAMI y su gente”

Agradecemos profundamente por todos los años de contención brindados a mi prima María de la Concepción Beccacece (persona con patología cerebral severa y crónica, totalmente dependiente desde su adolescencia) quien fuera incorporada generosamente al PAMI tras la muerte de su padre, hace años. Ella falleció hace unos días.
Ya siendo estrictamente necesario fue alojada en la residencia “Las Martas”, en Alfredo Bufano 2154, con Claudia, Darío y Adriana al frente en la cual recibió lo más ponderable: amor en sobredosis.
Recíprocamente, por su bondad y luminosidad, ella dejó su huella imborrable. En la última etapa, con un cruel ACV a cuestas, sumado a la costosa medicación que le suministraba desde hacía años, el PAMI proveyó todos los especialistas solicitados, traslados, internaciones, cama ortopédica, colchón antiescaras, silla de ruedas, en fin, algo ni siquiera fácil de enumerar.
No quiero olvidar la calidez y capacidad de los doctores Lara y Larcher, la sensibilidad y eficiencia de los empleados Cecilia Lettieri y Claudio Cimini del PAMI 7 y a todas las personas que la atendieron, preocupadas siempre por su calidad de vida y por darnos un fuerte apoyo a “los muy pocos de siempre” que estuvimos cerca, acompañándola.
Es correcto exigir que no se vulneren nuestros derechos y pidamos recibir la atención que merecemos, pero en casos como éste es una noble obligación dar las eternas gracias, porque María a lo largo de su vida tuvo poquitos momentos de felicidad y, la gran mayoría, merced a la tutela del PAMI y su gente.
Jorge Labanca acnabal@hotmail.com

viernes, 29 de enero de 2016

Se paga el oxígeno. ¿ Y el PAMI ?

Mirta es jubilada y está pagando de su bolsillo las cargas de oxígeno que necesita para vivir ya que PAMI no cumple con su obligación. Firmá y compartí para que PAMI se haga cargo de esto, es lo que corresponde.

.@PAMI_org_ar Cubran la carga de oxígeno para poder seguir viviendo

MIRTA LILIANA PRIETO GENOVESE
Buenos Aires, Argentina
Mi nombre es Mirta Liliana Prieto con DNI nº 10717492, tengo 62 años y soy paciente con Epoc severo,  oxigenodependiente, y Pami es mi obra social.  
Tendría que encargarse de la cobertura de la provisión del mismo y no lo hace.  Tengo una carga de oxígeno semanal por 420 pesos y estoy pagando eso más el alquiler mensual por 4200 pesos del reservorio que me provee la empresa Oxi-net.  La empresa tiene órden de retirar el aparato si no se hacen los pagos correspondientes.  
La policía no me toma la denuncia porque no es un delito, me dijeron que si se llevan el aparato tengo que ir a un hospital para que me lo provean ellos.  Tengo que mostrar los pagos efectuados porque siempre me dicen que se llevarán el aparato y eso significa para mí un  mal momento porque vivo con eso.  
Que alguien me ayude, soy jubilada y no puedo hacer frente a ese importe, mi estado de ánimo varía con cada pago porque está el riesgo de que me dejen sin lo que necesito  para respirar.

jueves, 28 de enero de 2016

La venta de remedios a jubilados se normalizará "en estos días", aseguran desde el PAMI

La venta de remedios a jubilados se normalizará "en estos días", aseguran desde el PAMI

Problemas en farmacias de Capital
Lo afirmó el director ejecutivo, Carlos Regazzoni y estimó que la recomposición de la deuda total con los comercios demorará "unos cuatro meses".


 El Director Ejecutivo del PAMI, Carlos Regazzoni, aseguró que "en estos días" habrá una "normalización casi total" en la venta de medicamentos a jubilados en farmacias de la Ciudad de Buenos Aires, y que "ya se van a ir viendo cambios", aunque estimó que la recomposición de la deuda con los comercios "va a demorar unos cuatro meses".
De todas maneras, aclaró que la entidad "trabaja con casi 14 mil farmacias en todo el país", y que solo hubo problemas en unas 120 en la Capital Federal, y con medicamentos que tienen el 100 por ciento de cobertura.
"Ya hoy se van a ir viendo cambios, y en el curso de estos días se va a ir normalizando la situación. Las farmacias están haciendo un esfuerzo importante para acompañarnos, y entienden que va a demorar unos meses la recomposición de la deuda. Pero en estos días ya van a ir viendo una mejoría del servicio y una normalización casi total", expresó.
En declaraciones a radio Mitre, el funcionario resaltó que "hubo problemas en Capital solo para los medicamentos que tienen 100 por ciento de cobertura", aunque resaltó que en el resto del país "el sistema está trabajando bien".
Leé también: Por la deuda del PAMI, limitan la venta de remedios a los jubilados
De todas maneras, y pese a afirmar que desde su asunción se logró reducir "bastante" la deuda que mantiene con los comercios, advirtió que la entidad tiene "un déficit operativo de unos 200 millones de pesos".
Ayer, desde el sector empresario denunciaron que alrededor del 30% de de las farmacias de la Ciudad de Buenos Aires habían dejado de vender medicamentos "esenciales" a los jubilados debido a la deuda que el PAMI mantiene desde octubre.
Leé también: Entre las irregularidades del pasado y un futuro incierto
Tras reunirse ayer con entidades farmacéuticas, Regazzoni admitió hoy que "se va a demorar" recomponer el total de la deuda que tiene el organismo. Consideró también que es "compleja" la situación del sistema de salud en la Argentina, aunque dijo que trabajará para "cuidar y mejorar" al PAMI.
"El PAMI es una herramienta extraordinaria en cómo fue concebida, para lograr llevar salud a la población mayor. En la mayoría de los países del mundo no hay algo parecido, con lo cual tenemos un sistema que hay que cuidar y mejorar", expresó.

miércoles, 27 de enero de 2016

Los remedios y El PAMI - parte 3 -

Entre las irregularidades del pasado y un futuro incierto

Escenario
El PAMI tiene una deuda total vencida de $ 5.000 millones. Es el gran desafío a resolver por la nueva gestión.


El PAMI está en una encrucijada. Tiene una deuda vencida de $ 5.000 millones. Con los hospitales públicos son unos $ 1.000 millones, otros $ 2.000 millones con los prestados privados y $ 2.000 millones con farmacias y laboratorios. Y carga sobre sus espaldas con denuncias de todo tipo y quejas por el déficit de sus prestaciones.
Algunas de esas deudas datan de 2012, que se fueron cancelando sólo en forma parcial, con ajustes por intereses y más deuda.
A esto se agrega un déficit operativo mensual de unos $ 200 millones que agranda su endeudamiento.
Aunque la ley de creación del PAMI dice que es “una entidad jurídica de derecho público no estatal, autónoma y autárquica, con individualidad financiera y administrativa”, la historia de sus más de 40 años está salpicada de fraudes, irregularidades –muchas documentadas en informes de la AGN (Auditoria General de la Nación).
En tanto, la obra social de los jubilados no recibe ni tiene previsto percibir aportes del Tesoro Nacional, que ya le canceló o devolvió los préstamos que hizo a través de las Letras que suscribió en los últimos años.
El PAMI tiene para este año un presupuesto de $ 82.000 millones que se obtendrá de la recaudación por las contribuciones y aportes de los trabajadores activos y pasivos.
En promedio son unos $ 7.000 millones por mes que se gastan íntegramente en el pago de los servicios que presta a 5.500.000 personas, número que viene en aumento por el incremento de la cantidad de jubilados, en gran parte por las moratorias. También los gastos van en aumento por el fuerte incremento de los insumos y equipamientos médicos importados y de los precios de los medicamentos (en diciembre, los precios de los remedios al público subieron el 18,8% más que el 14,5% de la carne, según la Dirección de Estadísticas porteña).
 El PAMI casi no tiene servicios propios. La atención se brinda a través de más de 20.000 prestadores públicos y privados, todo esto administrado a través 39 delegaciones regionales, 715 sucursales y 15.000 empleados.
El Defensor de la Tercera de la Edad, Eugenio Semino, le dijo a Clarín que “el PAMI arrastra problemas graves de prestaciones, como provisión de oxígeno, demoras en el otorgamiento de prótesis y, más grave aún, en internaciones geriátricas. En muchas zonas del país faltan camas para atención de enfermos agudos y de terapia intensiva”. Y agregó: “es cierto que la anterior gestión dejó deudas impagas, pero actualmente hay cortes en la provisión de medicamentos a instituciones y pacientes y también en el pago de subsidios sociales”.
Semino también dijo que “está muy bien que se investigue a la anterior administración, pero hay que resolver los problemas actuales, incluido la relación y los contratos con los prestadores que en muchos casos son parte del problema”.
¿Cómo saldrá el PAMI de este atolladero?, es la pregunta que se formulan cientos de miles de adultos-mayores que penan por una atención en tiempo y forma acorde a los tiempos actuales.
“Se requiere un esfuerzo financiero y de regulación de los gastos y nuestro compromiso es alcanzarlo hacia mayo-junio de este año”, respondió el titular del PAMI, Carlos Regazzoni.
 El desafío es mayúsculo porque el pasado del PAMI –investigado a fondo con la sanción a sus responsables– no puede ser una excusa o argumento para que sus afiliados no cuenten con un nivel más alto y no más bajo de prestaciones. Más y no menos cobertura. Y más certidumbre de que van a ser atendidos acorde a los avances de la medicina y famarcología.

Los remedios y El PAMI - parte 2 -

Por la deuda del PAMI, limitan la venta de remedios a los jubilados - parte 1 -

Un trastorno para 5,5 millones de afiliados
El problema se da sobre todo en Capital. Según los farmacéuticos, impacta en el 30% de los comercios. Clarín verificó el problema en una recorrida. En la obra social se comprometieron a regularizar la situación.


Pasados los 70 años, con canas en la cabeza y cansancio en el cuerpo, recorrer cinco farmacias para conseguir las pastillas para la presión no es un plan agradable para nadie. Mucho menos en estos días de calor agobiante. A muchos jubilados, sin embargo, no les quedó alternativa. Porque farmacias de todo el país, frente a una enorme deuda del PAMI, comenzaron a restringir la venta de medicamentos clave para los 5,5 millones de afiliados de esa obra social. Su titular, Carlos Regazzoni, ayer culpó a la gestión anterior y se comprometió a regularizar la situación.
El Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal fue el primero en hacer pública la crisis, al advertir que en la Ciudad “el 30% de las farmacias ha dejado de atender PAMI”. Según Rubén Sajem, presidente de la sección de Farmacéuticos de la entidad, 120 de las 400 farmacias porteñas tienen suspendida la obra social. Especialmente, detalló, para los remedios con cobertura del 100%, que son los más caros y los que se indican para enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión arterial o el colesterol.  El dato cobra relevancia porque cerca del 70% de los 13 millones de medicamentos que se compran cada mes a través de PAMI no tienen costo para el afiliado.
Explican en el sector que a la crisis se llegó porque en octubre, al llegar las elecciones, la obra social comenzó a pagar en cuentagotas y llegó a acumular una deuda de 1.800 millones de pesos con las farmacias. Eso hizo que los farmacéuticos pasaran a cobrar los remedios que les entregaban a los afiliados en un plazo de hasta 120 días, en lugar de los 45 habituales. Mientras que ellos debían pagarles puntualmente a sus proveedores, las droguerías, en 10 a 20 días. Un desbalance que se fue haciendo insostenible, en especial para los comercios chicos y medianos.
“Pero hay dos problemas más –agregó Sajem– que agravaron todo: el aumento de precios de los medicamentos, que nos hace perder dinero si cobramos a precios de cuatro meses atrás. Y también que el PAMI desde 2001 nos paga con un descuento obligatorio del 20%, que deja un margen mínimo.” En la Provincia de Buenos Aires, donde no hay megacadenas de farmacias, los faltantes también se sienten. “No son los más grandes, pero hay locales de barrio que no pudieron aguantar y debieron interrumpir la prestación”, confirmó Julio Alvarez, titular de la Cámara de Farmacias Bonaerense.
En una recorrida por el Sur de la Ciudad, Clarín pudo comprobar problemas en varias farmacias. “Desde que PAMI se atrasó, no atendemos más a los llegan con recetas con 100% de descuento. Lamentablemente, no les podemos vender”, contaron en la farmacia Figari, de Barracas.
Hay gente que se te pone a llorar. Una señora nos imploraba y se nos partía el alma, pero no podemos hacer nada. Les decimos que se fijen a otro lado”, lamentaron en la Nuevo Patricios, una farmacia de La Boca que también dejó de vender muchos remedios con 100% de descuento para los jubilados.
En otro local de San Telmo, en Juan de Garay y Defensa, lo que decidieron fue vender con el descuento sólo los remedios de laboratorios que les den mayores plazos de pago. Y para el resto, ofrecer opciones similares que los pacientes no siempre aceptan. “Les explicamos la situación y les damos lo que podemos”, señalaron.
La nueva conducción del PAMI reconoció los problemas y los atribuyó a la “situación financiera alarmante” que heredó. Carlos Regazzoni, director de la obra social, acusó a la administración kirchnerista de “haber dejado de pagarles a las farmacias” en los últimos meses. “La gestión anterior dejó una deuda de $ 1.800 millones que golpeó sobre todo a las farmacias chicas. Hicimos un gran esfuerzo para solucionarlo y en poco tiempo logramos reducir el rojo a $ 450 millones”, explicó ayer a Clarín.
Ahora, la idea de Regazzoni es que el organismo termine de ponerse al día con las farmacias en unos cuatro meses. Así lo acordó, al menos, en una reunión que mantuvo en la tarde de ayer con directivos de la Confederación Farmacéutica Argentina. Con un cronograma de pagos concreto, el sector se comprometió a “garantizar el servicio y el nivel de las prestaciones”.
De todos modos, la normalización no sería inmediata. “Las farmacias volverán a vender en la medida en que los pagos del PAMI se normalicen y se pueda reponer el stock”, explicaron en el Colegio de Farmacéuticos porteño.
Los jubilados, mientras, se arreglan como pueden. Como Luigi Lovecchio, un hombre de 79 años que gasta $ 10.000 por mes en medicamentos para su enfermedad pulmonar. “Algunas farmacias –contó– ya no me aceptan las recetas con 100% de descuento. Hace poco tuve que pasar por varios locales hasta poder encontrar una que me entregara gratis los remedios. Me queda más lejos de mi casa y tengo que tomar el colectivo. Pero ahora que sé que en esta lo consigo, vengo siempre a la misma”.
Colaboró: Yasmin Diamore
__
Los remedios subieron 38% en el último año
El acuerdo firmado en diciembre entre el Gobierno y los laboratorios para retrotraer precios tuvo un efecto leve para el bolsillo, por varias razones. La primera es que sólo se adhirió un grupo de fabricantes nacionales, no todos. La segunda es que la medida se limitó a la mitad de lo que habían subido los valores en diciembre. Y la tercera es que la reducción pactada, que se anunció como del 7% en promedio, queda chica frente al enorme salto que tuvieron los precios desde octubre, apenas pasaron las elecciones.
Un relevamiento de Clarín sobre 54 medicamentos de uso masivo lo deja en claro. Pese a la rebaja reciente, los precios actuales de esas drogas acumulan desde octubre un incremento promedio del 24%. A la vez, este combo de remedios –en el que hay básicos de venta libre y otros sensibles de expendio bajo receta– tuvo un suba del 38% en el último año. Es un promedio: hay precios que crecieron hasta un 80%.
Un caso es el de la Buscapina, que en sólo un año pasó de $ 30,13 a $ 53,96 (79%). Así subió también en 12 meses el Vasotenal, un fármaco para el colesterol que saltó de $ 206,18 a $ 369,97. Y un 71% el Atenolol Gador, un antihipertensivo que se había ido de $ 51,59 a $ 92,02, y tras el acuerdo quedó 4% más barato (en $ 88,23).  El regulador del sueño Buenas Noches (58%), el antigripal Qura Plus (53%), los broncodilatadores Neumoterol (52%) y Ventolín (49%), y el analgésico Migral Compositum (47%) son otros ejemplos. Y en marcas como Glioten, Alplax, Lotrial, Damsella, Valcote, Novacler, Irix y Terfin las subas fueron mayores al 40% interanual. 

lunes, 25 de enero de 2016

La inflación del INDEC perjudicó a los jubilados


Por la manipulación del Indice de Precios por parte del INDEC, el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSeS fue perjudicado en la friolera de $172.000 millones. Y si el Gobierno reparara ese “robo estadístico”, la ANSeS dispondría de una mayor fuente de fondeo con el que podría, por caso, cancelar todos los juicios previsionales pendientes con los jubilados.Las demandas judiciales de los jubilados suman más de 300.000, que se agolpan en los distintos juzgados de la Seguridad Social.El cálculo y la propuesta son de Javier Mutal Hodara, ex subsecretario de Servicios Financieros de la Secretaría de Finanzas durante la gestión de Lavagna-Nielsen.Los números son simples. “Con el canje de la deuda en default en 2005, a cambio de bonos por US$ 11.913 millones, recibieron un bono denominado en pesos ajustable por CER –denominado Cuasi Par a vencimientos de muy largo plazo– por $ 24.300 millones, equivalentes en ese momento a US$8.329 millones. Es decir, un 30% de pérdida de valor”, dice el ex funcionario.Luego, por la manipulación del indice de precios, que ajusta el CER, la actualización de esos bonos sufrió una gran adulteración. “El valor actual de las tenencias del Cuasipar en el FGS, ajustado por los intereses acumulados y por la aplicación del CER, llega a $112.000 millones. Mientras que si fuera ajustado por el IPC del Congreso, entonces este valor actualizado de las tenencias del Cuasipar sería de $284.000 millones en valor nominal. La diferencia es de $172.000 millones. El ‘robo estadístico’ generó un perjuicio inmenso a los jubilados. Y debe ser remediado”.Por esta manipulación, mientras a fines de 2008 los bonos Cuasipar representaban el 35% del valor del FGS, en la actuales equivalen al 14% del Fondo.Hodara agrega que si bien “es cierto que el INDEC debe publicar un nuevo índice de precios que se acerque más a la realidad inflacionaria, también debería aplicar un nuevo índice creíble hacia atrás, para realizar el ajuste histórico de las tenencias del bono Cuasipar en cartera del FGS. Y de esta manera, recuperar el valor del capital perdido por el sistema previsional”.Hodara también señala que “el Gobierno actual se empeña en lograr un acuerdo con los holdouts por las deudas impagas en dólares. Los fondos buitres cuentan con bufetes de abogados sofisticados y disponen de recursos y tiempo para afrontar el litigio. Sin embargo, nuestros jubilados no cuentan con quien los defienda del atropello estadístico y la mentira K.Si el Gobierno procediera con el reconocimiento de la mentira desde 2007, al generarse un ajuste de las tenencias del bono Cuasipar en cartera del FGS, por el equivalente a $172.000 millones, surgiría para el Gobierno “una fuente repentina de fondeo de que podría disponer, por caso, para cancelar todos los juicios previsionales pendientes con los jubilados”, dice Hodara.