miércoles, 17 de diciembre de 2014

2015

Muchas Felicidades!!!

Feliz 2015

domingo, 14 de diciembre de 2014

Llevaban a un jubilado en una ambulancia y lo dejaron encerrado para ir de compras

Sábado, 13 de diciembre de 2014

http://www.diariouno.com.ar/pais/Llevaban-a-un-jubilado-en-una-ambulancia-y-lo-dejaron-encerrado-para-ir-de-compras-20141213-0044.html

Los choferes abandonaron al paciente, de 87 años, con suero y en un lugar prohibido para estacionar. Volvieron una hora después y fueron detenidos. El anciano tuvo que ser rescatado por la Policía.

Ricardo Flores está jubilado, tien 87 años y el jueves fue víctima del maltrato y la irresponsabilidad de dos choferes que lo trasladaban en una ambulancia del hospital Herrera Mota de Chilecito, localidad de La Rioja. Los encargados estacionaron en pleno centro dejándolo encerrado dentro del vehículo, conectado a un suero, para hacer trámites e ir de compras.

Luego de una hora, regresaron a la ambulancia y fueron detenidos por la Policía. Mientras los dos choferes estaban en su "tour de compras", el anciano tuvo que se rescatado por los efectivos y por otra ambulancia. El insólito caso ocurrió hacia las 10 en la esquina de Bazán y Bustos y Lamadrid. A esa hora, inspectores del tránsito llevaban adelante sus tareas de control cuando detectaron una ambulancia Mercedes Benz, con patente IZI-242, estacionada en un lugar prohibido y sin su tripulación a bordo.

Sin embargo, observaron que dentro del vehículo estaba el hombre de 87 años mientras recibía suero, encerrado y en medio de una elevada temperatura que ya se hacía sentir en la capital riojana. Luego de más de una hora y de que una ambulancia del hospital Vera Ramos lo trasladara, los dos choferes regresaron y al ser interrogados no supieron no supieron responder y fueron demorados.

Luego de un tiempo, uno de los enfermeros dijo: "Fuimos a una farmacia a comprar unos remedios para este paciente". Ninguno llevaba medicamentos cuando regresaron a la ambulancia. La jefa de la Zona Sanitaria 3 del Ministerio de Salud de la Provincia, Sonia Bosetti, informó que tras, mantener una reunión con el chofer a cargo de la ambulancia, este renunció.

"Durante la reunión él reconoció la gravedad ante los hechos acontecidos y entendiendo que era una situación indefendible, presentó de manera voluntaria su renuncia al contrato que lo vinculaba con el sistema sanitario público", comentó Bosett al diario El Independiente.

En este sentido, la funcionaria también indicó que "lamentamos lo que ocurrió ayer, teniendo en cuenta que el personal involucrado es una buena persona, que se equivocó gravemente, y como tal asume su responsabilidad ante lo ocurrido- hecho digno de destacar". "Solicitamos las disculpas del caso al paciente y a su familia por lo ocurrido en el día de ayer", finalizó.

Fuente: Infobae

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Quiere cambiar de obra social

Buenos días , quiero hacerte una consulta mi padre tiene 96 años,es jubilado de PAMI y quiero saber si es posible pasarlo a otra obra social debido a su elevada edad. Y de ser eso posible cuales son los trámites a seguir.
Desde ya muchas gracias
JPlumin

joaquinplumin@gmail.com

------------------------------------

Joaquín

En el año 2000 (quedé sin trabajo ) y yo quise hacer ese cambio para Mi Madre. No pude. Las Obras Sociales no aceptaban a mi Madre que en ese momento tenía 78 años de edad

Tuve que seguir pagando la prepaga que me sostenía la empresa donde yo trabajaba, caso contrario tenía que pasarse al PAMI. Tampoco la aceptaban otras prepagas.

Hoy en el Siglo XXI  ( año 2014 ) no se si se puede

Pedimos que alguien del Anses y/o Pami responda esta pregunta, o alguien que sepa bien si se puede hacer el pase

Daniel H Spagnolo

dhspagnolo@gmail.com

 

martes, 18 de noviembre de 2014

600.000 pedidos

Ya hay más de 600 mil pedidos para jubilarse por la moratoria

NUEVO REGIMEN PREVISIONAL.El mecanismo para los que les faltan aportes se reabrió hace dos meses. Estará vigente hasta septiembre de 2016.

Por Ismael Bermúdez

La nueva moratoria previsional marcha a un ritmo vertiginoso. Pasaron sólo más de dos meses de su aprobación por el Congreso y la ANSeS ya otorgó 601.484 turnos para acceder a este beneficio. De ese total, más de 300.000 fueron atendidos en delegaciones de la ANSeS. Y 91.065 ya están jubilados y otros 99.635 están en proceso de liquidación.

Por este sistema, los interesados deben pedir turno en la ANSeS y pueden realizar todos los trámites sin necesidad de gestores. La actual moratoria -que está abierta hasta septiembre de 2016- permite jubilarse, a las mujeres de más de 60 años y a los varones de más de 65 años si no reúnen los 30 años de aportes mínimos. En esos casos, pueden justificar a través de la moratoria los años faltantes -hasta diciembre de 2003- y completar de ese modo los 30 años. Una vez aprobada la jubilación por moratoria, el beneficiado debe abonar la primera cuota y las restantes la ANSeS las deduce del haber previsional. En total son 60 cuotas que se ajustan cada 6 meses por el índice de movilidad. También por este sistema se puede obtener la pensión, el retiro por invalidez o la prestación por edad avanzada.

La jubilación por moratoria es incompatible con el cobro de otra jubilación o pensión, contributiva o no contributiva, salvo que cobre el haber mínimo. En tanto quien tiene un plan social puede realizar todo el trámite pero el cobro de la jubilación queda condicionado a la baja del Plan Social.

Además, previo a la aprobación definitiva del beneficio, la ANSeS evalúa la situación socioeconómica y patrimonial del que solicita la jubilación “a fin de asegurar el acceso al régimen de las personas que presenten mayor vulnerabilidad”.Diego Bossio, titular de la ANSES, le dijo a Clarín que el 96% de los ya jubilados se ubicaron por debajo de los parámetros requeridos y el 2,64% no pudo acceder al beneficio porque registraban altos ingresos y elevados consumos con tarjetas de crédito o poseían bienes a valor fiscal por encima de los $ 750.000. La anterior moratoria –que entró a regir en 2005– permitió incluir los aportes no ingresados hasta septiembre de 1993. Así   2,5 millones de personas pudieron jubilarse en los últimos años, con el haber mínimo, justificando algunos o todos los 30 años requeridos, deduciendo la ANSeS de los haberes las cuotas adeudadas. Eso además les dio derecho a recibir la atención médica del PAMI y elevó la relación entre el número de jubilados y pensionados y el total de las personas en edad de estar jubilados (tasa de cobertura previsional) a más del 90%.

El argumento oficial para lanzar la nueva moratoria por los aportes no ingresados hasta 2003 es que a partir de 1995 hubo un fuerte incremento del número de desocupados y de empleos en negro que se potenciaron con la recesión y luego con la crisis de 2001/02. Y ahora esa gente tiene el problema de que no tiene aportes realizados y no pueden jubilarse. La moratoria subsana los aportes faltantes.

En cambio, quienes tienen más de 30 años de aportes, están sin trabajo pero aún no cumplieron los 60 años (las mujeres) o 65 años (los varones) no pueden jubilarse. Se calcula que en esa situación habría unas 40.000 personas que por superar los 55 o los 60 años no consiguen un empleo. Se los denomina los nuevos “Ni Ni” porque no pueden trabajar y tampoco pueden jubilarse.

  • comentarios notaCOMENTARIOS
  • (Para comentar, tu cuenta debe estar activa)

Los jubilados también sufren la pérdida de poder de compra

IMPACTO DE LA INFLACION.Los más afectados son los que cobran por encima de la mínima, porque les dieron los menores aumentos.

La caída del poder de compra no es un problema que golpea sólo a los salarios, sino a todos los sectores de ingresos fijos. Uno de los más afectados es el universo de los jubilados y pensionados, cuyos haberes también pueden comprar ahora menos alimentos que los que podían adquirir en 2001.

Pero en este caso el impacto no es uniforme, sino que presenta una gran disparidad según los haberes que percibe cada franja, porque el Gobierno otorgó aumentos diferenciados en forma arbitraria.

Hasta comienzos de 2009, la política del Gobierno fue la de subir más el haber mínimo que el que cobraba el resto de los jubilados. Así los que cobran ese piso de ingreso jubilatorio, en términos de alimentos, pueden comprar más pan o leche, pero menos carne o quesos.

En cambio, los que perciben haberes que están por encima de la jubilación mínima pueden comprar menos alimentos porque recibieron menos aumentos a lo largo de los últimos 13 años. Estos casos quedaron en una situación muy similar a la de los asalariados.

En octubre de 2001, la jubilación mínima era de $ 150, a lo que se le adicionaban $ 50 de subsidio de pobreza. Pero la cobraba sólo el 17% de los asalariados. Ahora, más del 50% del total de jubilados percibe el haber mínimo de $ 3.231. Punta a punta, representa un incremento del 1.515% en ese período.

La última moratoria previsional ayudó a compensar el deterioro real de las jubilaciones, porque muchos cónyuges de mujeres o varones jubilados accedieron a obtener el beneficio, en su mayoría el haber mínimo. Y de cobrar un solo ingreso, en esos hogares pasaron a tener dos haberes y así mejoró su poder adquisitivo.

Accedieron a la jubilación por moratoria 2,7 millones de personas que no tenían los aportes necesarios para hacerlo. Ahora, el Gobierno decidió impulsar una nueva moratoria, que permanecerá abierta hasta 106, donde se estima que se podría jubilar otro medio millón (ver página 18).

domingo, 16 de noviembre de 2014

PARTICIPA MARTES DE 17 A 18 HORAS

 

ASOCIACION CIVIL SIN FINES DE LUCRO CON PERSONERIA JURIDICA Nº 941/2006

AYER APORTAMOS   HOY RECLAMAMOS  MAÑANA VOTAMOS

!cid_image011_jpg@01D000F1

PARTICIPA, NOSOTROS HACE DOS SEMANAS QUE EMPEZAMOS A MOVILIZARNOS, TODOS LOS MARTES DE 17,00 A 18,00 HORAS, SIN BANDERIAS POLITICAS, SOLAMENTE  CAMINANDO EN SILENCIO CON PANCARTAS ALUSIVAS A NUESTRA PROBLEMÁTICA, ALREDEDOR DE LA PIRAMIDE DE MAYO EN LA PLAZA DEL MISMO NOMBRE, TE ESPERAMOS

!cid_image012_jpg@01D000F1

!cid_image013_jpg@01D000F1

!cid_image015_jpg@01D000F1

!cid_image014_jpg@01D000F1

!cid_image016_jpg@01D000F1

 

La Corte nos perjudica

Un fallo de la Corte que perjudica a los jubilados

La columna.

Con el argumento de dejar la abierta la posibilidad de que el jubilado pueda solicitar el ajuste de la Prestación Básica Universal (PBU), la Corte Suprema dio a conocer una sentencia (“Quiroga, Carlos Alberto c/ ANSeS s/ reajuste varios”) que torna abstracto o más bien anula en los hechos ese derecho para la inmensa mayoría de los jubilados y pensionados.

Es que con el voto de los Doctores Lorenzetti, Fayt, Maqueda y Zaffaroni, la Corte condicionó la actualización de ese beneficio -un componente menor del haber total- a realizar, en cada caso, un examen del impacto que la inmovilidad o congelamiento de la PBU durante 10 años habría tenido sobre la totalidad del haber inicial. Y para realizar ese cálculo remite a otro fallo donde se sostiene que si el perjuicio del jubilado es menor al 15% no corresponde el ajuste, como si una pérdida del 5%, 8% o 10% no fuesen confiscatorios sobre jubilaciones o pensiones ya de por sí bajas.

Además, por la estructura de las jubilaciones, el monto y el peso de la PBU en el haber total son reducidos, y el porcentaje de confiscatoriedad que exige la Corte para habilitar el reclamo es elevado. De ahí que, si se hacen los números, en la práctica para la casi totalidad de los jubilados no habría perjuicio y, por lo tanto, tampoco motivos para reclamar la actualización de la PBU.

Otro límite es que el derecho al reclamo abarca a los que se jubilaron entre enero de 2002 y febrero de 2009 cuando entró en vigencia la ley de movilidad. Sin embargo, los que se jubilaron después de ese periodo están cobrando una PBU un 40% inferior (de $ 1.526 cuando debería ascender a $ 2.598) porque no fue actualizada correctamente y el perjuicio se arrastra así indefinidamente.

Finalmente para la Corte el reclamo debe realizarse al final del camino, en la “etapa de ejecución” de la sentencia. Todos estos límites y condicionamientos no figuraban en el fallo de la Cámara de la Seguridad Social que actualizaba sin vueltas la PBU. Por la apelación de la ANSeS, el caso llegó a la Corte Suprema hace 4 años y recién ahora definió su postura revocando la decisión adoptada por la Cámara.

No por casualidad, la ANSeS festejó la decisión de la Corte.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

La Corte Suprema habilitó que haya nuevos reajustes para los haberes de los jubilados

lanacion.com|

Economía|

Jubilaciones

Miércoles 12 de noviembre de 2014 | Publicado en edición impresa

Prestación básica

La Corte Suprema habilitó que haya nuevos reajustes para los haberes de los jubilados

Los jueces sostuvieron que debe calcularse un aumento sobre el monto fijo que integra el haber; lo condicionó a que la persona haya sufrido una quita significativa

Por Adrián Ventura y Silvia Stang | LA NACION

Comentá39Facebook155Twitter24

Foto: Archivo

En un fallo que sienta un precedente importante, la Corte Suprema reconoció el derecho de un jubilado a exigir el reajuste de la Prestación Básica Universal (PBU), uno de los tres componentes que integran el haber jubilatorio. Aunque condicionó ese aumento -que se sumaría a otros logrados en el mismo fallo judicial- a que la diferencia entre el monto que se pagó y lo que se debió haber pagado, implique para el jubilado una merma significativa. Por eso, en el caso analizado todavía no se le ordenó a la Anses pagar una diferencia por ese reajuste, sino que tal decisión quedó sujeta a que se demuestre cuál fue el daño atribuible a la falta de actualización que afectó a la PBU durante varios años: deberá observarse si se trató o no de una "quita confiscatoria".

El tribunal dictó el fallo en la causa "Quiroga, Carlos Alberto contra Anses"; lleva las firmas de su presidente, Ricardo Lorenzetti, y de los ministros Carlos Fayt, Juan Carlos Maqueda y Eugenio Zaffaroni.

El origen de los reclamos sobre la actualización de la PBU tiene que ver con la forma en que se calcularon los haberes iniciales de cada jubilado antes de 2009, año en que comenzó a aplicarse la ley de movilidad jubilatoria. La PBU es la parte del haber que está definida como un monto fijo y, por lo tanto, no tiene relación con el salario. Entre 1997 y 2008 no hubo actualización de ese monto, con lo cual a partir de 2002 se produjo un deterioro del poder adquisitivo por la inflación. Ahora, según la Corte, habrá que recalcular el haber inicial aplicando un índice de actualización, y luego hacer las correcciones que correspondan por la movilidad posterior (ya que las subas se aplicaron sobre una base inferior a la que correspondía).

El ajuste, sin embargo, no podrá ser obtenido en forma automática, sino que cada jubilado deberá reclamarlo, lo que dará paso a un nuevo planteo, con las dilaciones que ello implica.

Según el abogado previsionalista Adrián Tróccoli, en los reclamos de jubilados la Corte definió, años atrás, que una quita es confiscatoria cuando el efecto sobre el haber total es de 15% o más . Por eso, para las jubilaciones más altas, aun cuando se recurra a un juicio, podría no corresponder una actualización de la PBU. En esos casos, esta prestación de monto fijo tiene un menor peso sobre el haber total que el que tiene para quienes cobran ingresos más bajos. Y es probable entonces que el efecto final de la falta de actualización de esa cifra no llegue al 15% del ingreso. Todo depende de cada caso. Según estimó Tróccoli, el fallo sería una buena noticia para quienes cobren un haber (ya ajustado según criterios judiciales) de hasta un monto que esté en el rango de $ 7100 a 9700, dependiendo de los años de aportes.

La Corte está inundada de reclamos previsionales, y este año ya se dictaron 10.000 sentencias. Fuentes del tribunal confirmaron que allí esperan sentencia unos 1000 casos similares al de Quiroga.

Tróccoli apuntó que, al existir ahora un criterio fijado por la Corte para estos casos, la Anses ya no debería apelar cuando se dispone la actualización de la prestación.

En la causa Quiroga se ratificaron además los reajustes al haber por la aplicación de los fallos Elliff y Badaro, referidos a la forma de calcular haberes y darles aumentos periódicos en años con inflación. Y, además, los jueces admitieron el derecho a reclamar el reajuste en el cálculo de la PBU, usando el criterio de Badaro (un índice de evolución salarial).

En la causa, la Sala I de la Cámara Nacional de la Seguridad Social le había dado la razón al jubilado, pero la Anses presentó un recurso extraordinario ante la Corte. Antes de la palabra final de los jueces, la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, había firmado un dictamen -no mencionado en el fallo- en el que recomendaba no hacer ajuste.

Para la Anses, la PBU tiene por finalidad asegurar un ingreso mínimo igual para todos los beneficiarios del sistema previsional, sin que se considere la magnitud de los aportes hechos ni el nivel salarial.

La Corte, en su sentencia, dice que "la Constitución nacional reconoce el carácter integral de todos los beneficios de la seguridad social, aspecto del que es parte esencial la correcta fijación del monto inicial de los haberes, pues de otro modo no podría mantenerse una relación justa con la situación de los activos".

Para determinar el monto del reajuste, la Corte dijo que se debía considerar "de manera concreta, qué incidencia tenía la ausencia de incrementos de uno de los componentes de la jubilación sobre el total del haber inicial, y en caso de haberse producido una merma, constatar si el nivel de quita resultaba confiscatorio". Pero ese cálculo, agrega, no fue hecho por los camaristas.

CLAVES DEL FALLO

Los criterios que aplicó la Corte

Cálculo correcto

El fallo sostiene que se debe garantizar una correcta estimación del haber inicial

Normas lógicas

Se reconocen las facultades legislativas sobre el sistema previsional, pero con límites

Congelada

La PBU no fue ajustada entre 1997 y 2008; eso perjudicó el cálculo de las jubilaciones

Incidencia de la quita

Según la Corte, el fallo de la Cámara debería cuantificar el daño hecho al jubilado

Derecho a resguardo

Se dispone que el jubilado sea compensado si al liquidarse el fallo se prueba el daño

Más casos

Fuentes del tribunal supremo dijeron que hay 1000 casos similares por resolver

La Corte habilitó a los jubilados a solicitar un nuevo ajuste de haberes

Abren la posibilidad de nuevos juicios.Es por el ajuste de la Prestación Básica Universal

La Corte, en sesiones.

La Corte, en sesiones.

La Corte Suprema reconoció a los jubilados y pensionados que reclaman ante la justicia por reajustes en sus haberes la posibilidad de exigir a la ANSES un adicional de dinero por la Prestación Básica Universal.El tribunal explicó que "la jubilación está compuesta por tres componentes: la Prestación Compensatoria, la Prestación Adicional por Permanencia y la Prestación Básica Universal". La Corte ya había establecido la "recomposición" de los dos primeros componentes, pero quedaba pendiente la Prestación Básica Universal, que debía analizarse caso por caso.

El fallo, firmado por los jueces Ricardo Lorenzetti, Carlos Fayt, Juan Carlos Maqueda y Raúl Zaffaroni, reconoce a los jubilados que en la etapa de ejecución de la sentencia, es decir cuando el juicio está concluido y sólo resta definir el monto del reajuste, los integrantes de la clase pasiva puedan plantear el ajuste adicional.

"Tal solución es la que permite, de acuerdo a la jurisprudencia de la Corte, asegurar la correcta fijación de las jubilaciones para mantener una relación justa con la situación de los activos", resumió el tribunal.Fuentes de la Corte explicaron que sólo en el alto tribunal hay un millar de casos similares, que quedarán habilitados para el reclamo a partir de este fallo, adoptado ante el reclamo del jubilado Carlos Alberto Quiroga contra la ANSES.

 

miércoles, 5 de noviembre de 2014

INSÖLITO

Insólito destino para la plata de los jubilados

Análisis.

Que la obra social de los jubilados haya financiado los déficits del Tesoro Nacional en hasta $ 2.830 millones anuales es algo más que insólito.

Los recursos del PAMI provienen de los aportes de los trabajadores activos y de los propios jubilados y pensionados. Su finalidad no es otra que asistir socialmente y atender en salud a los jubilados. Y aún así, si contara con recursos excedentes deberían ser volcados íntegramente a reforzar las prestaciones y la infraestructura de salud.

No por casualidad el PAMI es un "ente público no estatal" que, sin embargo, carece de autonomía y sigue dependiendo de los gobiernos de turno.

En otras palabras, los ingresos del PAMI no provienen del Tesoro Nacional o de fondos generales sino son aportes específicos que se descuentan del sueldos y de los haberes con destinos también específicos.

El PAMI nunca tuvo ni tiene "recursos excedentes". Como están las cosas, el PAMI cubre con gran mora y deficiencia los objetivos por los que fue creado. De aquí se desprende que la contracara del financiamiento del PAMI al Tesoro son las insuficientes y deficientes prestaciones sociales y médicas que reciben los jubilados y pensionados.

Por eso resulta más que asombroso que el PAMI le haya prestado dinero al Tesoro, cuando esos fondos tienen una asignación más que específica: la salud de los jubilados y no pueden ni deben ser desviados a ningún otro lado. Lo que sí puede hacer es un buen manejo financiero de corto plazo de los fondos corrientes, asegurando su disponibilidad para cumplir con sus funciones.

Algo similar pasa con la ANSeS: asiste al Tesoro Nacional cuando, por ejemplo, cuenta sobre sus espaldas con más de 300.000 demandas judiciales y no aplica la jurisprudencia de la Corte Suprema, como los casos Badaro y Elliff, lo que reduce el beneficio de los jubilados.

En 2007 se presentó como una gran novedad la inclusión del PAMI y otras entidades en el Presupuesto Nacional. Se dijo que era para "sumar transparencia" y "mejores controles".

La realidad es que a partir de ese año aparecieron las primeras colocaciones de fondos del PAMI en el Tesoro Nacional, primero por $ 500 millones, después por $ 1.000 millones y en 2009, 2010 y 2011 llegaron a los $ 2.830 millones. Fue una "inclusión" para justificar el apartamiento del PAMI de su finalidad concreta.

Allanan el PAMI

Allanan el PAMI para investigar desvíos de fondos al Gobierno

Fondos

El juez Bonadio quiere saber si hace préstamos millonarios al Tesoro a costa de una caída en la calidad de sus servicios.

El juez federal Claudio Bonadio allanó ayer la sede central del PAMI y secuestró decenas de documentos relacionados con los préstamos que la obra social de los jubilados hizo al Gobierno.
Hasta el 2011, el PAMI le había comprado letras de Tesorería por casi 3 mil millones de pesos al Gobierno (Ver análisis), a pesar de que se registró una caída en el nivel de las prestaciones que brinda a casi 4 millones de jubilados.
Bonadio ordenó el allanamiento, luego de que hace unas tres semanas atrás envió una orden de presentación al PAMI pidiendo esos documentos y le enviaron “otros registros públicos, como tomándole el pelo al juzgado”.
El personal del juzgado de Bonadio se llevó los registros de las letras de Tesorería compradas, los números de las cuentas donde se depositaron y los resúmenes que indican cuánto interés le está pagando el Gobierno al PAMI, informaron fuentes judiciales.
Durante el procedimiento también se llevaron informes sobre los fondos de garantía prestacional, de mejoramiento de prestaciones y de capacitación del personal que había creado Graciela Ocaña, ex interventora del PAMI entre el 2004 y el 2007 y actual diputada por Confianza Pública, como fondos anticíclicos. Antes del 2003, era al revés. El gobierno dos veces debió reestructurar la deuda del PAMI envuelto en graves casos de corrupción. Ocaña dejó en el 2007 fondos líquidos por 2.500 millones de pesos.
En la causa de Bonadio, abierta por una denuncia del fiscal Carlos Stornelli, se investiga si el titular del PAMI Luciano Di Cesare (Ver perfil) viola la ley al prestar dinero al Gobierno a costa de una pérdida de calidad de los servicios médicos y afines a los jubilados. Stornelli citó denuncias de jubilados por mala atención registradas por el programa de TV Periodismo Para Todos, de Jorge Lanata.
Ocaña denunció, cuando declaró como testigo el 9 de septiembre pasado, que el PAMI también gastaba plata en funciones que no están contempladas en la ley 19.032 que regula su actividad como, por ejemplo, un acuerdo de cooperación con el Sedronar con el registro de precursores químicos. Bonadio ordenó que se llevaran todas las constancias relativas a ese acuerdo y en el que podría haber estado nombrado, Máximo Zacarías, un allegado a la familia Kirchner que tiene en la mira la jueza federal María Servini de Cubría, en la causa de la efedrina.
En el allanamiento también se buscó las constancias relativas a la construcción, estado de obra y financiamiento de los llamados hospitales del Bicentenario en Rafael Castillo, Esteban Echeverría, Escobar, Ituzaingó, General Rodríguez y Paraná que Clarín había denunciado que registran diversos retrasos.
Ahora Bonadio analizará toda la documentación secuestrada y dentro de unos diez días decidirá qué rumbo la da a la causa y si llama a declaración indagatoria a Di Césare, un protegido del titular de la SIDE, Héctor Icazurriaga.
En lo que va de la semana, Di Césare tuvo malas noticias con la Justicia. Primero, la sala II de la Cámara Federal anuló el sobreseimiento que le había dado el juez federal Sergio Torres por autoasignarse un sueldo de unos 100 mil pesos y nombrar a unos 6 mil empleados nuevos, entre ellos la novia de uno de sus directores, tal como había adelantado este diario.

domingo, 2 de noviembre de 2014

La nueva vejez

GERONTOLESCENCIA

“Todo tiempo futuro será mejor”. Eso augura la medicina y lo confirman estos testimonios.

El nuevo reloj vital. La antigua vejez hoy llega mucho más tarde.

La medicina predice que en el siglo XXI habrá más ancianos que en toda la historia humana. Alexandre Kalache (67) presidente del Centro Internacional de la Longevidad de Brasil y encargado -por catorce años- del Programa de Envejecimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS), acuñó el término: gerontolescencia (ver recuadro), una definición para la etapa que se inicia a los 60 largos. En otras palabras, “gente grande” y activa, que sigue adquiriendo conocimientos y no renuncia a la felicidad. En una charla con Mujer, Liliana “Lily” Kahan (68) y María Slide (75), dan cuenta de cómo disfrutan a pleno de esta etapa de sus vidas.

La intensidad, cada día
Psicoanalista y cantante de tangos, Liliana apunta: “Cuando mis amigas se ponían gorditas y se rompían las caderas, yo estaba cantando tangos en los escenarios”. Liliana vive en su casa-consultorio rodeada de libros de arte. “Muchas personas de mi edad se mueven entre la disyuntiva de ser jóvenes o viejos. Ser vieja, para muchos es mala palabra y tratan de aferrarse a una juventud como sea, algo que ya no es más; para mí, ser vieja es encarar un nuevo comienzo cada día y no lo digo por decir”.

Liliana se recibió de docente siendo muy jovencita, estudió danza y obtuvo su diploma de psicóloga en tiempo récord. Ella siempre vivió así, intensamente. Ejerció la profesión en un servicio de psicopatología y a los veintiocho se enamoró del que fue el padre de sus hijos. “El me llevaba dieciocho años. Era un bombón de 45, imprentero y fundador de Torres Agüero Editor. Me animé a tener una hija y un hijo a pesar de que él ya tenía tres de su anterior matrimonio. Trece años pasamos juntos y muy felizmente. Pero él murió a los 58. Quedé viuda joven, con 39, y madre de una nena de nueve y un varón de ocho”. Esto hizo que no conociera la crisis de los 40. “No tenía tiempo para esa clase de cosas”. Trabajaba y criaba a sus hijos. “Las dificultades a mí me hicieron fuerte. Sobrevivir me hizo la que soy”.

Después tuvo varias parejas, volvió a casarse, “cama afuera”, aclara. Ninguna de esas experiencias superó los dos años. Una gitana le pronosticó a los cuarenta y tantos -cuando se supone que las mujeres decaen- que ella iba a brillar. “Yo no entendía, pero a los 50, separada de mi tercer marido, volví a apasionarme por un hombre. No era una pareja. Yo la llamaba ‘una situación’: alguien absolutamente fuera del circuito de mis amistades, de mi familia. Siempre fui transgresora”, dice. “Se supone que a esa edad una le presta poca atención a su cuerpo y se deja estar. La otra idea es que hay que anclarse a lo joven a cualquier precio. Ni una ni otra. No sos joven y no estas para el geriátrico. Entonces, ¡viví!”.

No hacerse la pendex
“A mi hijo le divierte muchísimo cómo soy. En cambio, a mi hija no. Me quiere, pero no le gusto. ‘Ese vestido ya no es para vos’, me dice. Ojo, me pongo lo que me queda bien, no me hago la pendex, no hay que ser una adolescente perpetua. Si no, caes en el ridículo.” Y con la misma convicción sostiene: “Yo no tengo asignaturas pendientes. Sé lo que es el amor, la pasión, la ternura. Ahora sé también lo que es tener una nieta. Y laburar, bancársela. Yo iba de mi casa a la Facultad caminando por no tener ni un mango. ¿Qué casillero no llené? Muchas amigas me dicen: ‘Lo que pasa es que vos podés’. Y yo les digo, ‘¡Vos podés también! ¡Hacelo!’”.

¿El amor puede llamar de vuelta a los 70? “¡Qué significa de vuelta?”, protesta. Para ella, más allá de las parejas, cualquiera puede hacerse y rehacerse de mil maneras. “Pintar, bailar, cantar, qué sé yo. Ahora yo prefiero no estar en pareja, me cansé de negociar con otro. Y quienes se me proponen no me interesan. Hace unos años elegí cantar y ya saqué un primer disco ( Tangos… De Corazón ) y me encontré con el apoyo de músicos como mi maestro José Pepo Ogivieki, o Donna Caroll y Oscar López Ruiz, mis padrinos musicales. Confiaron en mis condiciones más allá de mi edad. Si me hubieran dicho que iba a grabar un discos ‘de vieja’, y que iba a cantar y bailar en público, yo hubiera dicho ¿están locos? Pero ya ves. Aquí estoy. ¡Vivita y coleando!”.

De Handel a Shakira
María Slide (75), estudió Letras y dedicó su vida a los libros y los viajes. Hoy, con 75 años, en su casa de Almagro, da un taller literario para gente de su edad. “Ojo, también tengo algunos chicos de cuarenta”, aclara. “Yo quería ser escritora, pero terminé siendo una buena lectora. Viajé mucho, demasiado, y por eso no encontré el tiempo necesario para dedicarme a escribir”.

Ahora, con tres nietos, cuatro hijos y viuda de tres maridos, el tiempo sigue quedándole corto para hacer todo lo que desea. Sus maridos, por sus trabajos, la hicieron conocer buena parte del mundo y ella siente que con cada uno de los llenó su “corazón de amor y de paisajes. Tengo como un rumor feliz en la cabeza con todos esos recuerdos. Pero a los recuerdos los uso para ejercer la memoria, no para quedarme en la nostalgia”.

María sigue en acción: coordinar el taller semanal y también juntarse con un grupo de amantes del cine para ver películas y después debatirlas. “Además, yo adoro el teatro y una obrita por semana siempre me veo. Pero están los nietos. A mi me gusta que me digan abuela, porque la palabra no suena como antes, cuando ser abuela o abuelo era sinónimo de estar al final del camino. Yo cada día despierto y me digo: ‘¡Uy...! ¿Qué hora es?’. Siempre tengo la idea de que se me hace tarde. Algo tengo pendiente, algo tengo que hacer, algún libro tengo que terminar de leer. Soy así, y ando bárbara. El médico dice que soy un milagro. Yo le digo que no, que no fui ni seré una santita. Me siento bien, los huesos no me crujen y leo sin anteojos”.

Al observar su casa, un confortable departamento de tres ambientes, por un reflejo perejuicioso, se puede suponer que allí habita alguien de 30 o 40 años. María dice: “Es que a mí no me gustan los anticuarios. Soy minimalista: muebles simples, colores claros, mucha luz y un buen equipo de música. Me gusta mucho escuchar Handel, pero también llego a Madonna. Su CD me lo regalaron mis hijos. Aunque, te digo, ¡me encanta Shakira! ¿Qué pasa? ¿Te da risa? Y, bueno, mirá, envejecer: también es algo nuevo”.

lunes, 27 de octubre de 2014

Los nuevos “Ni-Ni”: están sin trabajo, tienen más de 60 y no pueden jubilarse

El drama del desempleo en la tercera edad.Son hombres que perdieron el empleo, y aunque suman más de 30 años de aportes no les dan la jubilación porque no cumplieron los 65. Calculan que son unos 40 mil en todo el país.

En movimiento. Hugo Daivez (izquierda) y otros ex compañeros de una papelera formaron una asociación que intenta juntar a todos los “Ni-Ni” de la tercera edad. Gustavo Castaing.

En movimiento. Hugo Daivez (izquierda) y otros ex compañeros de una papelera formaron una asociación que intenta juntar a todos los “Ni-Ni” de la tercera edad. Gustavo Castaing.

112

4K

Para reírse de la desgracia, se autodenominan los nuevos “Ni-Ni”. Pero no se trata de jóvenes que no estudian ni trabajan. “Somos personas que perdimos el empleo pocos años antes de llegar a la edad de la jubilación y ahora, aunque tenemos los 30 años de aportes que exige el sistema, no nos dejan jubilarnos. Tampoco conseguimos laburo. Por eso, ni somos trabajadores activos, ni somos jubilados”, dice Hugo Daivez. Cansado de salir a vender en la calle para subsistir, este hombre de 63 años se juntó con ex compañeros de una fábrica que están padeciendo la misma realidad. Piden que el Congreso sancione una ley de Jubilación Anticipada que les permita sumarse al régimen jubilatorio hasta cinco años antes de lo previsto por la ley (65 años para los hombres), aunque les hagan descuentos.

“Este problema existe, pero no vemos voluntad de solucionarlo en un contexto en el que se pierden puestos de trabajo y se vuelve difícil reinsertarse en el mercado laboral después de los 50 años”, le dijo a Clarín el diputado radical por la provincia de Buenos Aires Eduardo Santín, vicepresidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social de la Cámara baja. Dos proyectos para sancionar una ley de Jubilación Anticipada, uno del kirchnerismo y otro que lleva la firma del propio Santín, siguen trabados en la Comisión de Presupuesto.

Aunque no existe un estudio concreto, el diputado calcula que unas 40 mil personas que tienen los aportes necesarios pero no pueden jubilarse porque no llegan a la edad exigida –60 años para las mujeres, 65 para los varones– a pesar de estar cerca.

Ese universo es mucho menor a los 475 mil trabajadores que se estima empezarán a cobrar jubilaciones por adherirse a la moratoria que el Gobierno lanzó este año para que se puedan jubilar personas con pocos aportes. “Apoyamos esa política que se lanzó, pero creemos que se debería haber incluido nuestra situación. Por eso, presentamos una denuncia por discriminación en el Inadi y otra ante la Defensoría del Pueblo”, describió Daivez.

Si los beneficiarios de un régimen anticipado de jubilaciones fueran 40 mil personas –frente a los 5,9 millones de jubilados que ya están en el sistema–, el impacto fiscal para ampliar el beneficio representaría para el Estado unos 1.664 millones de pesos al año, una cifra importante, pero que no parece imposible.

“Yo trabajo desde los 18 años y tengo 41 años de aportes. Pero sin embargo no puedo jubilarme”, se queja Daivez. Con un grupo de ex compañeros de la papelera Massuh, donde trabajó hasta 2010, lanzó la organización. Massuh fue la empresa del partido de Quilmes que el ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno prometió estatizar en 2009, pero cerró definitivamente sus puertas un año más tarde.

Todavía sin una sede fija, el Movimiento de Trabajadores Desocupados con Más de 30 Años de Aportes busca juntar a todos los “Ni-Ni” de la tercera edad. Allí, organizan actividades para promover la ley e intentan dar contención a los desocupados que están en situaciones límite. En Facebook, con la sigla “Mtdmas30aa” ya sumaron casi 800 “Me gusta” y crecen los debates con personas en la misma situación radicadas en el interior del país.

“La mayoría de nosotros salimos a vender a la calle o el que tiene auto trabaja como remisero; si no tenés hijos que te ayuden es muy difícil y algunos compañeros están en la indigencia”, describe el presidente del Mtdmas30aa. “No tenemos PAMI, ni otra obra social y algunos terminan en la indigencia”, amplía.

Uno de los dos proyectos en danza prevé que los interesados puedan acceder a la jubilación anticipada, según sus promotores, sin que se note la erogación para el Estado. “El sistema compensa el costo fiscal, porque el dinero que se adelanta hasta cinco años antes de la edad correspondiente se prorratea y descuenta en los años siguientes de jubilación”, explica Santín. Se trata de un sistema similar al que rige en países de Europa como Francia y Alemania. La otra iniciativa prevé que, hasta llegar a la edad necesaria, los eventuales “jubilados anticipados” cobren sólo el 50 por ciento del haber y que la mitad que reciban funcione como un subsidio.

viernes, 24 de octubre de 2014

AAJA

AAJA 

ASOCIACION ARGENTINA DE JUBILADOS APORTANTES

ASOCIACION CIVIL SIN FINES DE LUCRO CON PERSONERIA JURIDICA 

Nº 941/2006

CONTINUAMOS LAS REUNIONES CON EL DR. JULIO PIUMATO, PARA DEJAR FORMALIZADAS NUESTRAS FUTURAS MARCHAS ALREDEDOR DE LA PIRAMIDE DE MAYO CON PANCARTAS ALUSIVAS A NUESTRA PROBLEMÁTICA, TODOS LOS MARTES DE 17,00 A 18,00 HORAS COMENZANDO EL MARTES 4 DE NOVIEMBRE

LOS ESPERAMOS, NO FALTEN, SIN LUCHA NO HAY VICTORIA

“…un pueblo que no protege a sus abuelos y no los trata bien, es un pueblo que no tiene futuro. No tiene futuro porque pierde la memoria y se separa de sus raíces” Papa Francisco

TODO LO NECESARIO PARA EL TRIUNFO DEL MAL ,ES QUE LOS BUENOS NO HAGAN NADA¡ UNO NO ES DISTINTO POR LO QUE DICE, SINO POR LO QUE HACE¡

CELEBRO Y AGRADEZCO LA COOPERACIÓN DE LOS QUE ASISTEN A NUESTRA REUNIONES ,SERÍA MUY IMPORTANTE TENER EN CUENTA QUE SE EVIDENCIA EN LOS ASISTENTES SUS PERSONALES DESEOS NO SOLO DE COLABORAR, SINO DE IR CONFORMANDO UNA VOLUNTAD PARA LLEGAR AL FIN TAN ESPERADO.

POR LO TANTO UNO DE LOS PUNTOS QUE ELEGIRÉ SERÁ, SIN VOLUNTAD, SIN PRESENCIA NO HABRÁ PROGRESO, DE MI PARTE, CUMPLO EN INFORMARLES FECHAS HORARIOS TEMAS, DARLES LA FUERZA Y ESPERANZA QUE LOGRAREMOS  COMO SEA,NUESTRO PROPÓSITO "HACERNOS RESPETAR Y VALER NUESTROS DERECHOS "

REPITO ES SU PRESENCIA LO QUE MANIFIESTA "LA UNIÓN HACE LA FUERZA" ¿SI ELLOS PUEDEN, PORQUE NOSOTROS NO?

SOLO PORQUE PONEN VOLUNTAD DE NO CORTAR EL CIRCULO QUE SE FORMA PARA EMPRENDER LA LUCHA,

UNO SOLO NO ES MULTITUD LES DIGO A TODOS, NO ES MI COOPERACIÓN ES LA DE TODOS, EL PRESENTE DEBE TRASFORMARSE EN FUTURO, NO APOYÁNDONOS EN  OTRO PARA QUE LUCHE SINO, "JUNTO A" PONIENDO ORDEN EN NUESTROS  PENSAMIENTOS, COLABORACIÓN Y ASISTENCIA PERFECTA¡ (como me enseñaron a subir los primeros peldaños en mi niñez y cuánto lo agradezco)

CON ESTAS PALABRAS COMIENZO MI DÍA PENSANDO EN TODOS, UN ABRAZO Y LES PIDO ASISTAN EL LUNES 27 A LAS 19HS DEMOSTRARÁN QUE DEJARON DE SER LOS "DESPECTIVAMENTE MAL LLAMADOS VIEJOS" PARA TRANSFORMARSE EN PERSONAS CON SUS NEURONAS EN PERFECTAS CONDICIONES¡

UN ABRAZO ALICIA

ALICIA VIGGIANO

Asociación Civil y Cultural Jubi@arte

Martin de Gainza 133 altura Yerbal al 1000 y Avda. Rivadavia 5600

LUNES 27-10 A LAS 19HS

martes, 21 de octubre de 2014

Fondos de la Anses

http://www.diariochaco.com/noticia/terada-afirma-la-perdida-de-reservas-del-banco-central-pone-en-peligro-los-fondos-de-la

La Diputada Nacional por la Coalición Cívica-ARI, Alicia Terada, afirmó  que "la pérdida constante de reservas del Banco Central pone en peligro los fondos de la ANSES ya que no sería la primera vez que el Gobierno Nacional toma fondos de los jubilados para tapar los agujeros fiscales haciéndole adquirir bonos" y agregó: "Es por eso que hace años en el ARI-Coalición Cívica insistimos que los fondos de la ANSES deben ser para los jubilados, específicamente pagando el 82% móvil para que de esa manera tanto este gobierno como los que lo sucedan tengan que terminar con la tentación de usar a la ANSES discrecionalmente como caja poli funcional para todos las políticas y proyectos que no tengan financiación de origen".

La Diputada Nacional advirtió esta situación al conocerse hoy datos que indican que luego de las elecciones el Banco Central pierde más de 5 millones de dólares por hora lo que está mostrando una alarmante caída de sus reservas.  "Ante este escenario no sería muy ilógico que estén pensando en emitir bonos nuevamente, ya lo hicieron con los Discount y el Bono para YPF, que obligarían a la ANSES a tomarlos con el fin de capitalizar al tesoro, cubriendo los desaciertos de la política económica, pero que perjudicarían la estabilidad de los fondos previsionales", dijo Terada y  remarcó: “Una situación como está aleja cada día más la posibilidad de mejorar ostensiblemente los haberes jubilatorios como venimos pidiendo hace años los que logramos sancionar la Ley del 82% móvil que fuera injustamente vetada por la presidenta" y dijo además que "luego nos tildan de irresponsables a quienes queremos mejorar la vida de los jubilados mientras que ellos se la pasan rifando esos fondos".

Por último,  Terada señaló que "la economía atraviesa una situación delicada, las provincias están endeudadas y dependen cada día más del centralismo perverso que, a manera de dádiva o de intercambio de favores políticos, ha logrado imponer el kirchnerismo, además la inflación hace mella en el poder adquisitivo de los trabajadores y mucho más en los jubilados ya que el haber mínimo no cubre ni la mitad de la canasta básica, es por eso que debemos ser serios y pararnos con firmeza ante los manotazos irresponsables de un gobierno que siempre ante situaciones delicadas no dudó en tomar los fondos de los jubilados para cubrirse y patear la pelota hacia adelante, mientras tanto los jubilados siguen siendo los postergados del modelo que ni siquiera pueden cobrar sus deudas previsionales con fallos favorables de la justicia a la que el gobierno ignora constantemente".

sábado, 18 de octubre de 2014

“Es vergonzoso lo que están haciendo conmigo”

 

“Es vergonzoso lo que están haciendo conmigo”

“Es vergonzoso lo que están haciendo conmigo”

Es lamentable y penoso tener que hacer público mi situación. Soy terapista ocupacional, trabajé durante 40 años de mi vida y al cumplir los 61 años, aún en actividad, por intermedio de un abogado obtuve mi jubilación.

A los dos años comencé a percibir la jubilación mínima. En ese tiempo mi salud se vio muy resentida, ya que hizo mella en mi físico el largo tiempo que ejercí en el piso o en colchonetas atendiendo a pacientes neurológicos, desde prematuros a ancianos. No me quedó otra posibilidad que dejar de ejercer mi profesión.

Al mismo tiempo mi esposo, José Luis Barbero, enfermó de cáncer de colon. Dos años de operaciones, quimioterapia y no pudo trabajar más. Al ser un trabajador independiente intentamos la jubilación por invalidez, pero nunca le salió. Intenté personalmente hacer los trámites de la pensión, como dicen los carteles en la oficina de la ANSeS de Campana y anuncia Diego Bossio, pero no pudimos obtener ningún resultado.

En 2008 mi esposo falleció a los 57 años, le faltaban aportes, obviamente. Hablé con el abogado de la sucursal de Campana y me remitió a un colega. Elegí uno entre los tres nombres que me dio. Ahora, después de dos años, este abogado me dice que para percibir la pensión mi marido debió estar trabajando en el momento en que murió.

El estaba internado, quemado por la última quimio, sin glóbulos bancos y era obvio que no podíamos abonar ni una obra social.

Ahora, el abogado me pidió que firme un poder para que un juez federal estudie el caso. Prevé que el fallo saldría entre 3 a 5 años, mínimo. Mi marido y yo trabajamos desde los 18 años. Es vergonzoso lo que están haciendo conmigo.

Silvia Pontoriero
silviahpontoriero@hotmail.com
Voces, reclamos y esperas de jubilados
Señor Diego Bossio, me dirijo a usted por este medio para intentar ser escuchada y para hacer público mi reclamo, agotadas ya todas las instancias correspondientes.

Trabajé durante más de 42 años en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA, ocupando sucesivamente todos los cargos docentes por concurso y varios de gestión; renuncié el 31 de marzo de 2013 a los que ocupaba en ese momento para jubilarme: era profesora titular plenaria con dedicación exclusiva y vicedecana de esa Facultad, además de investigador principal del Conicet.

Son 42 años de aportes previsionales realizados. Después de más de 18 meses de presentado, no he cobrado aún mi jubilación a pesar de haber recibido sentencia favorable al amparo por mora presentado ante la Cámara Federal de Seguridad Social, que fue desoído. Siento que injustamente se me castiga después de haber puesto lo mejor de mí durante tantos años.

Graciela Ferraro
gborriajms@hotmail.com
La moratoria previsional sigue dando que hablar. Por resolución dictada por la ANSeS no se permite la intervención de gestores ni abogados en sus trámites; los turnos tienen que ser obtenidos personalmente por los que quieran acogerse a este sistema; en cambio curiosamente se permite que intervenga La Cámpora.

El 4 de octubre por la mañana militantes con mesitas incluidas se colocaron en distintas esquinas de la avenida Rivadavia desde el 6300 al 7100 distribuyendo panfletos con la consigna: “Jubílese gratis sin abogados ni gestores ...”. Asesoraban e invitaban a charlas explicativas en sus comités. ¿Qué tienen que hacer militantes en un tema del que fueron excluidos profesionales? No se sabe, pero lo que queda claro es que cuentan con privilegios otorgados desde las esferas de GobiernoMario Parafati
malepara@yahoo.com.ar
La Presidenta anunció una nueva moratoria, pero en el caso de mi hermana le dijeron que no calificaba para acceder.

Debe esperar recibir la información de la AFIP. Ante nuestro gran asombro, ya que ella lo necesita imperiosamente por sus condiciones económicas, nos pusimos a averiguar los motivos. Dicen que todas las personas que son propietarias no pueden acceder a ese beneficio. Ella es propietaria de una vivienda multifamiliar heredada de mi padre. Tiene 15 años de aportes y sólo el ingreso de su marido.

Estaríamos eternamente agradecidos si este tema se da a conocer ya que el director ejecutivo de la ANSeS, Diego Bossio, explica con qué facilidad se jubilan las personas, pero nadie habla de las trabas que lo impiden.

María Cristina Cobos
loscores@ciudad.com.ar
El Gobierno recientemente abrió otra oportunidad para jubilarse a las personas que han llegado a la edad de lograr dicho beneficio, aunque sin tener los aportes necesarios, pagándose una parte de los aportes faltantes, acogiéndose a una moratoria, etc, etc.

Ahora yo me pregunto: ¿qué ocurre con las personas mayores que tienen los 30 años de aportes debidamente acreditados, pero no llegan a la edad requerida y que se encuentran desocupados, algunos viviendo de changas ocasionales, otros subsistiendo con las ayuda de sus hijos?

Convengamos que la persona que se queda sin trabajo después de los 55 años difícilmente pueda encausarse laboralmente, ya que nadie les da trabajo. Creo que este grupo de gente, que cumplió con parte de los requisitos exigidos, (30 años de aportes, debidamente certificados) tendría que disponer de una jubilación anticipada hasta que tenga la edad requerida por la Ley Previsional.

Jorge R. Sendra
jotaerresen@gmail.com
Si el adquirir dólares resulta una de las formas más prácticas de cubrirse al menos en parte de la inflación, no veo por qué nuestro gobierno nac&pop, le niega esa posibilidad a los más pobres y a los jubilados.

Un jubilado que cobra la mínima, por ejemplo, podría adquirir actualmente unos 300 dólares e ir gastándolos a lo largo del mes, como hacíamos de turistas en Brasil, cuando la alta inflación era de ellos.

Sería también una forma de practicar “la igualdad ante la ley”, tan cacareada como ignorada. Recuerdo una frase de Anatole France que al respecto decía: “¡Oh! la majestuosa igualdad que pregonan las leyes que prohíben tanto al pobre como al rico, mendigar en las calles, dormir bajo los puentes y robar pan” Miguel Angel Padilla
miguel.a.padilla@gmail.com

domingo, 12 de octubre de 2014

“Yo veo a ‘Don José Jubilado’ cada día más pobre”

 

“Yo veo a ‘Don José Jubilado’ cada día más pobre”

“Yo veo a ‘Don José Jubilado’ cada día más pobre”

Me duele el corazón al ver que el Gobierno nos trata como quien nada sabe y todo lo ignora. ¡No es necesario que difundan índices falsos acerca de la pobreza! Mi índice de pobreza lo veo cuando mi vecino ‘Don José Jubilado’ sale a la calle a comprar lo mínimo para su subsistencia y comprueba que no puede vivir con lo que le pagan; cuando recorre cuadras para evaluar en dónde está la fruta más barata que antes compraba, sin más, a la vuelta de su casa.

Yo veo a ‘Don José Jubilado’ más pobre cada día en estos últimos años y noto que hay más personas necesitadas cuando cada vez más me tocan el timbre para pedirme comida.

Todos nos hemos empobrecido en todo. La Argentina redobló su pobreza social, cultural, institucional en estos últimos años, que ya venía floja desde hace tiempo. ¡Muchos años! Dan lástima los hospitales, los trenes, las escuelas, la educación en general, la inseguridad, la droga, los robos, los accidentes. ¡Las actitudes de los argentinos se han empobrecido! ¡Somos más egoístas, individualistas y maleducados! ¡Más sucios! ¡Más brutos! Y no es culpa exclusiva de esta gestión. Lo que sí veo es que no se hizo mucho para revertir los síntomas en alguna de estas “enfermedades”. Por el contrario, muchas se han profundizado. Como la vida de ‘Don José Jubilado’.

¿Cómo empujaremos hacia adelante a esta Argentina empobrecida tan profundamente en su esencia? ¿Cómo recuperar la buena historia y superarnos para mejorar los daños que nos hemos causado? ¿Qué respuesta digna le daremos a nuestros hijos y nietos cuando nos miren a los ojos y nos pregunten ¿este es el país que nos dejan? Deseo y espero que ellos tengan mejores luces. Mejor inspiración para resolver sin enfrentamientos nuestro futuro inmediato en decadencia. Quiero creer que ellos sí podrán. ‘Don José Jubilado’, que vino de Galicia siendo apenas un adolescente, me jura que así será.

Jorge Luque
jorge.luque@hotmail.com
Voces, reclamos y esperas de jubilados
Nuevamente, en octubre hubo inconvenientes en la entrega de los pañales que realiza PAMI, para los ancianos que se encuentran imposibilitados. Otra vez con el mismo tema, jugando con nuestros ancianos. ¿Cuándo el PAMI podrá funcionar como se debe, sin tener que recurrir siempre a los medios para expresar nuestras protestas? Quiero dejar de quejarme, pero es el único medio que tengo para defender los derechos de mi madre, Ana Rosa Tarantino, de 90 años.

Graciela Graiño
gracielagraino@ymail.com
La ANSeS lo hizo de nuevo. Apeló la sentencia que le ordenaba reajustarme el haber y me condenó a seguir padeciendo.

Yo tuve la suerte de que Clarín, el 7 de junio pasado, publicara mi carta en donde explicaba que soy una persona oxigenodependiente, que vive atada a un concentrador de oxígeno eléctrico en mi domicilio, y que tuvo que sacar un préstamo de 10.000 pesos para comprar otro portátil, que no cubrió totalmente la obra social.

Tuve sentencias favorables, en primera y segunda instancia, pero la ANSeS apeló en primera instancia y lo acaba de hacer nuevamente el 11 de septiembre pese a estar al tanto de mi estado delicado de salud.

La ANSeS impulsa otra vez, la burocracia del papeleo a través de mi abogada y en la Cámara Nacional de Apelaciones de la Seguridad Social (SALA 1), que puede extenderse meses, habida cuenta de cientos y cientos de expedientes que tapizan todos los pasillos del edificio.

Yo no tengo tiempo para esperar esto otra vez. Soy presa de la desesperación. Después de mi primer carta se contactaron conmigo de la ANSeS y me aseguraron que si hubieran sabido que era oxigenodependiente no se habría apelado. Necesito una resolución urgente, ya no pueden decir que no saben mi estado de salud.

Virginia Roggerone
rpaz25@hotmail.com
Quiero denunciar que sistemáticamente (sin dudas por instrucciones de la empresa propietaria), los choferes de las líneas de colectivos 26 y 132 se niegan a cobrar la tarifa reducida a los jubilados, aún ante la presentación de la documentación que prueba dicha condición.

Héctor O. Manghi
hectorm400@hotmail.com
El Gobierno nacional agotó las reservas del Banco Central y los fondos de la ANSeS ya son insuficientes, puesto que además deben cubrir las asignaciones familiares por hijo; las pensiones no contributivas; el programa de computadoras, etc.

En su declaración de deuda el Gobierno no incluye los préstamos de la ANSeS. Tampoco los 25.000 millones de dólares de las sentencias favorables a jubilados y pensionados por reajustes en sus haberes cuyo pago se elude con artimañas y triquiñuelas.

El saqueo de los fondos, propiedad de los jubilados, pone en serio peligro el futuro pago de los haberes y por siniestra ironía colocaría a la ANSeS en default.

¿Será necesario destacar la inmoralidad de un Gobierno que medra con el pan de la clase pasiva en beneficio propio y de sus funcionarios?

Silvio Pizarro
iopedropizarro@gmail.com
Paso a relatar los problemas que me acarrea tener 61 años de edad. No me puedo jubilar, pese a tener aportados 38 años y 9 meses.

La ANSeS no soluciona absolutamente nada. No tengo ningún tipo de plan social, ni siquiera descuentos en los impuestos municipales. No tengo ni consigo trabajo de ningún tipo, pues soy una persona mayor.

Le pregunto a mis gobernantes: ¿de qué vivo? Mi esposa cobra la mínima. Pago luz, gas, barrido y limpieza y también servicios sanitarios y agua.

Reitero, ¿de qué vivo? Siento impotencia al ver las camionetas de la ANSeS en las plazas y acercándose a la gente para que tramiten la nueva moratoria sin ningún tipo de aportes. Por Dios, di todo de mi vida y no tengo recompensa del Estado. Creo no ser el único con el mismo caso. Pregunto: ¿para cuándo nosotros?

Ricardo Perregrini
ricardoalbertobariloche@hotmail.com

martes, 7 de octubre de 2014

Juicios

Jubilados: más fondos para juicios

El Gobierno amplió en $2.000 millones de pesos –de 6.500 millones a 8.500 millones– el presupuesto de este año para el pago de sentencias a favor de los jubilados de la ANSeS, según la Decisión Administrativa publicada ayer en el Boletín Oficial. Se estima que estos fondosalcanzarían para cancelar unas 10.000 sentencias más, llevando el total a 45.000 pagos. Según la ANSeS, “existen 303.630 causas en trámite de naturaleza previsional. De ese total, 265.307 son por reajuste de haberes”. Para 2015 el presupuesto prevé pagar sentencias por 10.500 millones de pesos.

sábado, 4 de octubre de 2014

“Entiendan que no se juega con los viejos”

 

“Entiendan que no se juega con los viejos”

“Entiendan que no se juega con los viejos”

Tengo 80 años y, como muchos otros, he reclamado por juicio lo que me corresponde de reajuste de mi haber. El 21 de septiembre de 2011 se le notificó a la ANSeS la sentencia a mi favor, la que está firme y pendiente de cumplimiento.

Desde esa fecha parece que no existe mi reclamo. He enviado más de 6 cartas documentos a las distintas gerencias, he iniciado expediente médico que determina la prioridad en el pago de mi jubilación, pero como dicen que soy adinerado por cobrar más de $ 5.000, no se me va a abonar por ahora.

La ANSeS ha apelado la sentencia que aprobó el monto que me corresponde ya hace casi dos años y todavía no se resolvió.

El 9 de agosto, cuando Diego Bossio, el director ejecutivo de la ANSeS, estuvo en la ciudad de Olavarría, donde vivo, me acerqué con mi hija y le entregamos una carta personalmente, que guardó en su bolsillo y me quedé con la esperanza de que la leyera. Muy amablemente, me dijo que lo haría.

Ese mismo día sufrí un descompensación. A partir de esa fecha he tenido tres ACV seguidos, que se suman a mis problemas coronarios. Con ayuda de mi familia es que ahora recurro a los medios para ver si de una vez por todas se cumple con mi reclamo.

Sinceramente he perdido las esperanzas. Me alegro de que muchos jubilados puedan cobrar, pero no todo lo que se dice es cierto. Mi caso lleva 3 años y 8 meses en la ANSeS y aún no vi un peso. ¿Será que esperan que me muera?

Ruego se apiaden y entiendan que no se juega con los viejos, si perdemos el respeto a nuestros mayores estamos perdidos.

Paulo Onorio
onoriopaulo@hotmail.com
Voces, reclamos y esperas de jubilados
Las asignaciones familiares por cónyuge que se abonan a jubilados y pensionados hace más de un año que se encuentran congeladas en $ 100 mensuales. Hay que puntualizar que mientras otras asignaciones recibieron importantes aumentos, ésta ha sido olvidada. Llama la atención que esa suma -irrisoria por cierto- que alcanza para alguno que otro boleto de tren o colectivo, no se ajuste por la inflación.

La falta de aumento de esta asignación en tiempo y forma debe ser analizada por los funcionarios con mayor celeridad, habida cuenta la crítica situación que está pasando gran parte de la clase pasiva, especialmente los que perciben la mínima.

Mario A. Parafati
malepara@yahoo.com.ar
No hay camas en el Hospital Piñero. Mi hermano capita por PAMI en dicho hospital. Ingresó el 15 de setiembre y estuvo desde las 10 hasta las 20 en una camilla en un box, donde estuve de pie durante esas 10 horas, hasta que por fin lo pasaron a una cama en la misma guardia. Otra gente esperaba en una camilla en el pasillo o en una silla de ruedas.

La cama en la que estaba, apenas tenía las sábanas. No había frazada, la almohada estaba sin funda y permaneció sin ser aseado hasta el tercer día, cuando lo limpiaron un poco antes de cambiarlo para irse. Se da por hecho que los parientes tienen que estar todo el tiempo, pues las enfermeras traen la comida y no pueden atenderlos. Los aparatos que sostienen el suero no funcionan, y no hay pie para trasladar al paciente con el suero. Lo peor es que no podíamos llevarlo a otro hospital porque no lo recibían por pertenecer al Piñero.

Sería interesante que los funcionarios se ocupen en serio de estos temas y atiendan los problemas de salud que padecen la pacientes de la tercera edad y gente de menores recursos. Aconsejo a estos funcionarios se queden varios días internados para ir viviendo lo que allí ocurre.

Agradezco a todos lo médicos, enfermeros y el resto del personal que hacen lo imposible para que este hospital funcione.

Estela Mastenbaum
elamastenbaum@fibertel.com.ar
Frente a las futuras elecciones de 2015, ya el posicionamiento de los distintos partidos políticos cubre todo el espectro de los problemas de nuestra sociedad, enfrentando a Gobierno y oposición.

Pero lo que me resulta muy llamativo es la unanimidad que se registra en un solo tema y es evitar referirse a la ley votada y vetada sobre la actualización del 82% del haber jubilatorio.

El Gobierno la vetó y si la oposición calla significa que otorga. O o sea, convalida. Aún espero voces valientes y comprometidas de políticos sinceros.

Bernardo G. Gwiazda
bgg12001@yahoo.com
Lamentablemente, por una causa u otra, siempre debemos recurrir a los medios para poder obtener una solución a nuestros problemas. En esta oportunidad quiero informar que el Banco Piano sucursal Caseros, en la provincia de Buenos Aires, cierra sus puertas a las 14 horas y a partir de esa hora no atiende el cobro de jubilaciones.

Consulté en la ANSeS y me dijeron que tenía que comunicarme con el Banco Central pues el Banco Piano se regula por la ley de entidades financieras. El Central me indicó que llamara a la Casa Central Banco Piano, ahí dijeron que llame al centro de atención de clientes. Llamé, pero oh sorpresa, me dijeron que no, que la denuncia la tenía que hacer en la Casa Central. Están “pasándose la pelota” entre entidades, es como si hubiera algo oculto y nadie se hace responsable.

Graciela Graiño
gracielagraino@ymail.com
El 20 de septiembre fue el Día del Jubilado y no sé si muchos lo festejaron, pero nosotros, los socios del Centro de Jubilados “Ciudad de Buenos Aires”, del barrio de Abasto, gracias al presidente, a quien con cariño llamamos Chiche, participamos de una gran fiesta. Hubo desfile de autos antiguos, del Autoclub de Berazategui, cantores y bailarines de tangos. Contamos con el privilegio de la Banda Sinfónica de la Prefectura Naval, después hubo un refrigerio y sorteo con varios premios.

Al término del evento, los dueños de los autos antiguos, nos llevaron a todos los jubilados a pasear por las calles del barrio, donde sentimos un volver a vivir. En el aire se respiraba alegría, cariño y agradecimiento a Dios por el hermoso día que compartimos.

Carmen E. Ciarello
anabrenta@yahoo.com.ar

domingo, 28 de septiembre de 2014

“Mi mamá ya lleva tres meses sin cobrar”

“Mi mamá ya lleva tres meses sin cobrar”

“Mi mamá ya lleva tres meses sin cobrar”

Entre la burocracia del Banco Nación y de la ANSeS una pensionada hace tres meses que no cobra y no sabe cuándo volverá a hacerlo. No le reconocen la supervivencia que ya hizo tres veces. Argumentan que lo hizo en una sucursal bancaria equivocada.

Hay que tener en cuenta que se trata de una persona discapacitada, que necesita hacer las cosas cerca de donde vive. La sucursal del Banco Nación de Avellaneda nos solicitó que fuésemos a la ANSeS a pedir un cambio de boca de pago, para adjuntar a la supervivencia. Trámite que hicimos para nada, porque finalmente tampoco lo aceptaron.

Mientras tanto, el pedido de erradicación de cuenta bancaria a la sucursal más cercana (la de Avellaneda), está, digamos, “suspendido en el aire” desde 2012. Lo he vuelto a tramitar en estos días, espero que con mejores resultados.

A esta altura, se debe hacer un pedido de reintegro de los meses no cobrados. Luego restan un sin fin de trámites bancarios con nombres tales como “revinculación de cuenta con el beneficio” y cosas semejantes, que ningún “ciudadano de a pie” entiende, para ser precisa.

A todo esto me pregunto: ¿qué beneficio?, si al fin y al cabo se trata de la pensión que le dejó su marido fallecido, tras laburar como obrero naval durante 40 años, para luego ser despedido sin indemnización y terminar cobrando la jubilación mínima seis años después. Esa mujer es mi madre, y tiene esquizofrenia desde hace muchos años.

Hoy contamos con certificado de discapacidad, y PAMI Avellaneda nos cubre la medicación, y nos ofrece un turno psiquiátrico mensual al que debemos llevarla personalmente, pues hemos solicitado el psiquiatra a domicilio, pero éste vino una sola vez. Hoy, nos vemos en la obligación de pagarle un hogar que nos cuesta $ 7.500 al mes; mientras su pensión no supera los $ 3.000. Hace tres meses que no contamos ya ni con ese dinero.

Mientras tanto, nadie dice o nadie sabe qué es lo que hay que hacer para que esto se resuelva. Un trámite sin principio ni fin. Un problema que nunca, pero nunca termina. Un verdadero agujero negro. Una tragedia, de esas tan kafkianas.

Carolina Dome
carolinabdome@gmail.com
Voces, reclamos y esperas de jubilados
El 22 de septiembre concurrí al PAMI para completar el empadronamiento como diabético. Trámite razonable para evitar abusos por parte de algunos afiliados inescrupulosos. Terminado éste, fui a la farmacia a retirar las tiras reactivas para el medidor de glucosa.

En un todo de acuerdo con la “década ganada” me informaron que no había tiras, pues el PAMI no abona sus obligaciones a las droguerías y que esperara unos días para ver si la situación se arreglaba. Señora Presidenta y exitosa abogada, ¿no será momento de cambiar la expresión referente a la década y llamarla desperdiciada?

Héctor H. Magliano
hectorhma@gmail.com
Señor ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Collia, me retiré del Hospital Interzonal de Agudos “Dr Luis Güemes” (Haedo) después de 32 años de trabajo en dicho lugar y otros aportes anteriores a la ANSeS. En 2012 empecé mi trámite jubilatorio (expediente N° 2968-2892/2012-0) el cual estuvo dormido en algún cajón desde entonces. Hoy se encuentra en la Dirección provincial de personal.

Necesito imperiosamente cobrar mi haber jubilatorio y la retribución especial (premio), ya que soy mi único sostén. Además sufro una enfermedad crónica grave e insuficiencia cardíaca. Es injusto estar sin cobrar nada después de tantos años de aporte y dedicación.

Ana María Bello
atenas192@hotmail.com
Señor Digo Bossio, la oficina de Trámites de Alta Complejidad tiene retenido en Cómputos y liquidación mi reajuste por movilidad docente, habiendo presentado las planillas autenticadas por ANSeS, que exige ese organismo, emitidas por la Dirección Administrativa Docente, en febrero y mayo de 2014. Hasta la fecha no he percibido el aumento que me corresponde, según la legislación vigente, desde julio de 2013. Debo aclarar que en la citada dependencia me han informado que “están liquidando las del año 2013”. En la era de la informática es inadmisible semejante respuesta.

Susana M. Promet
pipiberto@gmail.

Es considerable el esfuerzo que realizan los dirigentes y algunos médicos de las empresas de medicina prepaga, intentando permanentemente el aumento de las cuotas de sus afiliados y ahora pidiendo la formación de una mesa para consensuar con el Gobierno la parte económica y de esa forma evitar el copago, que tan fuerte fuera rechazado por la población. Esta mesa se debería encargar, además, de encontrar una solución al maltrato que reciben los usuarios.

La publicidad de las empresas de salud se centra en torno a la diversidad en su medicina y la calidad de su atención al paciente. Comienzan con precios competitivos para gente joven y la modernidad de sus aparatos de alta complejidad, pero se olvidan de decir que cuando el afiliado se encuentra en situación de jubilarse, comenzarán otro tipo de problemas y la cuota se encarecerá alrededor del 50%.

El afiliado joven no le ha generado gastos a la empresa y cuando el contacto se hace más intenso comienzan los problemas económicos. Creo que una solución sería que el Estado, tan amigo de los subsidios, se haga cargo de las diferencias resultantes cuando el afiliado tenga una determinada cantidad de años.

Carlos Méndez
carmendez78@hotmail.com
Me dirijo a ustedes para confesar mi tristeza en el momento de cobrar mi magra jubilación. En menos de una hora se me esfumó. Pago las expensas, remedios y servicios y no me queda casi nada.

Los jubilados no tenemos la posibilidad de hacer huelga y quedamos relegados. Ni siquiera llegamos al salario mínimo de un trabajador en actividad. Me pregunto: ¿no es una falta de respeto a gente que trabajó decentemente toda la vida y ahora no le alcanza ni para comer?

Jorge H. Giler
jorgegiler@yahoo.com.ar

lunes, 22 de septiembre de 2014

Más pagos de juicios

Elevarán 65% los fondos para pagar juicios de los jubilados

No invites al asado antes de cobrar. Grafiti en las paredes del ANSES

La economía y la campaña

El Gobierno destinó casi $ 12.000 millones para cancelar sentencias. Incluye también a retirados y pensionados de la Policía, Fuerzas Armadas y de Seguridad. Alcanzaría para unas 60.000 demandas.

Apilados. Así se acumulan los expedientes de los jubilados en los tribunales del fuero previsional. El traslado a los juzgados del interior alivió los edificios, pero no acortó los procesos.

Apilados. Así se acumulan los expedientes de los jubilados en los tribunales del fuero previsional. El traslado a los juzgados del interior alivió los edificios, pero no acortó los procesos.

En el proyecto de Presupuesto 2015 el Gobierno prevé pagar el año próximo 10.500 millones de pesos por sentencias a favor de los jubilados de la ANSeS. Y otros $ 1.456,5 millones para los fallos que benefician a retirados y pensionados de la Policía, de las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

Se estima que estos fondos alcanzarían para cancelar unas 60.000 sentencias, de las cuales 50.000 corresponderían a beneficiarios de la ANSeS y los otros 10.000 a las FF.AA. y de Seguridad.

De acuerdo con lo presupuestado para 2015 -el año de las elecciones presidenciales- el monto es un 65 % superior a lo que se fijó para 2014. En esa ocasión fue de $ 6.500 millones para los jubilados de la ANSeS (con un aumento de 61,5%) y de $ 755,8 millones (un 92,8% más) para los retirados y pensionados de las FF.AA. y de Seguridad.

Se estima, además, que en 2015 tendrá una incidencia plena la moratoria previsional recientemente sancionada por el Gobierno, por la que se estima que se podrán jubilar 500.000 trabajadores que tienen la edad requerida pero les faltan años de aportes para acceder al beneficio.

Y como está previsto en la ley de movilidad, en marzo y septiembre deberán aplicarse los aumentos que surjan de los índices de salarios y recaudación. Los aumentos de este año (11,31% en marzo y 17,21%, lo que da un acumulado del 30,4% anual) r esultaron inferiores a la inflación real que se proyecta al 40%. Ahora, el haber mínimo que cobra más de la mitad de los jubilados es de $ 3.231 mensuales.

Según la Cámara de la Seguridad Social, en los primeros 8 meses de este año la ANSeS interpuso 19.587 apelacione s contra las sentencias que favorecieron a los jubilados conforme a la doctrina de la Corte Suprema.

A su vez estaban pendiente de elevación a la Cámara 67.931 causas (depositadas en el edificio anexo de Lavalle 1441 a la espera de poder ingresar a las Salas) y 21.006 expedientes también sorteados a la Cámara pero sin giro de elevación por falta de espacio físico, en el edificio de Marcelo. T. de Alvear 1840 (sede de los juzgados de primera instancia) Por su parte, el proyecto de Presupuesto 2015 prevé que la ANSeS le transfiera al Tesoro Nacional los intereses del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSeS que se estima será de $ 48.048,5 millones, más de 4 veces lo que se destinará para el pago de juicios.

Aunque el incremento de la partida para el pago de juicios es importante, más aún por tratarse de un año electoral, el stock de juicios es elevado aunque los jueces de la Seguridad Social están dictando más sentencias.

Según la ANSeS, “existen 303.630 causas en trámite de naturaleza previsional. De ese total, 265.307 son por reajuste de haberes y el resto son juicios en los que se cuestiona el derecho al beneficio, el grado de invalidez del titular y otras cuestiones”.

En tanto, “durante los primeros ocho meses de 2014, la ANSES resolvió 28.139 sentencias, un 11,8% más con respecto al mismo período del año anterior, mientras las nuevas demandas contra la ANSES llegaron a 25.981 casos”.

En promedio las sentencias que se pagan rondan los $ 200.000, más el reajuste del haber de acuerdo a lo que fije la sentencia.

La mayoría de los juicios son por reajustes de los haberes luego de la crisis de 2001-2002. Y crecieron luego que la Corte Suprema dictara varios fallos favorables a las demandas de los jubilados, como el caso Badaro o Eliff o las demandas de los retirados de las FF.AA. y de Seguridad porque les liquidaron las jubilaciones sin incluir los rubros no remunerativos.

Ahora están ingresando menos demandas porque el reclamo por Badaro abarca a los que se jubilaron antes de diciembre de 2006, mientras la demanda por Eliff tiene menos impacto a partir de la aplicación de los índices de movilidad en 2009.

Para cobrar lo que ya determinó la Justicia, cada jubilado debe iniciar un juicio porque el Gobierno no extiende la doctrina de la Corte a todos los jubilados que están en la misma situación. Este reclamo está hace varios años en la Corte Suprema por una demanda colectiva presentada por la Defensoría del Pueblo. También la Corte tiene una gran demora en resolver las demandas de los jubilados de las Cajas provinciales transferidas a la ANSeS porque no se les aplican los beneficios de las leyes por las que se jubilaron. Y días atrás, el Alto Tribunal revocó las medidas cautelares dictadas por jueces a favor de los jubilados.