lunes, 25 de julio de 2016

Mirta Tundis

“Pese a la ley, los jubilados les son indiferentes al Gobierno”

Entrevista.
Mirta Tundis. Diputada del Frente Renovador.


-¿Qué balance hace de la ley de jubilaciones y blanqueo?
-Recién ahora sale la reglamentación y a partir de setiembre comenzarían a convocar a la gente. Está habilitada la página de la ANSeS para que los jubilados puedan inscribirse y actualizar los datos con la clave de seguridad social. A partir de ahí, la ANSeS hará un balance de los anotados. Tomará primero a los mayores de 80 años y a los que padecen enfermedades terminales.
-¿Entonces?
-Creo que no se van a poder pagar muchas sentencias este año, yo le digo a la gente que no tenga demasiadas ilusiones de cobrar enseguida. Algunos cobrarán este año, otros en 2017, otros el próximo. Por eso yo propuse modificar ya el haber, y ocuparse del retroactivo de otra manera.
-¿Con qué argumentos pidió un plus para los jubilados?
-Hasta tanto llegue el turno de percibir la reparación. Planteo un 15% de aumento para recuperar poder de compra hasta que llegue la movilidad de setiembre.
-¿Cómo impacta el tarifazo en los jubilados?
-Fue muy sangriento el ajuste por más que hablen de tarifas sociales. La gente desconoce la tramitación, que es muy burocrática. Es indignante que desde el Gobierno se someta a la gente mayor a realizar trámites, cuando tenemos un organismo que tiene toda la base de datos, no hay ninguna necesidad.
-¿Sin tarifa social pueden pagar?
-Imposible. Me recuerda a la época de Cavallo, llegó a decir que para un jubilado el teléfono era un elemento de lujo.
-¿Nos acostumbramos a que jubilado sea sinónimo de pobreza?
-Totalmente. Es algo que peleo dentro de la Comisión de Personas Mayores. No se toma conciencia del valor de las personas mayores. Hay un mundo que ha envejecido y en otros países se buscan hacer cosas, tener una tercera edad activa, ciudades amigables. Acá no se programa nada. Pese a la ley, los jubilados les son indiferentes al Gobierno.
-Sin ser política, usted llegó al Congreso en 2013. ¿Se puede hacer más desde una banca o desde la pantalla de televisión?
-Son dos cosas diferentes. Sigo teniendo un programa en Metro, pero no estoy como antes y la gente me reclama, Mirta no está más, nadie nos explica. Sé que era la voz de ellos, de su indignación. Pero no cambiaba nada. La “escribanía” (del Congreso) funcionaba esos años. Ahora podemos dialogar, modificar proyectos. Estoy en una banca y puedo hacer cosas, aunque otras te frustran. Espero en este año y medio que me queda poder lograr más cosas para los jubilados. 

Reparación histórica con limitaciones

Cambios en el régimen previsional


Los tres poderes del Estado son responsables de la enorme litigiosidad y deuda con los jubilados. Porque ni los Gobiernos anteriores ni el Congreso otorgaron a todos los jubilados los diversos reajustes ordenados por la Corte Suprema. Y tampoco la Corte extendió su propio fallo a todos los jubilados, como reclamó ya en 2008 el Defensor del Pueblo. Eso obligó a que cada jubilado tuviera que iniciar un juicio individual que, con apelaciones mediante, alargaba el reclamo 8, 10 o más años, para luego no saber cuándo el Estado pagaría las sentencias firmes o incluso liquidándolas mal, obligando a iniciar nuevos juicios.
Ya en los próximos días se va poner en práctica un programa de reparación histórica que reconoce esa voluminosa y antigua deuda, lo que es un paso adelante consecuencia de los cientos de miles de reclamos judiciales y no judiciales a lo largo de todos estos años. No obstante, ese avance tiene limitaciones con relación a lo ordenado por la Justicia y al alcance de la retroactividad. Y la oferta es de aceptación voluntaria pero que, por la expectativa de vida de los involucrados, no es tal. Es que finalmente quienes no acepten la propuesta oficial no tienen ninguna certeza de cuándo cobrarán lo que les corresponde o cuándo obtendrán una sentencia firme.
La propuesta oficial, votada y ratificada por el Congreso, ofrece un menú diferente según el estado de situación del jubilado.
A los que tienen sentencia firme (60 mil jubilados), de acuerdo a la ley previsional deben pagarle dentro de 120 días según los índices de la sentencia, pero la oferta oficial tiene implícita una quita porque se aplican nuevos índices de ajuste diferentes a los de la sentencia. Este es el segmento más conflictivo a la hora de dar la conformidad a la ANSeS.
Los que están en juicio (unos 300 mil ) además del cambio del índice tienen otra quita ya que les reconoce hasta cuatro años retroactividad, aunque el reclamo sea más antiguo. Aquí la aceptación o no de la oferta de ANSeS dependerá de la antigüedad del reclamo y de la expectativa de vida de los reclamantes. Y aquellos jubilados que no iniciaron reclamos judiciales ( 2.000.000) no se les reconoce la retroactividad, pero le reajustarán el haber en adelante con los nuevos parámetros. En este sector se espera la mayor aceptación porque a cambio del reajuste que se ofrece, no tienen otra opción. En todos los casos los que acepten la oferta deberán desistir del juicio iniciado o de iniciar acciones legales Quedan fuera de la “reparación histórica” los jubilados de rentas vitalicias y aportes voluntarios de las ex AFJP, los reclamos de docentes por incumplimiento del 82% del sueldo activo y un problema de orden estructural y que es un haber mínimo de $ 5.000, muy alejado de la canasta básica que duplica ese valor.

A quién le tocará la reparación histórica

Jubilados: ANSeS informará a quiénes les toca el reajuste

Cambios en el régimen previsional
Se calcula que son dos millones de beneficiarios que no hicieron juicio. En los próximos días podrán consultar en la Web. Habrá que tener una clave. La mejora en los haberes sería 40%.


En los próximos días, apenas el Gobierno reglamente el capitulo previsional de la ley “ómnibus”, arranca el programa de reajuste de haberes y pago de retroactividades a más de 2.000.000 de jubilados y pensionados. A través de la página web de la ANSeS, los jubilados y pensionados podrán consultar si les corresponde o no el beneficio y cómo gestionar el trámite de cobro de lo adeudado y/o el reajuste del haber jubilatorio.
El acceso a la Web requiere contar con la clave de la Seguridad Social. Quienes aún no la tienen, pueden crearla en la misma web o en las delegaciones de la ANSeS. Si la respuesta es positiva, porque le corresponde algún beneficio, el sistema le indicará que complete sus datos personales, registre sus huellas digitales si todavía no lo hizo, designe un abogado si aun no lo hizo, quien también deberá registrar su huella digital y, en unos 35 días, ANSeS le informará a cuánto asciende el retroactivo y el haber reajustado. Si acepta la oferta, se procede a la firma del acuerdo y se lo ratifica en la Justicia.
Si la respuesta es negativa, es decir que no le corresponde ni retroactividad ni reajuste, el sistema le indicará las razones. Pero si la persona considera que esa denegatoria no es correcta, podrá pedir turno en la ANSeS para explicar sus razones.
Mirá también: Peña aclaró que “no está en agenda” subir la edad jubilatoria
Los que están incluidos en el Programa de Reparación Histórica de adhesión voluntaria son los que se jubilaron o pensionaron en el marco de leyes generales con servicios en relación de dependencia. A su vez, en ese universo están: Quienes tienen sentencia firme al 30 de mayo de 2016. Suman 60.000 a quienes se les reconoce la retroactividad y el reajuste del haber en base a nuevos índices, que difieren de los que fija la sentencia. La diferencia en el monto es mayor para los jubilados más antiguos.
Los que están en juicio pero aún no cuentan con la sentencia firme. Son unos 300.000, a quienes se les reconoce un tope de 48 meses o 4 años de retroactividad y el reajuste del haber, también con los nuevos índices.
Los que no hicieron juicio pero tienen derecho al reajuste jubilatorio. Son unos 2 millones: se les reconoce hacia delante el reajuste del haber con los nuevos parámetros.
Los que con sentencia firme o en juicio acepten la oferta de la ANSeS cobrarán el 50% en efectivo y la otra mitad en 12 cuotas trimestrales. Y los que no hicieron juicio tendrán el ajuste del haber mensual desde la fecha de ingreso al programa, aunque firmen el acuerdo mucho más tarde. ANSeS estima que el ajuste de haberes sería del 40%, siendo mayor para los jubilados más antiguos.
La retroactividad se aplica hasta el haber máximo de cada período. Y los acuerdos están alcanzados por el impuesto a las Ganancias que se retiene sobre el haber devengado. Los intereses están exentos.
Los acuerdos deberán ser homologados en la Justicia. El jubilado y el abogado designado deberán acordar ante el Juez el ingreso al Programa, poner fin al juicio y desistir de iniciar un reclamo judicial. Los honorarios y gastos judiciales están a cargo de la ANSeS. Y quienes rechacen la oferta, no tendrán ningún reajuste de haberes, salvo los de movilidad de dos veces por año, como el resto de los jubilados y pensionados. Y podrán seguir con los juicios o iniciar uno nuevo.
Mirá también: Reparación histórica con limitaciones

domingo, 24 de julio de 2016

Cada vez más cerca..... parece ciencia ficción

Los jubilados, más cerca de cobrar el reajuste


Con la promulgación de la ley, la ANSeS está habilitada para lanzar el anunciado programa de reajuste de haberes y pago de retroactividades a casi 2.400.000 jubilados y pensionados: 60.000 que tienen sentencias firmes, 300.000 que están en juicio y 2.000.000 que no hicieron juicio, pero tienen los mismos derechos que los que hicieron juicio.
El texto de la ley fija que se les reconoce la deuda reclamada a los que tienen sentencia firme. A los que están en juicio se les reconoce hasta 4 años de retroactividad. Y a los que no hicieron juicio, se les reajusta el haber actual. En todos los casos con nuevos índices de ajuste. La aceptación de la propuesta es voluntaria.
En ANSeS calculan que el proceso de normalización demandará 2 años por la cantidad de gente involucrada y que implicará, a valores actuales, unos $ 75.000 millones anuales en los próximos 5 años y $ 50.000 millones por el pago de las retroactividades. Pero el derecho a cobrar tiene vigencia desde que el jubilado acepte la propuesta de la ANSeS que se espera pueda hacerse a partir de septiembre.
Los que con sentencia firme o en juicio acepten la oferta de la ANSeS cobrarán el 50% en efectivo y la otra mitad en 12 cuotas trimestrales. Y los que no hicieron juicio tendrán el ajuste del haber mensual desde la fecha de ingreso al programa. ANSeS estima que el ajuste de haberes sería del 40%, siendo mayor para los jubilados más antiguos.
Los que rechacen la oferta no tendrán ningún reajuste de haberes (cobrarán los aumentos de movilidad de 2 veces por año) y deberán seguir con los juicios o iniciar uno nuevo.
La ley también establece una nueva pensión por vejez para los mayores de 65 años, incluidos los extranjeros con 20 años de de residencia, que no puedan acceder a la jubilación por falta de los 30 años de aportes requeridos. Esa pensión equivale al 80% del haber mínimo ($ 3.967). Quienes perciben un monto (caso pensión no contributiva por vejez) que es del 70% del haber mínimo podrán solicitar el cambio de pensión. Esa pensión se ajusta dos veces por año por la movilidad previsional y el pensionado tiene la cobertura del PAMI. El titular de la pensión debe mantener residencia en el país.

Blanqueo y pago a Jubilados

Las claves de la ley de pago a jubilados y el blanqueo de capitales

Qué establece la norma publicada hoy en el Boletín Oficial sobre las jubilaciones y el "sinceramiento fiscal"
LA NACION
Viernes 22 de julio de 2016 • 07:15

Mauricio Macri firmó hoy la promulgación de la ley ómnibus de pago a los jubilados y blanqueo de capitales, que había sido sancionada un mes atrás. Aquí, las claves más importantes de la normativa:
-¿Qué es el blanqueo de capitales?
El régimen de exteriorización de capitales permitirá declarar bienes o divisas que no están declarados ante la AFIP, a cambio del pago de una tasa general del 10%, que en el caso de los inmuebles se reduce al 5% y que es del 0% si se realiza a través de la compra de bonos públicos a tres y siete años. Además, las sumas blanqueadas en efectivo hasta $ 305.000 también pagarán el 0% y hasta $ 800.000 el 5 por ciento.
-¿Para qué sirve el plan?
-A los contribuyentes que no tienen sus bienes declarados, les permitirá exteriorizar los bienes que están "en el colchón", para poder realizar inversiones en forma justificada ante el fisco. A cambio, esos contribuyentes ya estarán en adelante "en el radar" de la AFIP, teniendo que pagar impuestos por los bienes declarados.
-¿Qué incentivos hay para blanquear en este contexto?
-Más allá de la mencionada posibilidad de poder realizar inversiones o gastos justificados, el contexto internacional favorece el proyecto, porque desde 2017 comenzará a regir el intercambio automático de información tributaria entre más de 50 países -y otros 50 en 2018-, por lo que cada vez será más difícil "esconder" bienes o dinero no declarado en otros países. Además, la AFIP tiene decenas de convenios de este tipo firmados a nivel bilateral, entre ellos con importantes plazas financieras como Uruguay y Suiza. Por ahora, Estados Unidos no firmó un acuerdo bilateral con el país no se sumó al convenio multilateral.
-¿Qué otras condiciones pueden hacer que este blanqueo sea más exitoso que los anteriores?
-El anterior blanqueo, que rigió entre 2013 y 2015, tenía instrumentos muy acotados (como el Cedin y el Baade), sólo permitía blanquear divisas (no pesos) y obligaba a ingresar el dinero del exterior. En este caso, el menú del blanqueo es mucho más amplio y no exige el ingreso de las divisas al país, sin un costo extra. Además, el contexto de políticas macroeconómicas favorece una mayor confianza por parte de los contribuyentes que las vigentes durante el kirchnerismo. Por esta razón, las estimaciones rondan entre los US$ 20.000 millones y los US$ 60.000 millones, frente a los US$ 2500 millones captados durante el anterior blanqueo. -¿Qué pasará con las moratorias previsionales?
-Se mantienen, pero se crea en paralelo una Pensión Universal para el Adulto Mayor, de carácter vitalicio y no contributivo, para todas las personas de 65 años o más, que no perciban ningún otro tipo de beneficio social, con el pago mensual de una suma equivalente al 80% del haber mínimo.

miércoles, 20 de julio de 2016

La Devolucion del IVA

Jubilados: la devolución de impuestos es para todas las compras


La devolución del 15 % del IVA con el tope de $ 300 por mes a los jubilados, pensionados y beneficiarios de la AUH y asignación por embarazo abarca a todas las compras de bienes que se abonen con la tarjeta de débito con la que cobran esas prestaciones. La medida rige desde ayer.
Esto significa que comprende la compra de alimentos – con independencia de si esos artículos están alcanzados por el IVA, paguen un IVA más bajo o estén exentos-- ropa, juguetes, remedios, electrodométicos u otros bienes que se adquieran en comercios, supermercados, farmacias, tiendas u otros locales. Por eso, en una reunión con periodistas, el titular de la AFIP, Alberto Abad, dijo se trata de una “devolución genérica de impuestos” que va más allá del IVA.
La devolución abarca a los jubilados que cobran el haber minimo, siempre y cuando no tengan otros ingresos por alguna otra actividad o estén alcanzados por Bienes Personales, y no se trata de un inmueble con destino a vivienda única. Los beneficiarios de la AUH reciben la devolución por cada hijo teniendo la posibilidad de depositar dinero extra en la cuenta bancaria para realizar compras mayores con la tarjeta de débito.
AFIP estimó que suman 8.600.000 los potenciales beneficiarios de esta devolución de impuestos. 
Abad ratificó que la devolución del impuesto será acreditada en la cuenta del beneficiario en el mes siguiente al de los consumos, que la devolución del 5% del IVA sobre las compras inferiores a los $ 1.000 se suma, sin limite, a la devolución del 15% y que en los primeros tres meses, para incentivar el uso de la tarjeta, se devolverán los $ 300 mensuales, aunque las compras sean de bajo monto. 
El titular de la AFIP informó que los monotributistas y microempresas que no tienen las procesadoras de tarjetas podrán obtenerlas a costo cero. Por 2 años el alquiler, el mantenimiento, los aranceles y las transacciones a traves del POS serán totalmente gratuitas. Tambien los comercios categorizados como microempresas quedarán excluidos del régimen de retenciones de IVA y Ganancias con relación a las operaciones alcanzadas por la devolución de impuestos.
Por su parte los comercios que ya cuenta con POS tendrán la posibilidad de computar como crédito fiscal el 50% del costo de mantenimiento con un tope de $ 300 por mes y por terminal.
Abad hizo hincapie en que los comerciantes están obligados a aceptar las tarjetas de débito como medio de pago si la operación es mayor a los $ 10 y que no podrán fijar un precio diferente entre el pago en efectivo y con la tarjeta.

martes, 19 de julio de 2016

No apelará

Emilio Basavilbaso: "A partir de ahora la Anses no apela más y empieza a pagar los juicios a los jubilados"

Tras la ley sancionada anoche, se pagarán cerca de 50.000 sentencias judiciales  a los jubilados que reclamaron por el reajuste de sus haberes



La ley de pago a los jubilados por reajuste de haberes, atada al blanqueo de capitales, es un hecho y desde ahora el Gobierno comenzará a pagar las cerca de 50.000 sentencias judiciales que benefician a adultos mayores.
"La Anses no apela más y empieza a pagar los juicios a los jubilados", ratificó esta mañana en radio La Red el titular del organismo previsional, Emilio Basavilbaso,apenas horas después de sancionada la ley por el Congreso. Según el funcionario, a partir de septiembre se comenzarán a pagar los juicios.
La ley ómnibus que presentó el Gobierno -incluyó el blanqueo y el compromiso de devolver el 15% de la coparticipación que se retenía a las provincias para financiar la Anses- se aprobó anoche en el Senado por 55 votos a favor, 11 en contra y una abstención.
Basavilbaso anticipó que el trámite con los adultos que están en juicio no es automático, sino que "tiene que haber un acuerdo entre la Anses y el jubilado", que será ratificado en sede judicial antes de iniciar el correspondiente pago. La nueva estrategia del organismo es no apelar más.
La ley establece también la actualización de haberes de cerca de 2,4 millones de beneficios. Se crea además una pensión graciable a la vejez para mayores de 65 años, equivalente al 80% de la jubilación mínima. Quienes accedan a este beneficio tendrían acceso a la cobertura del PAMI.
Para financiar estos cambios, la norma autoriza al Gobierno a utilizar hasta el 7% del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses. "No existe la estrategia de venta, sino la opción de vender las acciones. No hay inversor que no pueda comprar y vender", justificó el funcionario. "El fondo se va a utilizar para pagar los juicios", agregó.
La fuente principal de financiamiento, según el Gobierno, será lo recaudado por el plan de blanqueo de capitales, que tendrá vigencia hasta el último día de marzo de 2017. El Poder Ejecutivo aspira a que el "sinceramiento fiscal" alcance a unos US$ 20.000 millones. El Estado recaudará el 5% del total. También se podrán regularizar las deudas de los principales impuestos nacionales hasta en 60 cuotas, con un 15% de descuento si se abona al contado.

Ya tenemos el 15%

Ya rige la devolución del 15% de IVA para todas las compras

Con tarjeta de débito y tope de $ 300 mensuales
Es para jubilados con la mínima y beneficiarios de planes sociales. Abarca a 8 millones de personas.

Con la reglamentación de la ley 27.253, publicada ayer en el Boletín Oficial, arrancó la devolución del IVA a los jubilados y beneficiarios de asignaciones sociales que hagan las compras con la tarjeta de débito. El reintegro puede alcanzar hasta los $ 300 por mes que se acredita en la cuenta bancaria del beneficiario en los primeros días del mes siguiente a la compra.
El beneficio es para los Jubilados y pensionados nacionales que cobran el haber mínimo ($ 4.959), los beneficiarios de las pensiones no contributivas nacionales no superiores al haber mínimo, los que perciben la AUH (Asignación universal por hijo) y la Asignación por embarazo.
Este beneficio comprende a unas 8 millones de personas: poco más de 3 millones de jubilados y pensionados, 1,4 millón de pensiones no contributivas y más de 3,5 millones de chicos cuya familias perciben las asignaciones por hijo.
El decreto reglamentario fija que el reintegro es del 15% del monto de las compras que se realicen “en tanto no supere el monto máximo de $300 por mes y por beneficiario. Y que en el caso de las asignaciones universal por hijo se considera por cada prestación recibida. Eso significa que el reintegro de hasta $ 300 se aplica por cada chico. Con tres hijos menores, la devolución puede llegar a los $ 900, informaron en la ANSeS.
Los jubilados que cobran el haber mínimo y una pensión mínima cobran la devolución hasta $ 300.
Por tratarse del primer mes de vigencia del régimen, a los beneficiarios se les reintegrará $ 150 por cada una de las dos primeras compras que realicen, aún si el monto de la devolución del 15% fuese menor. Al segundo mes se acredita $ 75 por cada una de las primeras 4 compras, y al tercer mes $ 50 por las primeras 6 compras.
A la percepción del 15% del IVA, se suma la actual devolución general de 5% del IVA sobre las compras con tarjetas de débito inferiores a los $ 1.000 por compra que fue fijado en noviembre de 2001 y que sigue vigente hasta el 31 de diciembre de 2016. Pero con un tope del 17,4% sobre el valor de la compra.
Ayer se indicó también quiénes quedan excluidos de este beneficio: Los jubilados que, aunque cobran la jubilación mínima, perciben otros ingresos en relación de dependencia o como autónomos. O estén alcanzados por el impuesto a las Ganancias o Bienes Personales, “siempre y cuando esta obligación no surja exclusivamente de la tenencia de un inmueble de vivienda única”.
También si los ingresos del grupo familiar (cónyuge, conviviente o concubino previsional) supera 2,5 veces el monto del haber mínimo que equivale hoy a $ 12.397.
Están fuera los jubilados provinciales. Pero la ley autoriza al Ejecutivo a incorporar a otros beneficiarios. En ese caso, las Provincias que tienen cajas de jubilaciones propias deberían adherir al sistema para que sus jubilados con haberes mínimos también estén alcanzados por este beneficio.